Se coloca en situación de especial vulnerabilidad a aquellas jóvenes inmersas en una realidad sumamente problemática.Vuelta a la carga con el aborto

Esther Ripa. Responsable Movimiento Democrático de Mujeres (MDM) de Navarra 11/03/2015

Una vez más el gobierno del PP vuelve a la carga contra uno de los derechos más básicos de las mujeres, que es el referente a nuestra maternidad y / o nuestra decisión de cuándo y cómo ser madres. Como no podía ser de otra manera, el PP no lejos de dejar tal y como está al menos la legislación actual en material de aborto, sigue en su afán por contentar a los sectores más ultraconservadores de la sociedad y de la iglesia católica, así como en un intento ridículo de “lavar la cara” después del humillante varapalo que les supuso la retirada del Ante-Proyecto de Ley del exministro Gallardón. En el Partido Popular vuelven a la carga con la cuestión del aborto, presentando a bombo y platillo en el Congreso de los Diputados una reforma a la actual legislación en esa materia; reforma destinada a impedir por todos los medios que aquellas mujeres de 16 y 17 años dispongan de libertad para decidir sobre su cuerpo y sobre su maternidad, obligándolas a contar con permiso paterno (sic) a la hora de llevar a cabo una interrupción voluntaria del embarazo

Pero precisamente ese es uno de los problemas: la actual legislación sobre el aborto, la cual no es ni mucho menos la que debería ser para garantizar plenamente el derecho a un aborto libre, gratuito, seguro y siempre realizado en la sanidad pública. Porque a pesar de los logros del movimiento feminista en relación al aborto, siempre nos hemos tenido que conformar con supuestos despenalizadores que impiden una legislación amplia y completa que cubra nuestro derecho a una interrupción del embarazo libre y sin tutelas. Partiendo del hecho que el ejercicio del aborto no ha sido eliminado del código penal, determinando por completo este tema y estigmatizandolo socialmente.

Pero en muchas ocasiones nos olvidamos de las mujeres menores de edad. Tanto ahora como en el anteproyecto de Gallardón -paralizado en septiembre de 2014- se atenta contra la plena autonomía y hasta contra el porvenir de unas mujeres en edad adolescente. De nuevo se coloca en situación de especial vulnerabilidad a aquellas jóvenes inmersas en una realidad sumamente problemática en lo que respecta tanto a su entorno familiar, como social y económico. Atacan, una vez más, a las mujeres, y, una vez más, a las de la clase trabajadora, con el agravante en esta ocasión de también centrar su objetivo en chicas menores de edad, aún más indefensas y desprotegidas. En el anteproyecto de ley de Gallardón, las menores de 18 años eran relegadas en su determinación de continuar con su embarazo, a la decisión de un magistrado además de tener que acreditar mediante un informe médico la viabilidad o no del embarazo. Con el nuevo intento del gobierno del PP de modificación de la actual ley del aborto, vulneran todavía más la libertad de las mujeres menores al tratar de introducir el permiso paterno para poder abortar. Por todo ello, desde el Movimiento Democrático de Mujeres reclamamos y exigimos el desarrollo de una ley integradora que garantice el derecho a una interrupción del embarazo de manera libre, gratuita, segura, siempre en la red pública para todas y cada una de las mujeres independientemente de su edad.

Publicado en el Nº 282 de la edición impresa de Mundo Obrero marzo 2015

En esta sección

Antonio González Pacheco, uno de los símbolos del terror franquistaElena Ortega: “La justicia es una herramienta para mantener los pilares del Estado y del régimen”Si no hay una ley que despenalice la eutanasia es porque PSOE, PP y Cs votaron para impedirlaDecir NO es antifascistaSe impide el paso a la I Marcha en recuperación de los caminos públicos de los Montes de Toledo

Del autor/a

De camino a casa queremos ser libres, no valientes¿Dónde están las mujeres en Calais?Vuelta a la carga con el aborto