Resolución IV Congreso del PIEAcerca de una política de migración de la izquierda europea

Partido de la Izquierda Europea (PIE) 15/12/2013

Después de veinte años tenemos la oportunidad y la obligación de hacer una revisión de la política de una Europa fortaleza, considerada como un estado de represión y restricciones a los inmigrantes y a la libre circulación de los refugiados en Europa. La crítica es absolutamente necesaria, no sólo para señalar que esta política es ineficaz y que los países del sur de Europa sufren unas cargas financieras desproporcionadas debido a sus límites territoriales, sino también que el Estado de Derecho y la cultura jurídica en general han ido en declive en todos los estados de la UE en beneficio de los partidos derechistas y racistas que incrementan su presencia y su acción invocando a los flujos de inmigración en Europa.

En los siglos 20 y 21 los flujos migratorios han seguido aumentando. Las principales causas son persecuciones, guerras civiles y la pobreza que viven millones de personas en varios países. De acuerdo con las cifras anuales de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas a finales de 2012, había más de 45,2 millones de refugiados en todo el mundo, en busca de un lugar seguro donde vivir. De acuerdo con los datos de septiembre de 2013, 235 millones de migrantes se mueven alrededor del mundo en busca de una vida mejor.

A los refugiados políticos en busca de asilo político y a los refugiados de guerras en busca de asilo político o del estatuto de protección subsidiaria en virtud de la Convención de Ginebra de 1951, se les impidió entrar en territorio europeo a pesar de lo que prevén los tratados internacionales. Y cuando entran detenidos en centros de detención y no en centros abiertos de acogida, esperan, en muchos casos muchos años, una decisión sobre su admisión, que suele ser negativa. Los refugiados de guerra, sobre todo de Siria, son tratados como basura, por lo que se ahogan familias enteras en el mar y los que logran sobrevivir son detenidos en condiciones espantosas, hasta que obtienen un permiso de residencia temporal.

Los migrantes que buscan trabajo en Europa son considerados como enemigos por la UE. Hoy en día, la crisis financiera se invoca ostensiblemente en contra de ellos, pero se veían de la misma manera antes de la crisis y el desempleo, ya que las clases dominantes les destinaban al trabajo ilegal con el fin de reducir los salarios y empeorar las relaciones laborales. "Ellos no se preocupan de restablecer el orden, sino en manejar el trastorno."

Miles de inmigrantes que viven desde hace muchos años en un estado miembro de la UE son ilegales, porque el gobierno no proporciona oportunidades para su legalización. Otros quieren irse a casa, pero no pueden regresar porque el programa de la repatriación no es generoso. El Partido de la Izquierda Europea no puede seguir siendo un espectador pasivo en el tema de la migración o, incluso más, no puede permitir que los Ministros de orden público de los Estados miembros de la UE y los partidos neofascistas en toda Europa se ocupen de las cuestiones de migración sin problema alguno.

Respetar los tratados internacionales en materia de asilo, la eliminación de Dublín II, la distribución proporcional de los refugiados entre los países de la UE, la legalización de los inmigrantes indocumentados que viven y trabajan en Europa y han ganado enlaces bióticos y sociales con su país de residencia, el trato realista de la inmigración, como un asunto internacional y permanente, la asunción de las responsabilidades de la Unión Europea sobre la pobreza y las guerras en los países de origen de los refugiados y migrantes, generosos incentivos para la repatriación de los migrantes que desean abandonar los estados de la UE, podrían proporcionar un marco suficiente en una acción conjunta del Partido de la Izquierda Europea y los ciudadanos de Europa, creando así una política de migración de la izquierda europea.

Traducción: José Luis Martínez

En esta sección

Es más importante que nunca plantear una alternativa que demuestre que otra Europa es posibleMario Isea: “Pedimos que nos permitan resolver nuestros problemas en paz, sin injerencias”El "golpe suave" en Venezuela en cinco pasosProbados en combate los U2, Madonna, Amnistía Internacional y periodistas. Trabajan para la aceptación social de los crímenes del ente sionista del apartheidDía 32 del Hambre. El sionismo se ha propuesto asesinar a los prisioneros y prisioneras de Palestina. ¿Qué va a hacer la ONU?

Del autor/a

Declaración breve de la Conferencia Mediterránea de la IzquierdaEl Partido de la Izquierda Europea y su Vicepresidenta Maite Mola felicitan al pueblo de Ecuador y al nuevo Presidente Lenín MorenoBenalmádena acoge este fin de semana la III Conferencia del Mediterráneo de la IzquierdaEl Partido de la Izquierda Europea lanza una campaña contra la trata de mujeresEl Partido de la Izquierda Europea rinde homenaje a Roxa Luxemburg y Karl Liebknecht