Lanzamiento de misiles desde la Base Naval de RotaSiria: ¡España en guerra! El diario libanés As Safir citando fuentes diplomáticas rusas informó del lanzamiento desde España de dos misiles balísticos contra Siria.

Eduardo Luque Guerrero. Analista 17/09/2013

No ha sido gracias a esos ejemplos de prensa libre que tenemos en este país. No ha sido gracias a El país, La Vanguardia, ABC o El Mundo; su capacidad para hacer auténtico periodismo, no pasa en el mejor de los casos, de ir más allá de buscar en el BOE cuál era la subvención a la que pueden acogerse y cuál es la noticia a transmitir que convenga al partido gobernante o la oposición.

Ha sido el diario libanés As Safir quién citando fuentes diplomáticas rusas nos ha informado. Los teletipos de todo el mundo se han hecho eco, el día 3 de septiembre, en un confuso comunicado, se afirmó que habían sido lanzados dos misiles balísticos contra Siria, los radares de alerta temprana del ejército ruso los habían detectado. Israel se atribuyó la autoría del lanzamiento argumentando que habían sido meramente unas maniobras conjuntas con la armada de los EEUU.

La información que ahora poseemos, procedente del citado diario libanés y otras fuentes, en especial los informes diplomáticos rusos indican, bien al contrario, que fue mucho más, muchísimo más.

La primera información es sencillamente gravísima. Los misiles balísticos habían sido lanzados desde la base Naval de Rota en España, dentro de aguas territoriales. Desde ese momento, fuimos objetivos de primer orden en la respuesta militar de Rusia. España, al permitir el lanzamiento, había entrado en guerra contra Siria y Rusia (si este país apoyaba a aquel) y el Parlamento español mirando al techo y viendo las goteras.

Las fuentes rusas afirman que los dos misiles fueron detectados y neutralizados por las fuerzas antimisiles de ese país. Los servicios de inteligencia rusos se comunicaron con los norteamericanos con el argumento siguiente: “atacar Damasco es atacar Moscú”, la determinación rusa de utilizar todos los medios para defender Damasco, provocó la confusión en el gobierno norteamericano y propició la búsqueda de soluciones diplomáticas. EEUU reaccionó y consiguió que Israel asumiera el lanzamiento de los misiles. Reconocer los lanzamientos, el origen y la trayectoria de impacto implicaba iniciar una escalada militar de muy difícil control. Podría haber sido interpretado como una acción agresiva contra Moscú que implicaría una respuesta inmediata.

La Casa Blanca no tuvo más remedio que admitir el protagonismo del presidente Putin y su ministro de Asuntos Exteriores en la crisis Siria. El reforzamiento de la presencia de la Marina rusa en el Mediterráneo Oriental y la propuesta de acuerdo que ahora se persigue, fueron también las condiciones impuestas por Rusia. Se abre una ventana política para la negociación.
De haberse generalizado el conflicto, hoy ciudadanos de Rota, Barcelona, Madrid u otras ciudades habrían pagado las terribles consecuencias.

Queda en el aire la misma pregunta, ¿Cuándo dará explicaciones Rajoy? ¿Dónde está nuestra soberanía? ¿Quó control tiene el Parlamento y el gobierno sobre las naves de guerra de otros países? ¿Dónde está nuestra democracia?

En esta sección

"El aislamiento a Cuba no ha funcionado"Maite Mola: “Sin paz en Ucrania, la crisis humanitaria será incontrolable”Hoja Informativa: Un nuevo rumbo para CubaLa libertad de los 5, primer paso hacia el fin del bloqueo y de la posición comúnCuba y EE.UU inician un nuevo periodo en sus relaciones diplomáticas y económicas

Del autor/a

Siria: La guerra que no se debe ganarLas razones de una guerra: UcraniaUcrania: el fascismo avanzaFascismo y guerra mediática en UcraniaLibia, Siria, Venezuela, Ucrania…el patrón que se repite