El gobierno precariza los contratos doctorales ilegalmente sin avisar

Unión de Juventudes Comunistas de España 09/03/2017

Recientemente el Gobierno ha modificado sin comunicarlo el código de los contratos predoctorales y postdoctorales con carácter retroactivo, de contrato de obras y servicios (tipo 401) a uno de prácticas (tipo 420), para todos los contratos que hayan sido firmados desde el año 2014. También ha sido modificada la vida laboral de las investigadoras afectadas, donde este cambio se ha visto reflejado sin previo aviso, contando como si llevaran trabajando desde el año 2014 con un contrato en prácticas.

Ante esto, la Juventud Comunista reivindicamos que un contrato en prácticas tiene una duración de 2 años, luego es ilegal que los contratos predoctorales hayan cambiado a prácticas, ya que su duración es de entre 3 y 4 años. Esto viene de una larga lucha iniciada en 2011, cuando se consiguió que los contratos tuviesen una duración de 4 años. A esto se le añade las dificultades que existen para solicitar la tarjeta sanitaria europea desde el cambio de contrato, lo cual afecta a estas investigadoras que en muchas ocasiones realizan instancias de investigación en el extranjero. También, el cambio de contrato ha propiciado un duro ataque a los derechos laborales de las investigadoras, ya que sufren una pérdida del derecho a indemnización por finalización de contrato. Anteriormente, las investigadoras que terminaban su contrato, al estar en prácticas, no podían formar parte de la plantilla de la empresa en la que habían estado durante cuatro años, no se podían encadenar dos contratos en prácticas asociados a una misma titulación, sin embargo, para hacerlo legal, han introducido un nuevo código de relación laboral en la Seguridad Social, que permite al contratante encadenar varios contratos de prácticas, precarizando todavía más la situación.

Las medidas del Gobierno afectan a las estudiantes de Doctorado que firmaron este tipo de contratos desde el año 2014, pero también, a todo el estudiantado que quiera dedicarse en un futuro a la investigación. Estos ataques sólo se pueden interpretar como un intento por elitizar la investigación y por precarizar a la clase trabajadora de este país, despojándola de sus derechos laborales. Es un robo del futuro de las estudiantes que vayan a dedicarse a la investigación.

Las jóvenes comunistas no vamos a ceder las conquistas realizadas por las estudiantes de clase trabajadora a través de las luchas sociales, y llamamos a las investigadoras doctorales y estudiantes a organizarse y sumarse a las luchas que nos encaminan hacia una huelga general educativa, que tendrá lugar el 9 de marzo, donde las reivindicaciones de las estudiantes de Doctorado deben estar presentes en todos los espacios. La comunidad educativa debe visualizar todos los ataques que el Régimen está realizando contra la investigación y la ciencia de este país y contra sus jóvenes, precarizándolas y dejándolas sin proyectos vitales.

Publicado en el Nº 304 de la edición impresa de Mundo Obrero marzo 2017

En esta sección

Con la movilización y el Poder Popular, FRENAMOS LA REAPERTURA NUCLEAR9M ¡A la huelga por un trabajo, una educación y una vida digna!El gobierno precariza los contratos doctorales ilegalmente sin avisarLa Juventud Comunista apoya el Paro Internacional de MujeresLa Juventud Comunista ante la huelga del 9M

Del autor/a

9M ¡A la huelga por un trabajo, una educación y una vida digna!El gobierno precariza los contratos doctorales ilegalmente sin avisar9M Rompemos con el régimen conquistando un nuevo sistema educativo. ¡A la huelga por un trabajo, una educación y una vida digna!La Juventud Comunista apoya el Paro Internacional de MujeresLa Juventud Comunista ante la huelga del 9M