La República es algo más que poder elegir al jefe del EstadoJulio Anguita presentó su libro sobre la III República llamando a la acción y la unidad La periodista Carmen Reina define el libro "Conversaciones sobre la III República" como un manual de instrucciones de cómo poner en marcha la III República.

Gema Delgado 06/05/2013

Conversaciones sobre la III RepúblicaJulio Anguita y Carmen ReinaEl Páramo

Julio Anguita pasará a la historia como el hombre del “programa, programa y programa”, pero también como la cabeza lúcida que insiste en que la República es algo más que poder elegir al Jefe de Estado; que hay que llenarla de contenido. Y así lo ha hecho en su último libro “Conversaciones sobre la III República”. La periodista Carmen Reina, que le dio el formato de conversación, lo define como “un manual de instrucciones de cómo poner en marcha la III República”, un libro de divulgación “para la acción”.

Siempre hay mucha expectación ante lo que hace y dice Anguita. Así, a las 10 de la mañana del domingo 14 de abril, en el Ateneo de Madrid no quedaba una butaca vacía. Julio vino a Madrid a presentar su libro, con estas palabras: “Aquí lo tenéis, discutidlo, despedazadlo, mejoradlo. Hacer con él lo que queráis, menos leerlo y seguir hablando de la II República”. Llamó a la unión de todas las fuerzas en torno a un proyecto republicano y urgió a empezar a trabajar ya “porque si no nos van a traer “la republiquita” En el acto le acompañaron el director del Ateneo, Carlos Paris, el editor de El Páramo Ricardo G. Mestre, que ha publicado el libro, la periodista Carmen Reina, y el diputado Alberto Garzón.

Alberto Garzón, quien prologó el libro, perfiló un análisis de cómo hemos pasado de debatir sobre la crisis para hablar de la ausencia de democracia. “Una economía se puede caer en un trimestre, pero la concepción que tenemos del mundo cambia más lentamente. Lo que sucede es que si una crisis económica se prolonga, se convierte en una crisis ideológica de cuestionamiento de la ideología dominante.” Y eso es lo que está pasando. Contó que a los jóvenes les dijeron que si estudiaban, se preparaban, iban a vivir mejor que sus padres, y ahora se encuentran con que todo es mentira y son la primera generación que va a vivir peor que sus padres. La gente ya se cuestiona todo: el sistema, las relaciones con el Estado, etc.

El diputado de Izquierda Unida explicó el proceso deconstituyente en que vivimos. “La Constitución se ha vaciado de poder en beneficio de las supranacionales. Hoy el Parlamento es un teatro de sombras. No se debate sobre si imprimimos o no dinero para acabar con las desigualdades, sino sobre si se puede fumar o no en los bares”. En este contexto “cada vez es más importante una III República como proyecto que condense la transformación total en las instituciones que conforman la democracia”.

Ese proyecto es el que ha publicado Julio Anguita que, como buen maestro, es diestro en las artes de provocar y motivar a su interlocutor: “La bandera republicana no me dice nada. Ni el himno de Riego si no tiene propuestas de contenido. Yo no quiero hablar de República en general, sino de ésta República con contenidos”.

Antes de hacerlo, preparó el escenario hablando de las dos “abducciones” que ha sufrido el pueblo español en los últimos años. La primera fue en la Transición, con la palabra “democracia” que se planteó como negación de la dictadura, una moda con un poder tautológico para resolverlo todo, se hablaba hasta de “precios democráticos”, pero nunca se la dotó de contenidos ni de propuestas concretas. La segunda abducción llegó con Europa, “cuando se planteó como un porvenir futuro al que había que sacrificarlo todo”. Nadie se atrevía a cuestionarlo porque era tachado de antieuropeista. Se impuso el grito animal sobre la intelectualidad y contó que en la campaña electoral para decidir sobre la Constitución Europea, los cantantes de Macarena salieron diciendo “No la hemos leído y por eso la vamos a votar”.

Anguita teme que el tercer engaño del pueblo español venga de la mano de la República, y que sea el Poder quien nos lo traiga, “que venga del juego de los poderes de maniobra paladina, como ya pasó con la I República, donde fueron los diputados monárquicos los que la votaron”. Una República que sea otro bienio negro, conservador y con riesgo sangriento.

Situados en el momento en que nos encontramos, con una monarquía que hace aguas por todas partes y entre los intentos de salvar la casa con Felipe IV y la osadía de que el poder nos traiga su República, Julio Anguita habló de las propuestas desarrolladas en su libro. La estructura responde a tres preguntas: ¿por qué la República? ¿Qué República? ¿Y cómo?

El qué República, los contenidos los ha estructurado Anguita en 7 ejes:
1. El Conjunto de poderes económicos, políticos y sociales que puede hacer que los principios se cumplan o no.
2. Declaración de los Derechos Humanos y de la Carta de la Tierra.
3. Democracia radical, con un nuevo sistema electoral.
4. La paz, ligada a los derechos civiles (educación, sanidad…) no a la seguridad y las fuerzas armadas, y debate sobre el futuro de los ejércitos
5. La austeridad como un eje que vertebre la III República. Una austeridad que no es la de los recortes, sino la de vivir con decoro, con lo necesario, sin derroches, y con una reforma fiscal que saque el dinero de donde está acumulado.
6. Laicidad, como racionalidad. Que el Estado se separe de la Iglesia.
7. Una Europa alternativa, pero no sólo Europa. También Iberoamérica.

Publicado en el Nº 260 de la edición impresa de Mundo Obrero mayo 2013

En esta sección

La elecciónPoética capitalistaMunicipalismo y culturaNuestra Historia y los combates por la Historia de Josep FontanaCultura

Del autor/a

En defensa del olivar tradicionalGuillermo Úcar: “No podemos normalizar que nuestra relación laboral sea como falsos autónomos y se nos contrate por horas” Estados Unidos persigue un colapso económico total de Venezuela aunque la población tenga que sufrirCarlos Sánchez Mato: “Presentamos una alternativa para quienes consideran que su Madrid no es el de los recortes y políticas de la derecha impuestas por Montoro y aceptadas por Manuela Carmena”Elena Ortega: “La justicia es una herramienta para mantener los pilares del Estado y del régimen”