Paz, Internacionalismo, Socialismo

Aventuras de secesión. Guerras, muerte, destrucción, refugiados, piedad, hipocresía Tenemos una Europa que hinca la rodilla y dobla la cerviz ante los planes de EEUU. Unos planes que obligan a Francia a no vender material bélico a Rusia y consideran normal espiar al “socio” alemán.

Francisco Frutos Gras 15/10/2015

No voy a detenerme mucho en Catalunya, la realidad política y social y las elecciones, todavía no celebradas el 17 de septiembre. Sólo reiterar que la aventura de secesión, emprendida por los independentistas, a la que se han sumado diversos tipos de oportunismo y arribismo, está a punto de culminar una etapa, sea cual sea el resultado de las elecciones. Una etapa en la que la mentira, el invento de una historia, la tergiversación y manipulación de la real, y la utilización al mejor estilo del pasado de los medios de comunicación catalanes, convertidos en voceros de la propaganda independentista, han conseguido crear una amplia y no sé si potente fractura en la sociedad catalana, enfrentada, manipulada y desinformada. Artur Mas, su gobierno y socios, son los principales responsables, al recoger y potenciar lo que siempre habían sido las ideas independentistas minoritarias de ERC. Por otra parte, la actitud confusa, ambigua y seguidista del nacionalismo, por parte de la izquierda reformista y de la más “radical”, PSC-PSOE e ICV-EUiA, han hecho posible que los graves problemas económicos, sociales, privatizaciones, recortes y corrupciones, consecuencia de las políticas de CIU, pactadas con el PP o con el PSOE, y los responsables catalanes de estas políticas, pasaran a un plano secundario ya que la independencia crearía un paraíso de felicidad. El gobierno del Partido Popular, en vez de abordar el problema con una política de fondo y las reformas constitucionales pertinentes ha contribuido a engordar el independendentismo. Ahora cabe abordar el panorama catalán teniendo en cuenta el resultado electoral.

Y ahora vayamos al gran problema de fondo que tiene el mundo, Europa y nosotros/as. Las guerras promovidas por Occidente y socios, la de Siria en primer plano en la actualidad, por intereses económicos y geoestratégicos de dominio político y militar. Las consecuencias: muerte, destrucción de países, desastres sociales y humanitarios y un éxodo de millones de personas huyendo de esta situación. Ahora nos encontramos con varios escenarios: 1º.- El de la emoción, producida por la foto del niño de tres años ahogado, utilizada para promover el apoyo caritativo a los refugiados y, de pasada, señalar a Siria y su gobierno como responsables principales, escondiendo la de los promotores de las guerras de Iraq, Libia y Siria, y del surgimiento de amplios movimientos terroristas como el Estado Islámico (DAESH), además de fortalecer a los ya existentes, Al Qaeda y Al Nusra. 2º.- Ahora, después de argumentar que la caridad no es suficiente, pasar al plano que interesa más a la Coalición de la Guerra: la necesidad de restaurar el orden para que los refugiados vuelvan a Siria. La Francia del “socialista” Hollande y el Reino Unido de Cameron encabezan las posiciones de los que quieren intervenir directamente, situando a Bashar Al Assad y su gobierno, no al Estado Islámico, como los principales enemigos, saltándose el Consejo de Seguridad de la ONU para evitar el veto ruso y chino. Y 3º.- Si la emoción manipulada producida por los refugiados no es suficiente, no nos debería extrañar que los mercenarios occidentales infiltrados entre los refugiados reciban la orden de impulsar a terroristas a generar situaciones de terror, caos y conmoción, que justifiquen una nueva intervención al estilo de Afganistán, Iraq y Libia. Ya se han descubierto abundantes casos en diversos países europeos de la entrada de terroristas camuflados de refugiados.

Ante la situación que estamos viviendo se debe promover la reflexión, el análisis y la investigación y decir la verdad aunque no guste al poder ni a las mentes cándidas que se lo creen todo. Tenemos una Europa que hinca la rodilla y dobla la cerviz ante los planes de EEUU. Unos planes que obligan a Francia a no vender material bélico a Rusia y consideran normal espiar al “socio” alemán; que se proponen aislar, derrotar y liquidar como países soberanos, si es posible, a las actuales Rusia, China, Irán y Venezuela para que no puedan influir ni decidir en el mundo; que tienen enfilados a los países latinoamericanos, los más revolucionarios y los reformistas, para reconvertirlos en piezas de su nuevo patio trasero; que quieren una Siria fragmentada que, entre otras cosas, impida la construcción de gasoductos y comunicaciones comerciales diversas entre Rusia, Irán y el conjunto del Oriente Próximo, con la vista puesta en Europa.

Dos breves para terminar: ninguna manifestación sin pancartas contra las guerras y la agresión a Siria; organizar la protesta contra las maniobras de la OTAN en España. Convertir las bases militares de Rota y Morón en bases para la paz y el desarrollo económico y social de los pueblos africanos y mediterráneos.

http://franciscofrutos.blogspot.com.es

Publicado en el Nº 289 de la edición impresa de Mundo Obrero octubre 2015

En esta sección

Mundo laberintoMienten cuando dicen crear empleoLa organización como interrogantePalestina. EEUU hasta Trump. (2)XIV Cumbre del Alba: Unidad Antiimperialista

Del autor/a

Siria, internacionalismo y paz. Javier Peréz Andújar. EleccionesDebate de investidura, ¿nos merecemos esto?Siria y Próximo Oriente. Occidente, Europa y sus compinches de Israel y Arabia SaudíLucha y conciencia de clase. Reivindicación pasiva y progresíaLuchadores, mercenarios e interrogantes