Resolución del IV Congreso del PIESobre Cuba

Partido de la Izquierda Europea (PIE) 19/12/2013

El pueblo cubano ha realizado desde hace casi tres años un esfuerzo extraordinario para actualizar su modelo económico. Eta actualización del socialismo cubano es el resultado de un largo proceso que contempló cómo millones de cubanos mantuvieron un debate sobre su visión del futuro del país y de su revolución. En Cuba, socialismo y soberanía son parte del mismo proceso: el triunfo contra la dictadura de 1959 fue también la conquista de la independencia.

El debate que tuvo lugar en 2008 se croncretó en una serie de medidas que tenían como objetivo fortalecer sectores estratégicos que se mantienen bajo el control del Estado y el desarrollo de una economía social y de sectores de autoempleo dirigidos a una nueva dinámica de creación de puestos de trabajo.

El pueblo cubano desea preservar y fortalecer los logros de medio siglo de proceso revolucionario: Cuba es uno de los pocos países que han alcanzado los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Esto quiere decir que Cuba ha erradicado la pobreza extrema y el hambre, ha traído a su población educación primaria universal y ha reducido significativamente la mortalidad infantil.

Se ha realizado un progreso significativo en la igualdad de género y en el acceso de las muejres a la política. Por ejemplo, el 45% de los escaños de la Asamblea Nacional del Poder Popular están ocupados por mujeres, y nueve de las quince Asambleas Provinciales son encabezadas por mujeres. Cuba comparte su progreso con los países de Latinoamérica y el resto de los países en vía de desarrollo desarrolando su cooperación en el ambito de la salud, la educación y el deporte. La “Operación milagro” ha beneficiado a decenas de miles de personas que han podido recuperar la vista gracias a los médicos cubanos.

Estos progresos son reconocidos en todo el mundo, pero la tarea que tienen por delante es enorme para un país que ha vivido bajo la presión de un bloqueo económico, comercial y financiero que le ha impedido desarrollarse en condiciones normales.

El bloqueo incrementa los costes de transporte de sus exportaciones e importaciones, impide el acceso cubano al crédito y la financiación en las condiciones normales de cualquier otro Estado. El coste humano es considerable: falta de acceso al progreso científico y tecnológico que permitiría a la Sanidad pública cubana tratar determinadas enfermedades con menor sufrimiento para los pacientes.

El pasado 29 de octubre, al igual que durante los últimos 22 años, el gobierno cubano ha sometido a votación de la Asamblea General de la ONU una resolución llamando a la condena del bloqueo. Esta resolución, de nuevo, logró un voto masivo: 188 países votaron a favor de esta resolución. Sólo EE.UU. e Israel votaron en contra.

Este voto muestra el aislamiento de la política de Washington hacia Cuba.

Todos los países de Latinoamérica, no sólo aquellos gobernados por fuerzas progresistas, mantienen relaciones de cooperación con Cuba y le otorgan el lugar que merece dando a cuba la presidencia de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

El bloqueo impuesto contra Cuba, una flagrante violación de los derechos humanos, tiene un coste difícil de aguantar para cualquier país1.

El PIE ha expresado repetidamente su solidaridad con el pueblo cubano y su revolución. Esta solidaridad fue reiterada durante la visita de una delegación del PIE en marzo de 2012 que condujo a fundar una cooperación más regular con los camaradas cubanos.

El PIE reafirma su fuerte compromiso por el fin del bloque anacrónico y criminal contra un pueblo que se atrevió a desafiar la dominación de EE.UU. y que quiere construir una nueva sociedad libre del capitalismo. La liberación de los cuatro ciudadanos cubanos prisioneros en cárceles de EE.UU. tras un juicio manipulado políticamente es una de las primera medidas políticas que la Administración de Obama debería realizar para vertebrar una relación basada en el respeto y la no interferencia, tal y como ha reclamado el gobierno cubano.

El PIE continuará movilizándose contra la “posición común” adoptada por la UE en 1996, que no puede seguir siendo la base de las relaciones con Cuba. Nada justifica que Cuba sea el único país del mundo al que la UE impone una política tal, que condiciona toda cooperación al abandono de su soberanía y a la renuncia de la voluntad de un pueblo entero.

El PIE apoya al pueblo cubano en sus esfuerzos para avanzar en la construción de su propio socialismo y continuará actuando a favor de una relación de respeto y cooperación.

Nota:
1.El coste estimado es de 1,157 billones de dólares . El déficit comercial fue de 2,4 billones de dólares en abril de 2013 y representa el 78% de los ingresos de la isla.


Traducción: José Sarrión

En esta sección

Hacia un segundo Foro de fuerzas de izquierdas, verdes y progresistas europeasAlbiol denuncia el “agravio comparativo” impuesto por el Gobierno del PP en la próxima visita de Mahmoud AbbasVenezuela ante la guerra económica de la burguesía, del imperio y su guerra mediáticaLa diplomacia económica y los derechos humanosEl PCE rechaza las sanciones impuestas a Venezuela y exige a la UE el cese de sus actuaciones injerencistas y belicistas

Del autor/a

Comunicado del Partido de la Izquierda Europea (PIE) ante el asesinato de 9 campesinos en ColombiaLlamamiento a los municipios europeos por una Red de Ciudades Libres de TrataEl PIE apoya el compromiso con la paz en ColombiaDeclaración breve de la Conferencia Mediterránea de la IzquierdaEl Partido de la Izquierda Europea y su Vicepresidenta Maite Mola felicitan al pueblo de Ecuador y al nuevo Presidente Lenín Moreno