De víctimas de la crisis a protagonistas del cambioYa hay 48 Redes de Solidaridad Popular en España Creación de proyectos de economía social, pasar de la cesta solidaria del huerto a cooperativas que vendan el excedente de la producción propia.

Ismael González López 09/01/2015

La Red de Solidaridad Popular (RSP) se lanzó en el momento de mayor índice de paro de la historia de nuestro país; que en 2013 alcanzó el 27% y la cifra de 6 millones de parados/as. Un año y medio después las cifras siguen siendo escandalosas y no hacen más que mostrar un panorama de emergencia social en España. A pesar de las noticias de “recuperación” seguimos viviendo el exilio de la juventud, la disminución de afiliadas a la seguridad social, la tasa de malnutrición infantil, el incremento de las desigualdades con el aumento de las beneficios para la oligarquía ligado al empobrecimiento de la mayoría del pueblo, el mantenimiento de la tasa de pobreza y de exclusión social en nuestro país.

En este marco socio económico lanzamos en marzo de 2013 la RSP para hacer frente a la miseria y a las agresiones del sistema. El proyecto de la RSP se lanzó con un marco político muy definido; nacíamos para pasar de la resistencia a la autodefensa, empezar a dar respuestas concretas al sufrimiento del pueblo para construir una nueva realidad más justa, para construir desde abajo con la práctica y la coherencia una nueva sociedad que nazca de las cenizas del régimen bipartidista y monárquico. Por lo tanto entendíamos que la creación de una Red de Solidaridad en España tenía que pasar por la denuncia del proyecto de muerte al que nos condena el capitalismo y por la propuesta de una sociedad donde la vida sea un derecho y no un lujo.

Durante este año hemos podido asistir al desmantelamiento del escuálido sistema de bienestar y la destrucción de los servicios públicos garantes de la redistribución de la riqueza. Reforma sanitaria o fin de la sanidad universal y gratuita, reforma educativa, reformas laborales que garantizan la pobreza de la clase obrera, recortes en todos los servicios públicos, represión de las movilizaciones y juicios políticos a activistas de los movimientos sociales.

Decíamos en nuestro proyecto inicial que el pacto social está muerto y que no hay salidas en el marco de este sistema de muerte llamado capitalismo. Desde estas premisas empezamos a construir Redes de Solidaridad en España. El crecimiento de las RSP´s ha sido constante, más difícil está siendo consolidar las experiencias. A nivel cuantitativo se han creado 48 RSP´s en 12 comunidades autónomas. Este primer balance es positivo para un año y medio de trabajo y sobre todo teniendo en cuenta que buscamos consolidar redes para en el futuro crear una nueva sociedad que se nutra de nuestras experiencias. Como se decía vamos despacio porque vamos lejos.

En el proyecto político de la RSP hablábamos de la necesidad de pasar de la resistencia a la autodefensa, entendiendo la autodefensa como la entendían los panteras negras: organizar un presente de socialismo, responder a las necesidades concretas del pueblo empobrecido, organizar espacios de construcción colectiva y de empoderamiento. De su experiencia la RSP copió los programas de supervivencia, que nosotros/as llamamos programas de solidaridad, proyectos que responden a los recortes que sufrimos y a las carencias que tenemos. Los primeros programas que pusimos en marcha y que se han consolidado son: Soberanía alimentaria; programa de apoyo a la educación pública; programa de apoyo a la sanidad pública; y programa de defensa contra la represión.

Cada uno de estos programas se han implementado en diferentes RSP´s con distintos resultados, pero cabe destacar el avance en los programas que han permitido pasar de una perspectiva de apoyo o de solidaridad como son despensas de alimentos, recogidas de material escolar y asesorías jurídicas o ciudadanas; a experiencias de construcción de alternativas y autosuficiencia como son huertos solidarios, liberación de espacios y clases de apoyo para niñas.

No solo se ha avanzado en ese sentido sino que se han creado otros programas de solidaridad que no habíamos planteado inicialmente y que surgen gracias al análisis de la realidad concreta. Cabe destacar la liberación de espacios en varias RSP´s (Fuenlabrada, Terrassa y Vigo) donde se han hecho centros sociales, almacenes o conseguido viviendas para familias. Los talleres de feminismo, proyectos culturales, clases de idiomas y de alfabetización o programas de deporte son otras de las experiencias que se pueden consultar en la web de la RSP. Por último, la creación de proyectos de economía social que nazcan de estas experiencias es uno de los objetivos prioritarios para el próximo año, pasar de la cesta solidaria del huerto a poder crear cooperativas que vendan el excedente de la producción propia.

Además de estas experiencias de solidaridad, la RSP ha organizado el apoyo a conflictos obreros como el de Coca Cola o el de las barrenderas y las jardineras de Madrid poniendo en marcha cajas de resistencia para dar apoyo a la lucha y a la vez dar a conocer el conflicto. El apoyo a las marchas de la dignidad fue otro ejemplo de la lucha de las RSP por una sociedad mejor, organizamos la infraestructura de las marchas y colaboramos con la organización del servicio jurídico.

Todo este trabajo lo hemos realizado desde la implantación de la democracia participativa que se basa en el principio de igualdad de las personas que participamos en las RSP, tanto las que no están empobrecidas como las que están empobrecidas. No buscamos la imagen de la caridad ni de colas en las puertas de nuestros locales, lo que buscamos es pasar de ser víctimas de la crisis a protagonistas del cambio; y esto sólo podremos hacerlo construyendo colectivamente otra sociedad.

Publicado en el Nº 280 de la edición impresa de Mundo Obrero enero 2015

En esta sección

La apuesta real por la pública ¿para cuándo?Yago Álvarez: “La Ley Montoro secuestra la capacidad de los Ayuntamientos para ejercer políticas públicas”Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maízAgroecología y Capital, una relación imposiblePaterna, la historia escrita con zumo de limón

Del autor/a

Este año solo es el principio de un futuro de lucha y de dignidadYa hay 48 Redes de Solidaridad Popular en EspañaEntrevista a Marcelino Camacho