Para que en su día "podamos hablar de la tumba de la Troika"Cayo Lara anima a las 33 fuerzas que participan en el Congreso del PIE a trabajar unidas "contra el capitalismo salvaje" El máximo responsable de IU realizó un claro llamamiento a la unidad de toda la izquierda alternativa de Europa frente al “enemigo común” de la derecha económica.

Izquierda Unida Federal 13/12/2013

El coordinador federal de IU interviene como responsable de la formación anfitriona en la inauguración del cónclave del Partido de la Izquierda Europea y hace un claro llamamiento a la unidad de toda la izquierda alternativa frente al “enemigo común” de la derecha económica.
El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, inició hoy su intervención de bienvenida como responsable de la organización anfitriona ante el Plenario del IV Congreso del Partido de la Izquierda Europea (PIE) utilizando una renovada versión del conocido ‘¡No pasarán!’. Lara animó a los representantes de las 33 formaciones de la izquierda alternativa representadas en esta reunión para que recuperen ese eslogan, definan un objetivo común en Europa y trabajen desde hoy para que su labor sea el comienzo de “la tumba de la troika”. Hay que “combatir esta locura, ese capitalismo salvaje incompatible con la democracia” que representan el Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea.
“Bienvenidos al Madrid –arengó- del que un día se dijo que sería la tumba del fascismo. Nuestros combatientes no lo consiguieron entonces, pero hoy sí nos toca conseguir que este Congreso del PIE sirva para dar un paso más, para que en su día podamos hablar de la tumba de la troika”.
 
El máximo responsable de IU realizó un claro llamamiento a la unidad de toda la izquierda alternativa de Europa frente al “enemigo común” de la derecha económica. Indicó que a ésta hay que enfrentarle una oposición contundente basada en una Europa social, que garantice la igualdad y la solidaridad en la Unión Europea (UE).
 
En este contexto, alertó del resurgir de populismos y fascismos cuando la política no resuelve los problemas de los trabajadores. Cuando los políticos no aciertan a dar las respuestas convenientes “generan problemas y entran en escándalos de corrupción; se da el caldo de cultivo para que crezcan partidos populistas y fascistas. Eso es peligrosísimo”.
 
Lara ha reconocido que los partidos de la izquierda europea tienen diferencias pero, al tiempo, abogó por la unión para ofrecer un frente sin fisuras. “¿Por qué la derecha -preguntó- no tiene tantos problemas para unir diferencias y ponerse de acuerdo en lo fundamental? ¿Por qué en la izquierda tenemos tantos problemas para confrontar contra el enemigo común? Estamos aparentemente muy lejos, pero si no forzamos la alternativa de la izquierda europea, seguirán ganando los de siempre”.
 
Consideró imprescindible esta unión dentro de un proyecto en el que también se necesita que participen el tejido social y sindical. Explicó esta necesidad y, al tiempo, alertó de que si la izquierda consigue realmente acceder a los gobiernos se encontrará con una oposición de la derecha a través de sus “mecanismos. Podemos tener un día el gobierno, pero tener gobiernos no significa tener el poder”.
 
El máximo responsable de IU expuso que, para poder aplicar estas medidas, se necesita “tener al pueblo organizado” y contar con unos sindicatos “fuertes y potentes”. Puso como ejemplo la ley antidesahucios impulsada por IU en la Junta de Andalucía y cómo ésta está siendo duramente respondida tanto por el Gobierno del PP, como por el resto de la derecha y el poder económico.
 
Cayo Lara aprovechó también su intervención para realizar una férrea defensa de la labor de los sindicatos de clase en toda Europa, pero en especial en nuestro país, frente a “los ataques de los que están siendo objeto. Quieren acabar con este tronco de defensa de los derechos de los trabajadores. Sin la unidad a través de los sindicatos de clase no hubiéramos conseguido las conquistas de los últimos años”.
 
En una alusión indirecta a la nueva Ley de Seguridad Ciudadana impulsada por el Gobierno del PP, cuyo ejemplo extendió a toda Europa, afirmó que la derecha, el neoliberalismo, “no quieren ni que protestemos ante la dureza de sus ataques”. Estimó que no hacen otra cosa que aumentar la pobreza y la desigualdad social en la UE. Los gobiernos están “aumentando las medidas represoras contra las protestas de los ciudadanos”.
 
Estableció entre los objetivos para los próximos años conquistar de nuevo la democracia para los ciudadanos y “arrancarla de manos del poder financiero y tecnócrata”, que “desmonta el Estado del bienestar y suprime los derechos sociales y laborales”.
 
Habló también de luchar “contra la dependencia y especulación financiera” y “plantar cara a la deuda ilegítima”. Lamentó que el Banco Central Europeo no haya actuado como un verdadero “banco de los Estados” para impedir “que nadie especule con el sufrimiento de la gente”.

En esta sección

Jesús Santrich: “La obstaculización de la Corte Constitucional a la implementación de los Acuerdos de Paz podría resolverse con la acción clara y contundente del Presidente de la República”2ª Crónica. Sierra Maestra y la prisión de Khiam3ª Crónica. Tiro4ª Crónica. Ein el Hilweh, la capital de los campos de refugiados palestinosLa Universidad de Verano del PIE comienza hoy analizando los efectos de la globalización y las alternativas de la izquierda

Del autor/a

Garzón denuncia que la rebaja fiscal pactada por PP y C's dentro de su acuerdo sobre el techo del gasto es una "inmensa" mentira liberal contra las clases populares"La 1ª asamblea de activistas de IU del próximo sábado busca ser “un evento para fortalecer la actuación entre gente distinta que nos consideramos de izquierdas"Garzón arranca a Sánchez compromisos concretos sobre apoyo del PSOE a despenalización de la eutanasia y reforma electoralGarzón se compromete ante quienes lucharon con un coste altísimo contra el franquismo, a continuar esa lucha para mejorar esta democracia de mínimosGarzón señala que la pésima actuación de Bárcenas en el Congreso demuestra que el Partido de Rajoy y el que fuera su hombre de confianza tienen un pacto de silencio