IU se abstiene en el último voto por la Presidencia del Parlamento Europeo ante "la ausencia de compromisos concretos" del S&D

Grupo de Izquierda Unitaria Europea / Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL) 31/01/2017

Las diputadas de la delegación de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, Paloma López, Ángela Vallina y Javier Couso, han decidido abstenerse en la última ronda de votaciones para elegir al presidente de la Eurocámara, ante la “ausencia de compromisos políticos concretos” por parte del Grupo socialdemócrata (S&D) y su candidato, Gianni Pittella. IU, para darle su apoyo en el caso de que la candidata del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria / Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL), Eleonora Forenza, no llegara a la última ronda, había puesto como condición gestos claros en torno a tres ejes: CETA, políticas migratorias y Pacto de Estabilidad/políticas de austeridad. Además, había exigido cambios en el nuevo reglamento de la Eurocámara. Sin embargo, el S&D “no ha dado suficientes garantías de que cumplirá”, por lo que “no podemos darle un cheque en blanco a Pittella”.

“Hemos sido muy claros desde el principio con el S&D y con el propio Pittella. Para creernos que ha roto con la Gran Coalición en Europa, los socialdemócratas debían decir ‘No’ al CETA, comprometerse a acabar con las políticas migratorias criminales de la UE, y a dar los pasos necesarios para terminar con el Pacto de Estabilidad y las políticas de austeridad. Después de una semana de contactos lo único que hemos obtenido es una carta” a la presidenta del GUE/NGL, Gabi Zimmer, “repleta de buena voluntad, pero sin pasos concretos”, ha explicado la portavoz, Marina Albiol.
Así “se lo trasladamos a Pittella la pasada semana y lo seguimos manteniendo: para que la izquierda pueda confiar en los socialdemócratas, el S&D tiene ante sí que demostrarnos que realmente están dispuestos a cambiar y a luchar contras las políticas neoliberales y xenófobas que hasta hace 15 días han estado pactando con conservadores y liberales”.

Por lo tanto, “no hemos votado a Pittella para que sea presidente del Parlamento Europeo, pero sí que estamos dispuestos a abrir un periodo en el que a través del trabajo sobre lo concreto se pueda cimentar una relación de confianza entre ambos grupos”. Es decir, “que si son sinceros y honestos”, la Presidencia de la Eurocámara debe “ser lo de menos”.

“Nosotros siempre hemos estado en la izquierda y si los socialdemócratas quieren girar a la izquierda, les damos la bienvenida. Ahora bien, como los antecedentes de que este tipo de giros se producen sólo en procesos electorales, el S&D debe entender que necesitamos hechos y, por ejemplo, uno vital es que empiecen cambiando sus políticas en el Consejo Europeo”.

Albiol ha lamentado que la Presidencia del Parlamento recaiga sobre el conservador Antonio Tajani, “quien se ha rodeado de una coalición mucho más neoliberal que la anterior”. “A nosotras, desde luego, nos van a tener en frente luchando, como hemos hecho hasta ahora, por acabar con sus políticas criminales”.

Marina Albiol, nueva vicepresidenta del GUE/NGL

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, y la de Podemos, Tania González, compartirán la vicepresidencia de la Izquierda Unitaria Europea / Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL) hasta final de legislatura, tal y como aprobó el grupo el pasado mes de diciembre. Albiol, que cree que el nombramiento es una “forma de reconocer también el trabajo conjunto que estamos desarrollando como Unidos Podemos en el Estado español”, marca como prioridades que el GUE/NGL “tenga más presencia e interlocución con la calle y en el conflicto social”, así como “reforzar nuestro papel como punta de lanza contra la extrema derecha” en Bruselas.
Para Albiol, el momento político y social que vive la Unión Europea “exige una izquierda más ágil y menos institucionalizada que esté mucho más conectada con las clases populares”. Esa es “la verdadera batalla que se nos presenta en los próximos años”, una batalla que pasa por “no sólo defender a las clases populares, sino ser clases populares”. “Es la única vacuna que tenemos para pararle los pies a la extrema derecha”, explica.

Por ello, la portavoz de IU cree necesario que el GUE/NGL esté más presente en el conflicto social. “Somos un grupo confederal que desarrolla un trabajo muy importante sobre realidades concretas de los Estados miembros que propone cada delegación, pero debemos tratar de aumentar esa colaboración y de hacer de esta una batalla global. Se trata de impulsar acciones conjuntas que sirvan para atajar el momento de emergencia social que vive la UE”.

“Creo que el camino lo estamos marcando ya en el Congreso de los Diputados y el Senado, es el de tener claramente un pie en la calle y otro en las instituciones, reforzar la movilización, enfrentar las luchas de manera conjunta y ser una izquierda rupturista, no una izquierda domesticada”, apunta, antes de recalcar que “el hecho de que Tania y yo compartamos este puesto es también una muestra de reconocimiento a ese trabajo y esa experiencia en el Estado”.

Publicado en el Nº 302 de la edición impresa de Mundo Obrero enero 2017

En esta sección

La Casa Real y el Gobierno, cómplices de la dictadura saudíIU denuncia el acuerdo para mantener en secreto la venta de armas a Arabia SauditaAbierta cuenta de donaciones tras el huracán Irma: solidaridad con Cuba, el país más solidario del mundoDe la intervención del canciller venezolano, Jorge Arreaza, en el 36° Período del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, SuizaUn grito contra el genocidio en Birmania

Del autor/a

Albiol da la bienvenida al PSOE a la oposición al CETA, pero recuerda que para pararlo deben votar en contraIU reclama sanciones para el Estado por la mujer nigeriana deportada pese a ser víctima de trataIU acusa a la CE de “ocultar” acuerdos informales con terceros países para acelerar deportacionesIU exige que el respeto por los derechos de las clases populares sea eje central de las negociaciones del BrexitIU se abstiene en el último voto por la Presidencia del Parlamento Europeo ante "la ausencia de compromisos concretos" del S&D