El PCEx exige investigar las causas del fallecimiento del trabajador oliventino Juan Francisco Díaz Llevaba cerca de 12 horas seguidas trabajando en un día con altas temperaturas.

Partido Comunista de Extremadura 18/05/2015

No parece razonable atribuir a la mala suerte, al destino, ni a causas naturales, el fallecimiento del joven de 32 años y trabajador oliventino Juan Francisco Díaz cuando prestaba su trabajo en la empresa agrícola Lola Fruits S.L. dedicada al cultivo del tomate. No, al menos hasta que se tengan claro las causas que han hecho posible que, habiendo comenzado la jornada de trabajo a las 7.30 de la mañana, a las 6 de la tarde aún estuviera en el tajo, además, en un día en que se había lanzado una alerta desde el servicio estatal de meteorología por altas temperaturas.

Esto en sí mismo, sin que medie ninguna otra circunstancia, debe ser motivo de investigación rigurosa y seria. Corresponde a la administración esclarecer las condiciones de trabajo que se daban en ese centro.

Sin lugar a dudas debe de quedar constancia, más allá de las especulaciones que inevitablemente se dan, de los ritmos de trabajo, salarios y demás condiciones laborales. Debe comprobarse hasta que punto el trabajo de 10 horas o más, era en primer lugar retribuido y en segundo lugar voluntario. No entraña ninguna complejidad para la Administración averiguar y poner en claro esos datos. Deben ser públicos, debe conocerse el grado de cumplimiento del convenio colectivo correspondiente en la mencionada empresa. En fin, todo lo concerniente a las circunstancias concretas del trabajo en este sitio, es decir: las relaciones laborales de la empresa con los trabajadores.

Mas allá del caso especifico del que estamos hablando, es indudable que las condiciones sociolaborales impuestas por el neoliberalismo triunfante, rayano ya en anarco- capitalismo, son las responsables del aumento de la siniestralidad laboral.

Cada vez se imponen prácticas y ritmos de trabajo más abusivos, que los trabajadores se ven obligados a aceptar hasta el punto de perder su salud, y en algunos casos incluso la vida.

En estas condiciones de trabajo, no puede por tanto decirse sin más, que los accidentes son mala suerte, ni puede atribuirse a causas naturales, por el contrario, son elementos de explotación y abuso los que están en el origen de una buena parte de casos similares a éste.

Desgraciadamente los/as trabajadores/as del campo de Extremadura, y también de otros sectores, tienen la experiencia y la memoria para ser conscientes de estar viviendo situaciones que se dieron en otras épocas. No, no hay nada natural en esto.

Por último, qué interés tiene tener un servicio de meteorología que pueda dar la correspondiente alarma, si luego las condiciones laborales, sociales, etc. impiden que sea tomada en cuenta. En tal caso la administración estaría haciendo un acto de cinismo político, si por un lado alerta y por el otro no regula en qué afecta esa alerta, por ejemplo, a las condiciones en las que se debe desarrollar el trabajo en tales casos.

Tiene que quedar claro que este caso es sólo una cuestión de mala suerte, para poder descartar sin ningún asomo de duda cualquier otra posibilidad, en caso contrario, los actores implicados deberán afrontar las responsabilidades que, en los distintos ámbitos, les correspondan. Y no hay forma mejor de hacerlo que dando cuenta exacta de cómo se ha producido el fatal desenlace.

En esta sección

Los trabajadores del Hotel Costa Caleta se manifiestan por sus salariosDanoneUnipost en lucha contra el despido de 2400 trabajadoresDelenda est transitioExpondrán en universidades de España cómo opera la guerra económica en Venezuela

Del autor/a

El PCEx no secunda la manifestación “por un tren digno” del 18N en MadridReabrir la Vía de la Plata frente al derroche en Alta VelocidadPCEx y UJCEx apuestan por cerrar Almaraz y nacionalizar las eléctricasEl PCEx exige investigar las causas del fallecimiento del trabajador oliventino Juan Francisco DíazLa localidad de Olivenza dedica el nombre de una calle a Juan Manuel Robles Ramallo, histórico dirigente del Partido Comunista de Extremadura