El tren de la memoria

Mujeres brigadistas: Les Mamàs belgues El documental Les Mamàs belgues (Las mamás belgas)... recupera la memoria de 21 mujeres belgas de origen judío y de ideología comunista, que viajaron a miles de kilómetros a cuidar en el hospital de Ontinyent a los que combatían el fascismo en España.

Mariano Asenjo Pajares 24/11/2016

“Se levantaron antes del Alba" (Arthur London)

Hace tiempo alguien me dio a conocer un libro de tapa dura y gran tamaño, del que sobre todo me llamó la atención el derroche de paciencia y tiempo que delataba su acabado. El volumen tenía como motivo recoger testimonios y homenajear a una de las joyas de la red de hospitales con la que contó la República durante la guerra: el hospital militar de Ontinyent (Valencia), un antiguo monasterio convertido en una instalación moderna y amplia que disponía de buenos médicos, recursos y el necesario material. Este centro fue al principio un hospital de retaguardia, pues Ontinyent era entonces un pueblo tranquilo alejado del frente de batalla. Lo cierto es que su importancia fue en aumento y en las últimas semanas del conflicto bélico llegó a tener 800 heridos en sus dependencias.

Por una cuestión de logística y de mudanza de casa, ese libro permanece ahora lejos de mí. No obstante, su recuerdo sí permanece cercano y vigoroso, de tal forma que hace unos días cuando me topé con un anuncio en las llamadas ‘redes sociales’ que decía “Proyección del documental: ‘Les Mamàs belgues’ ”, de Sven Tuytens y Joan Torró, súbitamente eché de menos sus páginas e incluso el olor a tinta impresa que despedía la primera vez que ojeé su contenido.

Con la ayuda de Joan Josep Torró, un investigador local de Ontinyent y uno de los firmantes del libro referido, Sven Tuytens, corresponsal en España de la televisión pública de Bélgica y estudioso de la participación de las Brigadas Internacionales, empezó una aventura que ha culminado con un documental dirigido y escrito por él y que ha sido coproducido por la diputación de Valencia. Titulado Les Mamàs belgues (Las mamás belgas), el trabajo de Tuytens recupera la memoria de 21 mujeres belgas de origen judío y de ideología comunista, que lo dejaron todo en sus países para viajar a miles de kilómetros a cuidar a los soldados que combatían el fascismo en España. Hubo también en el hospital de Ontinyent mujeres de otros países, a las que también se incluyó en la misma denominación, pero el realizador ha centrado su historia en las chicas belgas. A Tuytens le llamó la atención esta historia por estar protagonizada por unas heroínas, tan comprometidas como desconocidas.

Fue en una caja de zapatos donde el periodista encontró una fotografía añeja que despertó su curiosidad y le llevó a rescatar las vivencias de un grupo de enfermeras procedentes de Amberes (Bélgica) que en 1937 llegaron al hospital militar de Ontinyent, en el que permanecieron hasta 1939 atendiendo a soldados republicanos que combatían el fascismo.

Leja Berger, Sara Blitzer y Frieda Buchalter son solo algunos de los nombres de estas mujeres que llegaron a España durante el conflicto armado que ocasionó la insurrección golpista de 1936 para ejercer como enfermeras, pese a "no tener experiencia profesional ni haber visto un herido de guerra en su vida", así lo expresa Tuytens, quien lamenta que cuando se habla de las Brigadas Internacionales no suele hablarse de “las mujeres".

Estas mujeres, relata Tuytens en el preámbulo de una de las proyecciones del documental, no querían quedarse de brazos cruzados ante el sufrimiento que vivía el pueblo español: "Sus maridos o novios luchaban en las brigadas internacionales. Ellas también querían participar en la lucha antifascista en España y el hospital les ofreció la posibilidad de ser útiles".

Esta historia, "casi olvidada" en palabras de Tuytens, terminó pocos años después de forma trágica, cuando las enfermeras se vieron obligadas a volver a su país tras el fin de la guerra y la instauración del régimen franquista. "Así comenzó su segunda guerra". Tuytens explica que las 'mamás belgas', en su mayoría judías, fueron perseguidas por los nazis, que las conocían despectivamente como "las españolas" por haber ayudado al bando republicano durante la Guerra Civil, y muchas terminaron sus días en campos de concentración como Auschwitz.

La vieja foto de la caja de zapatos que despertó el interés de Tuytens mostraba a un grupo de mujeres posando en la fiesta del 1 de mayo de 1937 en Barcelona. Era su primer día en España. Y era el principio de todo. “No era la típica imagen de milicianas con el fusil al hombro. Parecía más bien la foto de un grupo de chicas de excursión turística por Barcelona, pero poco a poco me enteré de la historia…"

#MujeresBrigadistas

Publicado en el Nº 300 de la edición impresa de Mundo Obrero noviembre 2016

En esta sección

Por un Partido de clase para el socialismo en el siglo XXIEl Observatorio de la mentira contra Cuba. La clase es la claseEl lugar del PCE en la sociedad española y europea de la fase actual del capitalismoBolívar, contra los criados, mal criados, del monstruo imperial. Nos queda la palabra.La muerte de la centro izquierda y los Trumpistas

Del autor/a

Abd al-Krim y el comunismo redentor¡Que vienen los rusos!, ¡Que vienen los rusos!Una de fútbol y racismoAntinuclearMundo laberinto