Mundo multipolar

Drones: nueva arma del imperio La ONU, en un informe sobre asesinatos selectivos, indica que las operaciones con Drones conducen a la matanza indiscriminada de civiles.

Willy Meyer 22/02/2016

La tecnología más avanzada siempre fue utilizada por los imperios para dotar a sus ejércitos de sistemas de armas que les permitieran someter y dominar a sus colonias con el menor número de bajas posibles de sus fuerzas invasoras. Desde el siglo XIX, el ingenio, la investigación y la ciencia, lamentablemente, dedicaron una parte muy importante de sus recursos humanos y económicos para garantizar ese dominio. El desarrollo de las armas de infantería, aviación, fuerzas navales, carros de combate, la bomba atómica, la militarización del espacio, las nuevas tecnologías en comunicación, han sido y son usadas por los EEUU y los países miembros de la OTAN para garantizar el sometimiento de una parte del mundo mediante la fuerza y coacción. Ese despliegue tecnológico no siempre ha garantizado su eficacia como quedó demostrado a lo largo de la historia: La derrota del ejército colonial del Reino Unido por parte de los Zulús en Isandlwana en 1879, en 1876 la derrota del ejército de los EE.UU a manos de los siux y lakotas, los procesos de descolonización de África y Asia, la guerra de Vietnam, demostraron que no siempre la superioridad de los sistemas de armas garantizan el éxito de los colonizadores.

En un salto cualitativo, los EEUU y sus aliados de la OTAN, una vez que tienen garantizado un despliegue militar con bases aeronavales en todo el mundo para realizar acciones de guerra fuera del mandato de la Carta de Naciones Unidas, han desarrollado una nueva arma que les permite ejecutar a personas en cualquier parte del planeta sin poner en riesgo a sus fuerzas armadas.

A raíz de la puesta en práctica de la doctrina Bush de “guerra preventiva” en 2001, la Administración Norteamericana comenzó a utilizar aviones no tripulados, los llamados Drones (UAVs) para ejecutar a personas presuntamente señalados como terroristas. Comenzó entonces una práctica, ya habitual al día de hoy, en la que el Presidente Obama da su autorización semanalmente para que personas seleccionadas sean eliminadas en Yemen, Somalia o Pakistán, la llamada lista de los condenados a muerte (Kill List), por supuesto al margen de la legalidad internacional. Obama, en sus primeros tres años de mandato multiplicó por cinco las autorizaciones respecto a los ocho años de Bush. El Dron más evolucionado, el Predator XP, puede volar a más de 7.600 metros de altura, es capaz de permanecer en el aire durante más de 35 horas seguidas y puede alcanzar velocidades próximas a los 260 kilómetros por hora, portando bombas guiadas por láser tipo GBU-12 (227 Kg.) y misiles Hellfire de ataque al suelo. El actual director de la CIA, John Brennan defiende el uso de esta máquina de la muerte porque es “ético” y muy “práctico” ya que permite a EEUU entrar en zonas geográficas donde las tropas estarían corriendo un serio peligro. Sin embargo, las Naciones Unidas, en un informe sobre asesinatos selectivos, indican que las operaciones con Drones de combate conducen necesariamente a la matanza indiscriminada de civiles. Desde 2004, las operaciones con Drones de combate, solo en Pakistán, han causado la muerte de entre 2.412 y 3.701 personas, de las cuales 2.512 eran civiles. Se tiene constancia de ataques con drones de combate de los EE. UU. en Afganistán, Pakistán, Yemen, Libia, Iraq, Somalia y Uganda. También el Parlamento Europeo aprobó una resolución en 2014 denunciando que el empleo de Drones en Afganistán, Pakistán, Yemen, Libia, Iraq, Somalia y Uganda, suponen una violación flagrante de la Carta de las Naciones Unidas y un atentado a la soberanía de los Estados. Reclamando un convenio internacional mediante el cual se prohibiera el empleo de drones armados e instando al Consejo y a los Estados miembros a prohibir categóricamente la operaciones con drones que tengan como fin asesinatos selectivos, así como a impedir y rechazar toda ejecución extrajudicial y a trabajar por la prohibición internacional de los drones de combate.

El testimonio de una de las víctimas, el joven Faheem Qureshi, que con 14 años fue testigo de cómo su casa en Waziristán (Pakistán) volaba por los aires al impactar un misil de un Dron, arrebatando la vida a muchos de sus familiares, es estremecedor. Fue en 2009 y desde entonces Faheem y sus abogados han emprendido numerosas acciones legales sin éxito contra la Administración Norteamericana para que admitan el error y pidan perdón. Refiriéndose a Obama, el joven Qureshi lo tiene claro: ”se ha comportado como un tirano. Si hubiera una lista de tiranos en el mundo, Obama y su programa de Drones estaría en ella”.

Las ejecuciones extrajudiciales, los asesinatos, forman parte del “modus operandi del Imperio en su actual fase de opresión y tiranía. La ultraderecha norteamericana definió muy bien esa fase en su “Proyecto para el Nuevo Siglo Estadounidense” una organización que propone la dominación suprema, militar y económica, de la Tierra, el espacio y el ciberespacio por parte de Estados Unidos. Uno de sus mentores, el conocido como “el Príncipe de la Oscuridad”, Richard Perle, llegó a afirmar: “si logramos crear las condiciones para que nuestra visión del mundo siga adelante y nos identificamos con ella plenamente dejando de lado la sutileza de la diplomacia abrazando la guerra total, nuestros hijos nos dedicarían grandes odas exaltando nuestra gloria”. En otro tiempo, y con palabras parecidas, Adolfo Hitler se dirigía así a los alemanes.

Desgraciadamente el mundo hoy está en manos de estos bárbaros. La lucha por la Paz, contra los Imperios, podrá conseguir que no sea por mucho tiempo y que la tecnología, la ciencia y la investigación, se pongan al servicio de la causa de la Paz.

Publicado en el Nº 293 de la edición impresa de Mundo Obrero febrero 2016

En esta sección

Arrestada una periodista turca, compañera de un colaborador de Mundo ObreroGobierno socialista portugués. Posibilismo de izquierdas frente a la TroikaMiranda sembró la semilla del proyecto integrador LatinoamericanoNi golpe militar, ni golpe civil en TurquíaEl Grupo de Preparación de la Tercera Conferencia del Mediterráneo condena la represión ejercida por Erdogan tras el intento de golpe de Estado

Del autor/a

El ejército israelí en manos de un fascistaMarruecos ataca a Naciones Unidas. España callaBernie Sanders, la verdadera alternativa al ultraderechista Donald TrumpDrones: nueva arma del imperioCrónica de un contratiempo para la Revolución Bolivariana de Venezuela