#Europeas2014En relación con las próximas Elecciones europeas El reto es transformar el 25 de mayo en una fecha más de movilización, como lo fueron las huelgas generales, el 15M o el 22 de marzo pasado, porque no es posible avances sociales sin movilización.

José Luis Centella Gómez. Secretario General del PCE 21/05/2014

Las próximas elecciones europeas suponen el inicio de un ciclo electoral que continuarán las municipales y autonómicas para completar la elecciones generales, tiempo electoral que no puede estar separado de la tensión social que las políticas antisociales están provocando en toda Europa.

Por ello en las Elecciones Europeas uno de los objetivos que nos planteamos es el avanzar en la configuración de una alternativa entre las fuerzas que compartimos la necesidad de confrontar con la actual Europa neoliberal, atlantista y antisocial, y hacerlo desde el reconocimiento de una soberanía popular hoy secuestrada por la Troika con la complicidad de gobiernos sumisos que ha puesto a los millones de personas que viven en el territorio de la Unión Europea al servicio de los intereses del capital, en lo que llamamos la dictadura del mercado.

Por ello hemos trabajado desde IU, para construir una amplia alianza política y electoral con las fuerzas, colectivos y movimientos sociales que compartimos una serie de valores políticos y sociales propios de las tradiciones políticas de la izquierda alternativa, anticapitalista, que nos deben permitir construir una posición común desde la defensa de valores como la radicalidad democrática, el republicanismo, la solidaridad o el internacionalismo, el reconocimiento del derecho a decidir de los pueblos, la defensa del carácter plurinacional y plurilingüe del Estado español y la construcción de una Europa social y federal que acabe con la actual Europa del Euro.

Una Alternativa que contempla el agotamiento del modelo surgido durante la llamada Transición española a la democrática, y de que el sistema político caracterizado por el bipartidismo está profundamente cuestionado, porque también nos jugamos el 25 de mayo un cuestionamiento del bipartidismo.

Las políticas de recortes de derechos sociales y la reforma laboral, el proceso recentralizador que se sufre en todo el Estado, el autoritarismo de un sistema que criminaliza la protesta, tienen que tener una respuesta en las próximas elecciones europeas.

Respuesta que alcance la síntesis entre el reconocimiento de la identidad de los pueblos y la realidad de afrontar una salida de la crisis desde criterios de solidaridad social que entienda que el enemigo principal de todos los pueblos del Estado español está en el Capital que pretende imponer su dominio sobre la economía, la cultura y la forma de vivir de las personas, imponiendo un pensamiento único que acabe con el derecho a decidir de la persona en todos los ámbitos de su existencia.

En este contexto el proceso de las próximas elecciones europeas puede ser un buen marco en el que avanzar en el pleno desarrollo de los autogobiernos de los pueblos que conformamos la Unión Europea, por ello planteamos de forma abierta sobrepasar los muros de una simple coalición electoral para construir una verdadera alternativa social y política en la que se sientan reflejados/as quienes venimos exigiendo un proceso constituyente y una rebelión democrática frente a la Troika y la Europa del Capital.

Pero sobre todo tiene que ser el referente de las luchas que se enfocan hacia una salida social, anticapitalista y democratica de la crisis, por ello confrontar con el pago de la deuda injusta, exigir el fin de los paraísos fiscales, combatir la imposición de menores salarios para mantener la tasa de beneficios, denunciar al Banco Central Europeo como el culpable de la falta de crédito para los autónomos y la pequeña empresa, explicar que mientras se levantan fronteras rodeadas de cuchillas se permite la libre circulación de los capitales, en definitiva tenemos que ser capaces de explicar que se trata de dar la vuelta a las cosas para pasar de situar a las personas al servicio de los intereses de una economía dominada por los poderosos a colocar a la economía al servicio de la gente, o lo que es lo mismo, de la creación de empleo, de la mejora de las condiciones de vida de la mayoría social trabajadora.

Este es el reto, transformar el 25 de mayo en una fecha más de movilización, como lo fueron las huelgas generales, el 15 M o el 22 de marzo pasado, porque no es posible avances sociales sin movilización como no es posible consolidar luchas populares sin avances electorales.

Publicado en el Nº 272 de la edición impresa de Mundo Obrero mayo 2014

En esta sección

Enrique Santiago insta al PSOE a “dejarse de amenazas” y a “sentarse de una vez a negociar de verdad, porque aún no han empezado”Guillermo Úcar: “No podemos normalizar que nuestra relación laboral sea como falsos autónomos y se nos contrate por horas” 22 J. Las urnas republicanas vuelven a las calles de MadridFascismos y extrema derecha en Europa¿El retorno del fascismo?

Del autor/a

Aprobada en referéndum una nueva Constitución en CubaEl Gallego Fernández, un héroe de los nuestrosIdeas para el mensaje que debe marcar las próximas elecciones europeas pensando en el día despuésPartidos políticos, sindicatos y movimientos sociales europeos se dan cita en Bilbao para hablar del proyecto de una Nueva EuropaUnidad de la izquierda para hacer frente a la ofensiva imperialista