PCEx y UJCEx apuestan por cerrar Almaraz y nacionalizar las eléctricas

Partido Comunista de Extremadura 19/02/2017

La polémica decisión adoptada por el Consejo de Seguridad Nuclear con la Central de Garoña sienta un precedente histórico en el Estado español, primero porque se avala que una planta nuclear opere más allá de los 40 años de vida y, segundo, porque desliga la autorización para operar de la obligación de revisión integral de la seguridad de toda la instalación, que se ha de realizar cada 10 años y que ahora se extiende a los 14. Esto unido al anuncio de construir un Almacén Temporal Individualizado (ATI) en Almaraz, abre la posibilidad por parte de las empresas propietarias de la Central (Iberdrola, Endesa y Gas Natural) de alargar su vida ante el cierre previsto de la misma, al cumplir la vida útil para los que fueron diseñados y construidos los dos reactores nucleares que permanecen en funcionamiento en nuestra región.

Los datos del Consejo de Seguridad Nuclear contenidos en el Informe del Consejo de Seguridad Nuclear al Congreso de los Diputados y al Senado correspondiente al año 2015, desmonta la propaganda con la que nos quieren hacer creer que es necesario construir el ATI en Almaraz, pues en dicho informe se puede ver que la saturación de las piscinas de combustible gastado llegaría en el año 2020 para la Unidad 1 y en el 2022 para la Unidad 2, es decir en la fecha prevista para cerrar la Central Nuclear de Almaraz.

Para el PCEx y la UJCE de Extremadura, el cierre de la Central Nuclear de Almaraz se debería de haber producido en el momento que los dos reactores empezaron a dar problemas y a poner en peligro a Extremadura y Portugal, es por ello que hacemos responsables al PSOE y al PP de las consecuencias que pueda tener un accidente nuclear derivado de su consentimiento político de que dicha central este en funcionamiento.

También queremos aprovechar para saludar al pueblo portugués que está luchando por el cierre de la Central Nuclear de Almaraz y en especial a nuestros hermanos y hermanas del Partido Comunista Portugués que han llevado tanto al Parlamento de la República Portuguesa como al Parlamento Europeo la problemática de esta Central Nuclear, que está poniendo en peligro a miles de personas de ambos países.

Por último los y las comunistas, denunciamos que parte del problema reside en que la producción de energía en nuestro país se encuentre en manos privadas, con las siguientes consecuencias: Energía cada vez más cara, cortes de luz a familias sin ingresos, dependencia exterior, beneficios para una minoría, destrucción de empleos y precarización.

Por todo esto, es necesario que los trabajadores y trabajadoras reclamemos que se restituya al país lo que es de todos y todas: que se nacionalicen las grandes empresas eléctricas y que se asuma una responsabilidad de futuro con el medio ambiente.

En esta sección

El 25N contra sus violencias caminamos hacia el 8MEUPV insta a Sanidad a acabar con el modelo sanitario privatizador del PP y a defender la gestión públicaIU exige que el Congreso e Interior hagan públicos nuevos documentos que arrojan luz sobre el asesinato de García Caparrós para “levantar así el velo de silencio” impuesto durante 40 añosLa república será el primer frente contra la pobreza y la desigualdadREFUGEES WELCOME, la roñosa pancarta de la fachada

Del autor/a

El PCEx no secunda la manifestación “por un tren digno” del 18N en MadridReabrir la Vía de la Plata frente al derroche en Alta VelocidadPCEx y UJCEx apuestan por cerrar Almaraz y nacionalizar las eléctricasEl PCEx exige investigar las causas del fallecimiento del trabajador oliventino Juan Francisco DíazLa localidad de Olivenza dedica el nombre de una calle a Juan Manuel Robles Ramallo, histórico dirigente del Partido Comunista de Extremadura