Refundación en Barcelona de las Juventudes del PSUC ViuEster Pérez elegida Secretaria General de la refundada Joventut Socialista Unificada de Catalunya (JSUC)

Marc Reina. Comité Central de la JSUC - Joventut Comunista 02/12/2015

Los pasados 28 y 29 de noviembre tuvo lugar en Barcelona la refundación de las juventudes comunistas del PSUC viu. Tras meses de trabajo de los y las jóvenes que nos organizamos en el PSU de Catalunya nuestra práctica militante concluyó con la creación de la Joventut Socialista Unificada de Catalunya (JSUC) @JSUC_cat El Congreso escogió los/as miembros del Comité Central y será la barcelonesa Ester Pérez (@EsterJSUC) la nueva Secretaria General.

Con este nombre queremos rendir homenaje a una de las experiencias más fructíferas en el movimiento combativo juvenil, cuando en abril del 36, una semana después de la creación de la JSU se consumó la fundación de las Joventuts Socialistes Unificades de Catalunya. Fueron tiempos convulsos que los y las jóvenes de la época supieron entender y actuar en consideración siendo los principales adalides de la unidad de acción y organizativa de la izquierda en Catalunya.

La nueva JSUC nos sentimos heredera de la organización juvenil del PSUC hasta los años 70’s, puesto que ésta contribuyó para completar la unión entre la Federación Catalana del PSOE, el Partit Comunista de Catalunya, el Partit Català Proletari y la Unió Socialista de Catalunya cumpliendo así el mandato histórico de construir el PSU de Catalunya que sería la organización que representaría a la heterogénea clase trabajadora mediante la concepción leninista del partido de nuevo tipo. Las JSUC que desde su origen fueron un ejemplo orgánico del empleo de la dialéctica en política, abogaron en todo momento por la participación en espacios unitarios y gestaron alianzas con el resto de formaciones de izquierdas en Catalunya y España, como destacó su apoyo a las medidas emprendidas por el Frente Popular, la búsqueda de síntesis en el movimiento sindical instando públicamente a los/as trabajadores/as y a los sindicatos autónomos del momento a que se definieran y se incorporaran en las principales centrales sindicales de la época, UGT y CNT e incluso respaldaron a su organización hermana, la JSU, en el proceso de propugnar la constitución de lo que iba a ser el Partido Único del Proletariado que consistía en la unión del PSOE y el PCE en una misma organización de ámbito estatal.

Las JSUC fueron un ejemplo de valentía y coraje como demostraron con su convicción antifascista al promover la Aliança Nacional de la Joventut Antifeixista y los y las centenares de militantes que se adhirieron a las columnas Carlos Marx o Jaume Graells desde donde combatieron al fascismo en defensa de la legitimidad republicana. Fue una organización en la que hombres y mujeres compartieron protagonismo y donde la Aliança Nacional de la Dona Jove jugó un papel fundamental. La organización siempre tuvo como objeto que la juventud trabajadora del pueblo catalán se sintiera identificada en tres aspectos que consideraron claves: el eje político-social, el cultural y el deportivo. El tiempo les dio la razón y se vio cómo eran capaces de que su mensaje calara entre las clases populares y éstas lo hicieran suyo.

Fueron muchos/as los/as que dieron su vida por la transformación del mundo hacia una sociedad socialista. Los/as jóvenes como Lina Òdena, Margarida Abril, los hermanos López Raimundo, Teresa Pàmies o Wenceslau Colomer fueron y siguen siendo arquetipos de militancia combativa y comprometida, de militancia comunista.

Pero las JSUC sufrieron el terror fascista, siendo víctimas de la guerra, el exilio y la persecución ideológica. La muerte, el hambre, la cárcel, los campos de concentración entre otros horrores fueron los destinos de muchos/as jóvenes de los/as que aún hoy nos sentimos herederos/as.

El franquismo, la clandestinidad y el exilio marcaron la vida de la organización hasta que en 1970 el PSUC concibe la coordinación de diversos grupos juveniles de ámbito local en lo que se llamó la Joventut Comunista de Catalunya, pasando a ser ésta su organización juvenil. Jóvenes como Doménech Martínez o Josep Colomer i Cufí apoyados en todo momento por Josep Serradell (Román), el que para muchos/as fue el hombre que organizó el PSUC en la clandestinidad, consiguieron poner en marcha un ente catalán fundamental en la lucha antifascista en la etapa final del franquismo y la transición, procesos difíciles de explicar rigurosamente sin contar con el millar de jóvenes que formaban parte de la JCC.

Tuvieron un gran protagonismo en los barrios obreros, en la universidad y en el mundo de la cultura como demuestra la función protagónica que ejercieron en la Assemblea de Catalunya la cual luchó por derrocar el régimen franquista mediante un programa definido en cuatro puntos: amnistía, libertad, estatuto de autonomía y, la gran olvidada, la coordinación con el resto de fuerzas antifranquistas de España.

Fue también la JCC con su territorialización y su arraigo en los barrios donde mediante un catalanismo popular no identitario consigue establecer entre los y las jóvenes catalanas la consciencia de ser un solo pueblo integrando a las personas no nacidas en Catalunya en una lucha por la democracia en el que el reconocimiento nacional del pueblo catalán era parte de la misma.

Estas dos organizaciones son parte de nuestro pasado, por ello los y las jóvenes del PSUC damos un paso al frente refundando la juventud comunista en la nueva Joventut Socialista Unificada de Catalunya. Esta juventud ha de tener como signos de identidad la lucha por establecer marcos unitarios en base a proyectos concretos desde donde se contribuya a la creación de poder popular a través del cual se pueda incidir en la sociedad hallando estrategias que solucionen los problemas de los y las jóvenes catalanas.

Tenemos la convicción que la lucha de la juventud trabajadora se tiene que fundamentar bajo la teoría de Marx, Engels y Lenin para poder lograr el éxito en la práctica, por ello desde la JSUC combatiremos un paro juvenil que supera el 50%, una precariedad laboral que asola especialmente a los/as jóvenes de edad comprendida entre los 16 y 24 años y un prácticamente inasumible acceso a un alquiler o hipoteca, lo que comporta un retraso importante en el tiempo de la emancipación de la juventud.

La JSUC es una organización nacional y de clase que se apoyará en el catalanismo popular para volver a construir la consciencia perdida de ser un solo pueblo. Esto se consigue con la defensa del derecho a la autodeterminación de los pueblos y la participación de espacios que busquen el establecimiento de una III República Federal en España, entendiéndola como el medio más propicio para alcanzar el socialismo.

La JSUC es una organización feminista y antipatriarcal que lucha por la igualdad de género, por ello denunciamos los esfuerzos de la sociedad patriarcal por normalizar las situaciones de violencia hacia las mujeres y por desacreditar la lucha feminista. Nos declaramos abolicionistas respecto a la prostitución, ya que nos oponemos a un mundo donde se impongan las reglas del mercado y donde todo tenga un precio. No somos una mercancía, nuestros cuerpos ni se compran, ni se venden, ni se alquilan.

La JSUC tenemos la convicción de que no habrá revolución sin que el pueblo estudie y para ello es fundamental asegurar el acceso a los mismos. La mercantilización de la educación no es más que el siguiente paso hacia un mundo polarizado, más desigual y más exclusivo. La educación como herramienta básica de transmisión de cultura y conocimiento, tiene la responsabilidad de transmitir la historia colectiva y formar un pueblo libre y crítico. Por todo ello, la JSUC defendemos una educación pública, gratuita, laica, feminista, inclusiva y de calidad. También abogamos por una formación profesional y una universidad accesibles para todos/as, donde la procedencia social y los recursos económicos no sean un impedimento para el crecimiento académico, personal y profesional.

La JSUC reafirmamos la oposición histórica de la juventud comunista al Tratado de Maastricht, que consagraba el mercado único, el euro y la política exterior común, así como a los Tratados que lo han sucedido hasta el actual Tratado de Lisboa.

Somos internacionalistas y condenamos los asesinatos y atrocidades que comete el estado israelí contra el pueblo palestino, así como la pasividad internacional ante tales actos. Apoyamos la lucha saharaui frente a la ocupación marroquí, así como al pueblo cubano frente al bloqueo comercial, económico y financiero llevado a cabo por los EEUU desde 1960. Nos reafirmamos en nuestra defensa de los países del ALBA-TCP (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América - Tratado de Comercio de los Pueblos) en su trabajo por erradicar la pobreza y la exclusión social en Latinoamérica y el Caribe.

Para garantizar el éxito de este proyecto, la JSUC ha de recuperar espacios colectivos, sobre todo aquellos elementos de cohesión de los barrios, las asociaciones juveniles locales, los centros cívicos, etc. Hemos de recuperar la tradición de lucha obrera, la lucha racial, la lucha feminista y la lucha en defensa del medio ambiente. Son tiempos de lucha a pie de calle, de lucha insistente, visible y visibilizadora para hacer frente a las opresiones del sistema capitalista, que afectan a todos y cada uno de los aspectos de la sociedad. Recogiendo la tradición del pasado sumaremos en la lucha por el socialismo.

La juventud comunista será el altavoz de las reivindicaciones sociales de los y las jóvenes de la clase trabajadora y será la escuela de cuadros que en un futuro desarrollarán su tarea política en nuestro referente partidario, el PSUC viu.

En el dia que durarà anys, (En el día que durará años,)
braços lliures i boques i mans. (brazos libres y bocas y manos.)

Ovidi Montllor

En esta sección

En recuerdo del camarada “Paco el de la Belter”Escuela de Formación Central, primeros pasos de nuestra batalla ideológicaEl Comité Central acelera el ritmo de trabajo para dirigir la acción de todo el PartidoEl Partido Comunista de Galicia despide en Orense a la comunista e incansable luchadora Marisa LorenzoEl PCEx reelige Secretario General a Rogelio Barrero

Del autor/a

Ester Pérez elegida Secretaria General de la refundada Joventut Socialista Unificada de Catalunya (JSUC)