Paz, Internacionalismo, Socialismo

Panorámica: espectáculo, política, descomposición Millones de personas refugiadas donde pueden huyen de la muerte, el fanatismo y la miseria buscando refugio en la Europa que ha sido corresponsable de su tragedia.

Francisco Frutos Gras 24/09/2015

Echemos un vistazo a lo más cercano que vivimos y nos afecta más directamente y a lo que parece más lejano, que nos afecta igualmente. En España tenemos un panorama marcado por las aventuras y locuras identitarias de los independentistas catalanes que sustituyen la solución de los problemas económicos y sociales, creados en gran parte por las políticas neoliberales del gobierno catalán, el de CDC, bien aceptado por ERC, de acuerdo con las del gobierno español y de la UE, por un video-juego peligroso en el que los buenos, los independentistas, nos librarán de los malos, los españoles que, como todo el mundo sabe, nos roban y viven sin trabajar a nuestra costa. Menos mal que en Catalunya no roba nadie, que las mordidas y forunas de los Pujol y unos cuantos más, son una invención de la chusma españolista de Madrid. Y convocan unas elecciones el 27 de septiembre, que califican de plebiscitarias, para conseguir la independencia y solucionar todos los problemas que ellos mismos han contribuido a crear: paro, empleo precario, privatizaciones y reducción de servicios públicos, recortes sociales…etc. A partir de ese futuro paraíso los 800.000 desempleados catalanes tendrán empleo de excelente calidad, con menos horas de trabajo y mejores salarios, en especial para los jóvenes que tienen que emigrar; la educación y la sanidad superarán todos los problemas que han creado las privatizaciones y recortes, de las cuales el gobierno de CDC ha sido el principal responsable adelantándose al resto de España en aplicarlas; habrá viviendas baratas para todo el mundo; de nuevo, algo fundamental, seremos el ejemplo político y cultural para el Mediterráneo y Europa y, como ya dijo alguien hace tiempo, los niños comerán helado cada día. Cuadro idílico como podéis comprobar. Lo esperpéntico es que hay gente que se lo cree.

Y ahora pasemos brevemente a ver qué pasa en toda España, incluida Catalunya. En primer lugar, sobre la realidad catalana, el gobierno del PP no es capaz de ganar con argumentos y propuestas el debate político, dejando al descubierto las mentiras y manipulaciones independentistas. No es capaz de entender que la política española, incluida, o especialmente, la política autonómica, exige una reforma en profundidad a los 37 años de la aprobación de la Constitución. La reforma constitucional debe tener un carácter federal, que partiendo del estado de las autonomías, en el que ya se dan muchos aspectos federales, culmine políticamente en un estado federal que nosotros defenderemos que sea republicano, aprobado en referéndum por el conjunto de los españoles. En segundo lugar, combatir la charca politiquera en que se convierte muchas veces la política, con “el tú más” en vez de “propongo esta medida o política concreta” para solucionar los problemas de paro, precariedad laboral, sanidad y educación progresivamente más privatizadas, más caras y con peores servicios, entre otras cosas a cambiar.

Y en la escena internacional ¿qué tenemos? Lo más trágicamente espectacular por la contemplación en directo del sufrimiento humano de mujeres, niños/as y hombres, huyendo de sus países destruidos por las guerras de carácter fundamentalmente terrorista, fomentadas, propiciadas, impulsadas y armadas por EEUU, la UE, Israel, Arabia Saudí, Qatar, Turquía y cómplices. Millones de personas refugiadas donde pueden huyen de la muerte, el fanatismo y la miseria buscando refugio en la Europa que ha sido corresponsable de su tragedia. Y esta Europa pone alambradas y campos de concentración, decidiendo reunirse el 14 de septiembre, hoy 31 de agosto, para buscar una solución, dicen europea y civilizada. Hablan también de destinar dinero para un programa de desarrollo de los países destruidos por las guerras que, teniendo en cuenta lo que han hecho hasta ahora, poco podemos esperar de él. Ante la actitud de la Europa del capital, el problema para nosotros es ¿qué hacemos los que luchamos o decimos luchar por la Europa de los pueblos? Teniendo en cuenta que los conservadores, liberales, socialdemócratas y hasta sectores de los verdes han apoyado y apoyan las intervenciones militares llamadas democráticas y de defensa de los derechos humanos en Iraq, Libia y Siria ahora mismo, con las consecuencias conocidas, sólo queda la alternativa de la izquierda real europea para intentar actuar política, social y culturalmente para que el panorama europeo sea verdaderamente democrático y de defensa de los derechos humanos y se recuperen los principios y valores de la justicia, la solidaridad y el internacionalismo. Europa tiene que acoger a todos los refugiados que llegan mientras subsista la situación de violencia en sus países de origen; Europa debe acabar de inmediato con las guerras que ha contribuido a encender; Europa debe aprobar un programa de desarrollo económico y social para los países destruidos por la violencia y empobrecidos por el saqueo, con un fondo inicial de 200.000 millones de euros.

JUSTICIA PARA LOS REFUGIADOS Y EMIGRANTES QUE HUYEN DE LA MUERTE, LAS GUERRAS Y EL HAMBRE.
NO A LAS GUERRAS, NO A LA OTAN. MOVILIZACIÓN EN OCTUBRE CONTRA LAS MANIOBRAS DE LA OTAN EN ESPAÑA.
CONVERSIÓN DE LAS BASES MILITARES DE ROTA Y MORON EN BASES PARA LA PAZ Y LA SOLIDARIDAD CON ÁFRICA GESTIONADAS DEMOCRATICAMENTE POR ESPAÑA.
LIBERTAD PARA CHELSEA MANNING, ASSANGE Y SNOWDEN.


http://franciscofrutos.blogspot.com.es

Publicado en el Nº 288 de la edición impresa de Mundo Obrero septiembre 2015

En esta sección

El cuestionarioRedoblar la solidaridad con el ayuntamiento de la Roda ante la denuncia de Israel por la defensa del pueblo palestinoUn Partido para hacer frente al neoliberalismoIzquierda e independentismo catalánUn paso más hacia el abismo

Del autor/a

Siria, internacionalismo y paz. Javier Peréz Andújar. EleccionesDebate de investidura, ¿nos merecemos esto?Siria y Próximo Oriente. Occidente, Europa y sus compinches de Israel y Arabia SaudíLucha y conciencia de clase. Reivindicación pasiva y progresíaLuchadores, mercenarios e interrogantes