Notas para la estrategia del PCE en 2017 El bloque dominante... busca, si es posible, acometer una reforma limitada de la Constitución que le permita iniciar un nuevo ciclo político para asegurarse otras tantas décadas de dominio económico, social, político e institucional.

José Luis Centella Gómez. Secretario General del PCE 30/01/2017

El año 2017 será un año importante a todos los niveles. En España, el bloque dominante trabaja para cerrar una salida antisocial, autoritaria y patriarcal de la crisis de régimen, que arrastra años. Para ello, en 2017, buscará sumar a la estabilidad parlamentaria que le aseguran sus acuerdos con Ciudadanos (C´s) y PSOE, unos pactos que garanticen la Paz Social, bien a través de una especie de nuevos “Pactos de la Moncloa” o de una sucesión de acuerdos de carácter social, que consoliden lo básico de las reformas y recortes acometidos desde 2010, con algún maquillaje para salvar la cara al PSOE y a los agentes sociales que acepten dichas reformas. También, por otra parte, se busca, si es posible, acometer una reforma limitada de la Constitución que le permita iniciar un nuevo ciclo político para asegurarse otras tantas décadas de dominio económico, social, político e institucional.

Al mismo tiempo el proceso catalán marcará en gran medida la agenda política, ya que la contradicción entre independentismo/centralismo se retroalimenta y oculta las contradicciones fundamentales que provocan las políticas de recortes que está aplicando el gobierno catalán de PDC y ERC, apoyado por activa o pasiva por la CUP, ya que, cuando el debate no se da entre derecha e izquierda sino en clave nacionalista, se producen alianzas contra natura de la izquierda de la CUP con la derecha de la antigua Convergencia.

En este sentido la defensa de una salida negociada, federal, basada en el derecho a decidir continúa siendo nuestra apuesta y tenemos que trabajar para que en la construcción de la confluencia catalana exista un potente polo federalista.
También será un año importante en la reconfiguración de los espacios políticos, no sólo de la izquierda, sino también de la derecha. El futuro de C’s y la incógnita de lo que hará Aznar influirán en cómo se reorganiza finalmente la derecha en función de cómo se resuelva la pugna entre reformistas y continuistas.

En el plano internacional asistiremos, por una parte, a una cierta confrontación en el interior del capitalismo, entre las multinacionales que tratarán de mantener su dominio por encima de las burguesías nacionales mediante la globalización y las políticas ultraliberales, y las burguesías nacionales que pretenden recuperar su poder y que en este momento se empiezan a referenciar en fuerzas como las del Gobierno de Trump en EEUU, en el resurgir del fascismo en Europa o de la extrema derecha en América Latina.

Por otra parte, en este año 2017 se fortalecerá la ofensiva imperialista para acabar con el proceso de integración latinoamericano, como paso indispensable en su intención de conseguir acabar con la posibilidad de consolidación de un bloque de países soberanos, libres del dominio de las multinacionales, y dueños de su destino. Para conseguir este objetivo es fundamental acabar con el gobierno de Maduro en Venezuela, esperando que con la derrota del gobierno chavista caigan el resto de países que hoy conforman el ALBA, de forma especial Cuba. Desde el PCE vamos a trabajar para que la izquierda mundial tenga un plan común.

De la misma manera, la creciente militarización de la zona Asia-Pacífico, donde los EE.UU. han multiplicado en los dos últimos años por seis su presencia militar, y la actuación destructiva del imperialismo en Oriente Medio, de la que la guerra de Siria puede ser su exponente más visible -pero no el único- nos viene a poner de manifiesto que el Imperialismo, como fase del capitalismo en este siglo XXI, tiene un plan global para intentar el dominio de todo el planeta.

En esta ofensiva imperialista juega un papel determinante la UE, como principal aliado en el objetivo de mantener el dominio del llamado primer mundo sobre el resto del planeta, por lo que tenemos que ser activos en la confrontación con la OTAN y la UE como instrumentos imperialistas.

Desde este breve y esquemático análisis se pueden plantear algunas cuestiones sobre las que trabajar hasta el próximo Comité Federal:
En España, es importante influir en que se activen los conflictos que produce el intento del sistema de que la mayoría de la población se resigne a la pérdida de calidad de vida y derechos y no se plantee la necesidad de mejorar sus condiciones de vida.

Participar en las campañas de IU, activar las propias del PCE es importante, pero es mucho más dar la mayor difusión a los conflictos concretos que se producen en todo el Estado, para ello es importante que el sindicalismo de clase juegue su papel de defensa de los derechos de las trabajadoras y trabajadores mediante la activación generalizada de la tensión social.

Cobra también importancia la lucha de la juventud y de la mujer en un momento en el que ambos sectores están siendo especialmente agredidos. Es realmente grave la espiral de violencia machista que se sufre en este inicio de año, prueba de la inutilidad de las medidas adoptadas por el gobierno y del cinismo del llamado pacto contra la violencia machista.

También debemos procurar que aflore el debate constitucional y aprovechar el intento de maquillar la Constitución para intentar romper los límites del debate, tratando de que se produzca un verdadero debate constituyente tanto en lo social como en lo institucional.

Al mismo tiempo debemos implicarnos en todo el Estado en el proceso de reconfiguración que se va a producir en la izquierda. El PCE debe participar con propuestas concretas. Las tenemos bien definidas en los documentos de la 1ª fase del XX Congreso, ahora se trata de ir concretándolas en el día a día y generar alianzas para que por una parte el resultado de este debate mantenga la coherencia en todo el Estado, tanto en el fondo para conseguir un programa político común, como en la forma, para permitir la pluralidad que existe en la izquierda en todo el Estado.

La segunda fase del XX Congreso es una magnífica oportunidad para situar al PCE en las mejores posiciones para afrontar estos retos, de manera que se despeje cualquier duda sobre la determinación del PCE de reforzar su implicación en la acción política desde un perfil propio, con propuestas que nos permitan ser parte activa en las convergencias políticas y sociales que se construyan desde nuestra soberanía e independencia. Para eso debemos saber conjugar las acciones que realicemos directamente como Partido, con nuestra participación en espacios unitarios de lucha y de potenciación del conflicto social.

A nivel internacional nos vamos a volcar en conseguir que sea una realidad el Foro de la Izquierda Europea como instrumento para combatir las intenciones de la UE, al mismo tiempo que debemos trabajar para ganar aliados en nuestro planteamiento de que la UE es irreformable y por tanto no cabe su reforma sino propiciar su implosión para generar un proceso de integración europea horizontal y solidario que sea aliado de quienes quieren construir un nuevo orden internacional multipolar que acabe con cualquier tipo de imperialismo.

En este sentido debemos ser parte de la batalla que se da en América Latina, defender Cuba, Venezuela es defender nuestra propia causa. Para ello impulsaremos las propuestas de colaboración con el PC de Cuba como eje básico y con el Foro de Sao Paulo como mejor instrumento.

Por último, en este año debemos continuar nuestros trabajos en el seno de las Reuniones Anuales de Partidos Comunistas y Obreros en la línea que marcó la reunión de Vietnam y aprovechar el aniversario del Centenario de la Revolución Soviética para poner en valor el papel del Partido Comunista en este momento y reivindicar las aportaciones del comunismo a la historia de la humanidad.

Publicado en el Nº 302 de la edición impresa de Mundo Obrero enero 2017

En esta sección

Recordando a Marcos AnaEl PCEx no secunda la manifestación “por un tren digno” del 18N en MadridEl PCE estará presente en los actos conmemorativos del Centenario de la Revolución RusaIntervención del PCE, a cargo de Manu Pineda, en el encuentro de Partidos Comunistas y Obreros en Leningrado (San Petersburgo)Centella: “Se está preparando un cierre de la crisis del régimen en clave autoritaria y patriarcal”

Del autor/a

Celebrar el centenario de la Revolución aprendiendo de ellaUnidos con América Latina en la lucha antiimperialistaLa izquierda tiene la obligación de mirar más allá del día 1 de octubreEn defensa de la libertad de expresión y por un acuerdo que permita al pueblo catalán votar para decidir su articulación institucionalSolidaridad del Partido Comunista de España con el pueblo de Cuba tras el paso del huracán Irma