Repensando el sindicatoSeguimos repensando algunas cuestiones básicas

José María Alfaya 03/01/2017

Enlaces relacionados

“Repensando” el sindicato

“Las crisis demuestran que los obreros no se pueden limitar a luchar por obtener de los capitalistas concesiones parciales, ya que, cuando se produzca el crack, estos no solo arrebatarán a los trabajadores los derechos conquistados sino que los harán todavía más precarios”.

(V. I. Lenin, Las enseñanzas de la crisis, Tomo 5º Obras Completas).
Mientras el Secretario General de CC.OO. se metía en un charco (de sangre) a propósito de la cuestión siria en fechas tan convencionales como las encuadradas entre el sorteo de Navidad y la Nochebuena de no se sabe ya quién, el “repensamiento” sindical sigue produciendo documentos que merece la pena leer para constatar lo mucho que, ideológicamente, nos han querido corromper nuestras referencias. Que a estas alturas haya que recordar y enmendar la planilla sobre la definición de principios de los estatutos, como ha hecho la asamblea de afiliados del Sindicato Provincial de Servicios de Granada de CC.OO., no deja de ser sintomático. Juzguen ustedes mismos con los siguientes entrecomillados que pertenecen al texto de la enmienda a la totalidad aprobada:

De clase
“…un sindicato de clase, es decir, de lucha combativa donde los trabajadores asumen la importancia de su organización y su unidad, toman conciencia y descubren que sus intereses resultan antagónicos e incompatibles con los de la patronal y alcanzan a comprender que los procesos de producción podrían funcionar en régimen de propiedad colectiva, en ese extraordinario proceso de aprendizaje que encierra la lucha sindical en sí misma”.

Sociopolitico

“La actividad sindical que se limita a la lucha económica sin cuestionar el régimen de explotación y opresión coloca a los trabajadores a remolque del capital y los condena a su sometimiento a la clase dominante, sin posibilidad alternativa de emancipación social”.

Democrático

“… la primacía de la asamblea de los trabajadores como órgano de toma de decisiones en el desarrollo de la actividad sindical. No es posible suscribir ningún acuerdo con la patronal si no ha sido antes aprobado por la asamblea de los trabajadores. Este proceder democrático otorga el protagonismo a los trabajadores… delegados y miembros de Comité de Empresa, actúan frente a la empresa no en sustitución de sus compañeros de trabajo, sino como portavoces de éstos”.

Unitario

“La movilización y la presión como instrumentos imprescindibles para arrancar derechos y mejoras en las condiciones de trabajo o, como ahora ocurre con frecuencia, para frenar la agresividad del capital en la crisis (o estafa) del sistema, obliga a buscar la unidad de los trabajadores y a establecer vínculos con los movimientos sociales resistentes a los recortes de prestaciones y derechos que promueven los gobiernos reaccionarios. Por este motivo, es imprescindible la unificación de las luchas obreras y su confluencia con los movimientos sociales contrarios a las políticas neoliberales del capital…”

Independiente

“Lograr la independencia económica frente al Estado y la patronal es la forma –no la única- de garantizar un sindicalismo de clase digno de ese nombre”.

Hay que volver al centro de trabajo. “El lugar que por antonomasia expresa el conflicto capital-trabajo es precisamente el centro de trabajo… no solo debe potenciar su estructura organizativa por ramas de la producción. Deben también prestar mucha atención a su presencia en el territorio, como mejor forma de incorporar a las filas del sindicalismo de clase a los compañeros que se encuentran en paro, a los trabajadores precarios y a los jóvenes a los que el capital les niega un futuro”.

Internacionalista

…”que el internacionalismo se convierta para los obreros no en algo posible, sino necesario, condición obligatoria para el éxito de las luchas por la transformación social y el socialismo. El internacionalismo no niega en absoluto la independencia de los destacamentos nacionales de la clase obrera, su derecho a resolver por sí mismos sus propios asuntos. Pero esto no debilita en modo alguno la unidad de la clase obrera en el plano internacional”.

Si tratamos de rememorar la Revolución de Octubre bueno sería que dediquemos atención a no perder de vista sus enseñanzas… y eso sugiere que haya que seguir “repensando” algunas cuestiones básicas.

En esta sección

Estado y NacionalidadesUna extrema-derecha de tercera generación para AlemaniaCataluña y la balcanización de Europa por EEUUFicción y verdad. Los gringos de la embajada sufren sorderaRelata el camarero que sirvió la comida a Trump ante los virreyes

Del autor/a

La mies sigue siendo muy y mucha miesConcierto de Surcociente en la sala Libertad 8 de MadridBarcelona... a través del plasmaTe leo porque estás vivoDesde el fondo de la asamblea