PP y PSOE coautores, junto con la derecha nacionalista, de las políticas antisociales de la Unión EuropeaPPSOE: El bipartidismo en la Unión Europea, dos caras de la misma moneda Populares europeos (PP) y socialdemócratas (PSOE), han votado conjuntamente más del 73% del total de las decisiones tomadas en el Parlamento Europeo.

José Criado García 13/05/2014

En el segundo semestre de 2009 arrancó la legislatura del Parlamento Europeo que ahora termina y que, indudablemente, ha estado marcada por los estragos de la crisis-estafa y las nefastas consecuencias de las políticas alentadas, recomendadas o, en muchos casos, directamente impuestas por las principales Instituciones Europeas -Comisión Europea, Consejo Europeo, Parlamento Europeo y Banco Central Europeo-.

Todas las personas trabajadoras -con mayor crudeza las del sur de Europa- hemos sufrido esa mal llamada austeridad en forma de recortes de nuestros derechos sociales y laborales, de desempleo masivo y precariedad laboral, de privatizaciones y cierre de servicios públicos e, incluso, de ataques a nuestras libertades civiles y políticas.

Diseñado y alentado desde Bruselas, pero aplicado y desarrollado dócilmente bajo la complicidad de los diferentes Gobiernos nacionales, este ataque permanente al bienestar de la mayoría social que conforman las personas que viven o intentan vivir de su trabajo, este 'austericidio', tiene a la derecha (PPE) y a la socialdemocracia europea (S&D) como padre y madre, como principales actores corresponsables de su aplicación y elaboración siempre con la estrecha colaboración de los partidos liberales europeos (ALDE).

Este consenso entre la derecha y la socialdemocracia se demuestra tanto a nivel de los gobiernos de los Estados miembros, es decir, en el Consejo Europeo (a pesar de las promesas de Hollande durante la campaña electoral, su gobierno finalmente firmó el Tratado de Estabilidad y Gobernanza de la UE), como en la Comisión Europea (populares -13 comisarios-, y liberales -8 comisarios-, cogobiernan y colegislan junto con los 7 comisarios socialdemócratas las mismas políticas, todos presididos por Durao Barroso elegido con el voto favorable del PSOE).

Así, el Gobierno de la UE -la Comisión Europea- que durante los últimos cinco años ha impuesto la agenda neoliberal de recortes y privatizaciones, se conformó a través de un consenso entre populares, socialdemócratas y liberales con la única excepción de la Izquierda Europea.

Además, desde 2009, las principales Instituciones Europeas trabajan dentro del marco diseñado y aprobado conjuntamente por la derecha y la socialdemocracia europea: el Tratado de Lisboa que supuso un refuerzo de los principios y políticas neoliberales -desregulación, libre comercio, desprotección y total protagonismo al mercado como ente regulador de la vida de las personas- y el abandono democrático del proyecto europeo.

Una vez pactado entre ellos este telón de fondo que dejaba a la ciudadanía fuera de las decisiones importantes y la alejaba de la toma de decisión, populares europeos (PP) y socialdemócratas (PSOE), aliados la mayoría de las veces con los partidos liberales (CiU y PNV), han votado conjuntamente más del 73% del total de las decisiones que se han tomado durante los últimos cinco años en el Parlamento Europeo.

La aprobación del paquete de medidas económicas conocido como 'Gobernanza económica' y que, entre otros puntos, supone que instituciones no elegidas por la ciudadanía decidan sobre aspectos tan básicos como los presupuestos anuales de cada Estado y que da prioridad a la reducción del déficit frente al necesario gasto social en sanidad o educación; la reforma fallida de una Política Agraria Común, que seguirá destinando más del 70% de las ayudas a menos del 20% de los productores y que sigue sin tener en cuenta el papel de los y los trabajadores agrarios; el diseño y aprobación de un Marco Presupuestario Plurianual para la UE recortado y bajo la lógica fallida de la austeridad; la instrumentalización de los derechos humanos como mera herramienta para defender los intereses económicos de las multinacionales europeas acompañados de la firma de Acuerdos de Libre Comercio; son ejemplos de las medidas y políticas que han contado a lo largo de los últimos años con el apoyo firme y conjunto de socialdemócratas y populares.

Ante el desconocimiento y la teatralización en época electoral de diferencias que no son tales a la hora de votar las políticas que, desde Europa, afectan al bienestar y a la vida del conjunto de ciudadanos europeos, es necesario aclarar la existencia de facto de esa 'gran coalición' PPE-S&D (PP-PSOE) en la arena política europea y ser una herramienta útil para demostrar el acuerdo tácito y la corresponsabilidad de ambas fuerzas políticas en las medidas que están asolando los pueblos europeos con un ataque sin precedentes a la soberanía democrática y popular poniendo en riesgo la propia supervivencia del proceso de integración de la Unión Europea.

Es decir, tanto PP como PSOE son coautores, junto con la derecha nacionalista, de las políticas antisociales que están llevando a la Unión Europea a un callejón sin salida, políticas que promueven y apoyan en todas las instituciones europeas.

La apuesta política de la desregulación del mercado es la que consintió la estafa financiera, la deuda odiosa y el ataque sistemático a los salarios, al empleo, pensiones y a los servicios públicos. Es esa propuesta política la que dejó sin efecto las Constituciones Nacionales de los Estados intervenidos, agrediendo a la democracia y la política. En el Parlamento Europeo hemos asistido a la aplicación de estas políticas a escala europea.

La vinculación de la seguridad de la Unión Europea con los Estados Unidos de América, la participación en las guerras, el permanente incremento del gasto militar, la liberalización del comercio, forman parte también de esa gran consenso de trágicas consecuencias para muchos pueblos.

A pesar de que constantemente los medios de comunicación hablan de "Bruselas" o de la Comisión Europea como entes que toman las decisiones de manera aséptica, como sujetos políticos abstractos, la realidad es que la Comisión Europea, el Consejo y la Eurocámara están conformadas y gobernadas por populares, socialdemócratas y liberales.

La derecha y la socialdemocracia europea, junto con los liberales, son pues los autores intelectuales y políticos de la crisis ante los pueblos europeos.

Publicado en el Nº 272 de la edición impresa de Mundo Obrero mayo 2014

En esta sección

Enrique Santiago insta al PSOE a “dejarse de amenazas” y a “sentarse de una vez a negociar de verdad, porque aún no han empezado”Guillermo Úcar: “No podemos normalizar que nuestra relación laboral sea como falsos autónomos y se nos contrate por horas” 22 J. Las urnas republicanas vuelven a las calles de MadridFascismos y extrema derecha en Europa¿El retorno del fascismo?

Del autor/a

PPSOE: El bipartidismo en la Unión Europea, dos caras de la misma moneda