En homenaje a Sagrario Losada

Maribel Alonso 11/05/2017

Si la palabra Sagrario tuviera alguna acepción, que definiese a la camarada Sagrario Losada Martín sería defensora y depositaria de una ideología asumida y encarnada hasta sus últimas consecuencias: la dedicación exclusiva hasta la exhaustividad; todos sabemos los ámbitos que tocaba para concienciar sobre esta política tiznada de cada día, donde sólo interesa una cultura de óptica unilateral que ella se encargó de darle los matices poliédricos que debería tener.

Entre los trabajos a los que dedicó su vida están sus obligaciones de pedagoga y antropóloga que desempeñó en la UAM proyectando trabajos e inculcando en el alumnado la conciencia social sobre los temas femeninos, siendo un aspecto de preocupación el tema de la prostitución y rehabilitar la dignidad de la mujer.

Otros proyectos: Latinoamérica, Cuba, Palestina, inmigración etc. Fueron temas que defendió a ultranza.

Entre sus características están la honestidad y lucidez, militancia coherente, capacidad organizativa, activista incansable, persuasiva y vital, crítica, con una fuerza moral, que la hace ser intolerante con lo incontenible; denuncia la hipocresía como coacción social y la falta de libertad. Fue capaz de ponerse en pie cuando fue necesario -aunque el resto siguiera sentado-, por defender realidades inherentes al pensamiento que conlleva ser y vivir como comunista, como algo que nunca se desmorona.

¿Sus recursos? Reprimir la grosería de dar lecciones, manejar la sabiduría con delicadeza, jamás invadió el sitio ni la palabra de los otros.

Gracias Sagrario, camarada, maestra, amiga.

Te hemos regalado homenaje de palabras y dichos de amor en el Club de Amigos de la Unesco de Madrid CAUM el 15 de febrero, en el Ateneo de Madrid el 10 de marzo, desde el Partido y todas las asociaciones por las que has vivido y has dado el corazón. Los hechos dirán si seguimos la dirección de tu mirada; ésa ha de ser tu herencia para todos los que contigo hemos trabajado. El futuro dirá si hemos conseguido mantenerte viva.

Como principio hemos inaugurado el 21 de marzo con tu nombre y “para siempre” en el Ateneo las lecturas de mujeres que en esta institución diste comienzo, como emblema de tu trabajo y tu vida.

Hasta siempre camarada en nombre de todos. ¡Salud!

Publicado en el Nº 305 de la edición impresa de Mundo Obrero abril 2017

En esta sección

La izquierda tiene la obligación de mirar más allá del día 1 de octubreFrente a la pinza entre nacionalismos, un pacto nacional y de claseApoyo del PCE a las movilizaciones en defensa de las libertades democráticas y del derecho de autodeterminaciónPSUC Viu por el derecho de autodeterminación y contra la represiónIU-Verdes responsabiliza a De la Serna y al alcalde Ballesta de la "violencia" policial en Murcia

Del autor/a

En homenaje a Sagrario Losada