Seguimos

Contra el olvido Saludar el espacio público de Madrid que desde marzo cuenta en homenaje a Arturo Barea y la llegada al Congreso de los Diputados del caso de García Caparrós, joven malagueño asesinado hace cuarenta años.

Foro por la Memoria 03/05/2017

Nos abandonó el invierno a la par que conocíamos las novedosas líneas discursivas del periodista David Rieff en cuanto a la necesidad del olvido en relación con la memoria colectiva, en su creación, manipulación o conmemoración por los Estados o colectivos humanos, aparte del aliento que pudiera presuponer para la unidad nacional. Evidentemente que en sus reflexiones no habla sólo del caso español, pero sí hace referencia a él y es por ello por lo que no debemos de pasar por alto sus supuestos y recomendaciones.

Aunque afirma en estos escritos que en la mayoría de los casos al menos, el olvido comete una injusticia con el pasado, opina también que la memoria, el recuerdo, incurre en una injusticia con el presente: cuando la memoria colectiva condena a las comunidades a sentir el dolor de sus heridas históricas y el enconamiento de sus agravios -asegura- no es preciso cumplir con el deber de recordar, sino con el deber de olvidar. Y nos pregunta que qué puede ser peor, si el recuerdo o el olvido.

Asumiendo que no existe respuesta que convenza a todos, apuesta por el asumir el olvido debido a la prudencia que esta aptitud que, entiende, lleva implícita. Faltar a la memoria, y desconocerla o no estudiarla, hemos creído siempre que es quedar privado de parte de lo que somos; no recuperar la historia sería como despojar de una vida vivida a cientos de miles de mujeres y hombres que forman parte de ella, que son parte de los cimientos sobre los que se vive hoy. De todos modos, éstos y otros planteamientos se recogen en un libro que está siendo presentado en nuestro país durante el mes de marzo, para quien quiera profundizar sobre estas tesis.

En España, el proceso de olvido, o de no menear el recuerdo en aras a avances más prioritarios, ya lo hemos vivido en la antesala de la democracia. Nos queda pendiente precisamente el proceso de investigación, el conocimiento de la verdad y el fin de la impunidad del franquismo y sus crímenes, que debería haberse dado hace ya mucho tiempo y no se dio.

¿Qué nos recomienda mister Rieff para cerrar el dolor –ya ni mencionar los derechos- de las víctimas y sus familiares del caso español? Nos lleva a pensar en lo que argumenta la derecha nacional española cuando se habla del caso; derecha, por demás, heredera en forma y fondo, de aquella dictadura a la que pretenden llamar y asimilar como civilizada. Son los que nos gobiernan y los que permiten que en los lugares públicos de titularidad del Estado –por ejemplo- se mantenga aún una simbología contraria a la legalidad vigente de 2007. En total, 137 vestigios franquistas expuestos en sedes de ministerios y otros organismos estatales, están aún a la espera de ser retirados desde 2011, precisamente el mismo año en el que el señor Rajoy cambió su domicilio a La Moncloa.

También son los que nos defienden y velan por nosotros: la Fiscalía General del Estado ve no haya indicio de delito en las declaraciones de Rafael Hernando, portavoz del PP en el Congreso cuando a manera de burla declaró que “esto de estar todos los días con los muertos para arriba y para abajo es el entretenimiento de algunos”, en referencia al movimiento memorialístico.

Saludar el espacio público de Madrid que desde marzo cuenta en homenaje a Arturo Barea y la llegada al Congreso de los Diputados del caso de García Caparrós, el joven malagueño asesinado hace ya cuarenta años en una manifestación pro-autonomía andaluza y para el que la familia pide la reapertura de la investigación sobre su muerte.


Twitter: @foroporlamemori
Web: http://www.foroporlamemoria.es
Correo-e: asociacion.foroporlamemoria@yahoo.es

Publicado en el Nº 305 de la edición impresa de Mundo Obrero abril 2017

En esta sección

Por un Partido de clase para el socialismo en el siglo XXIEl Observatorio de la mentira contra Cuba. La clase es la claseEl lugar del PCE en la sociedad española y europea de la fase actual del capitalismoBolívar, contra los criados, mal criados, del monstruo imperial. Nos queda la palabra.La muerte de la centro izquierda y los Trumpistas

Del autor/a

Vicente, Mendieta y el generalGuernica, icono de la destrucción¡Viva la Nueve!En plena primaveraContra el olvido