Vienen a traer los testimonios de las víctimas, visibilizarlas y desmontar la manipulación mediáticaLas víctimas de la violencia política en Venezuela acusan a la oposición de apoyar la violencia para derrocar al Gobierno frente a la vía del diálogo El Comité de las Víctimas de la Guarimba se reunió en Madrid con la dirección del PCE y de IU para contar lo que sucede en Venezuela

Gema Delgado 11/05/2017

Representantes del Comité de Víctimas de la Guarimba han venido a Madrid para mostrar la verdad de lo que está ocurriendo tras las manifestaciones violentas en Venezuela, que no tiene nada que ver con los cuentan los medios. Ya se han reunido con senadores y con miembros del Ministerio de Asuntos Exteriores. Por la mañana se han entrevistado con la dirección del PCE, incluyendo el Secretario General del PCE, José Luis Centella, y del PCM, Alvaro Aguilera, y de Izquierda Unida, como Ismael González, Lola Sánchez y Fran Pérez, entre otros. Y por la tarde estuvieron en el Congreso de los Diputados para hablar con parlamentarios.

Vienen a traer los testimonios de las víctimas, visibilizarlas y desmontar la manipulación mediática construida sobre el relato de estudiantes pacíficos asesinados por representantes del gobierno. Los portavoces de las víctimas quieren que se sepa la verdad, que se investiguen los hechos y se haga justicia con los responsables materiales e intelectuales de las manifestaciones violentas, que estos meses ya han dejado 36 muertos y cuyo objetivo, alertan, es derrocar al gobierno. Piden que se no se instrumentalicen los Derechos Humanos, y que se deje de llamar presos políticos a personas como Leopoldo López, a quien responsabilizan, entre otras cosas, de la llamada a la violencia política que en 2014 causó 43 muertos y 878 heridos.

Desde 2014 López realiza convocatorias en aras de romper el orden constitucional, incitar a la desobediencia civil y demandar la salida del presidente Nicolás Maduro por vías antidemocráticas.

Fue acusado  por delitos que van desde instigación a delinquir, intimidación pública y daños a la propiedad pública, hasta homicidio intencional calificado ejecutado por motivos fútiles e innobles. También se imputó a Antonio Ledesma y Cepallo, pero no al resto de los líderes de los partidos y movimientos opositores que apoyaron la violencia política.

Portavoces del Comité de Víctimas de la Guarimba estuvieron en Bruselas y en España. Ahora han vuelto para a contar que de nuevo se están repitiendo las manifestaciones violentas de abril de 2013 y las realizadas de febrero a junio de 2014, cuyo único fin era el derrocamiento de los gobernantes democráticamente elegidos por medio de vías inconstitucionales, como explica la portavoz de la organización, Desirei Cabrera, madre de una bebé que fue atacada por manifestantes violentos cuando iban a la casa cuna.

Oscar Carrero y Zoraida Bravo son algunas de las víctimas y familiares directos de los 43 muertos y 878 heridos que dejó “la llamada de dirigentes de la oposición a la violencia política en un plan que llamaron a La Salida”. Este año la historia se repite y ya hay 36 muertos; 24 de ellos era gente que no participaba en las manifestaciones.

Aclaran también que de los 36 muertos de este año sólo 4 fueron víctimas de las fuerzas policiales y los responsables están imputados y privados de libertad, como ocurrió con los miembros de las fuerzas de seguridad responsables de los 8 fallecidos en 2014. El resto de las víctimas murieron a manos de civiles armados. “También pedimos la creación de una Comisión por la Justicia y la Verdad, porque queremos que todos los casos de las víctimas sean investigados, pero aún no se ha podido hacer porque la oposición no se sienta a dialogar”.

Oscar Carrero cuenta su testimonio. Perdió un brazo pero consiguió salvar la vida. Le atacaron cuando llevaba un camión con medicinas para el Hospital Central y un centro asistencial. Ocurrió en San Cristobal, la ciudad del Estado de Táchira, fronterizo con Colombia. Habían cortado la vía principal con lo que iba buscando vías alternativas. “Me hicieron voltear el camión y dijeron que como el vehículo era oficial me tenían que matar porque yo era chavista”. Logró salir por una ventanilla cuando atacaban al camión con todo tipo de objetos contundentes. Utilizaron también la famosa “papita” que es un explosivo casero hecho con clavos, canicas partidas y explosivos. Le tiraron una a la cara y al esquivarla con la mano la perdió automáticamente. Después de cinco días en cuidados intensivos y seis meses hospitalizados decidió formar parte del Comité de Víctimas de la Guarimba y el Golpe Continuado.

Oscar denuncia como se ha invisibilizado a la víctimas de la Guarimba en todo el mundo, cambiando los papeles al tratarles a ellos de victamarios y a los culpables de víctimas. Y encima a los que están presos les llaman presos políticos cuando son los que llamaron a saquear y destruir un país y sembrando muerte en Venezuela. Ponen nombres a los responsables: Leopoldo López, Daniel Ceballos (de San Cristobal), Antonio Ledezma, Enrique Capriles, María Corina Machado... “los mismos que llamaron a la salida del 2013 y 2014. Hay que recordar que el candidato opositor que perdió frente a Maduro, Capriles, también llamó a la arrechera en 2013. Lo repitieron en 2014 y hoy vuelven a repetir con dirigentes políticos y de la Asamblea Nacional. Todos los muertos fueron causados por actos de terrorismo. Añaden que se camuflan en el ataque a los Derechos Humanos para violentar y destruir un país que es de todos.

Zoraida Bravo también da testimonio. Perdió a su hijo, capitán de la Guardia Nacional Bolivariana. Tenía 36 años. Ramzor Ernesto Bravo fue asesinado el 12 de marzo de 2014 de un impacto de bala. Llamaron a su comando para informarles de un incendio en una gasolinera. Era una emboscada y les recibieron a tiros. El primero al que hirieron fue a un sargento. Cuando Ramzor fue a socorrerle los manifestantes violentos le mataron de un tiro. Fue en Naguanagua, en una zona residencial de clase media alta, donde asegura que disparaban desde las casas. Está en la ciudad de Valencia. Esa misma noche la Guardia Nacional encontró en la zona una casa de acopio con cócteles molotov y armamento. Hubo cuatro detenidos. El jefe del sector donde atacaron a mi hijo es de nacionalidad italiana, Antonio Batioste, que tiene alerta roja en Interpol y aún anda en libertad, según cuenta Zoraida. Ya había tenido un juicio en el 1994 por tráfico de armas en Venezuela. Dos jóvenes declararon en el caso, uno de ellos reconociendo que le habían pagado para cometer esas acciones tan terroristas. Otros dos están en búsqueda.

De los 43 muertos de 2014, 6 son guardias nacionales. Y de los 878 heridos hay más de 250 funcionarios, muchos jóvenes, unos quedaron parapléjicos, otros en sillas de ruedas, etc. “Y parece que vamos por lo mismo. Hoy, como entonces celebran cuando matan a un guardia nacional de la patria” cuenta Zoraida. Muestra imágenes de manifestantes encapuchados atacando tanquetas de la guardia nacional mientras explica que se suben a la tanqueta y tiran los cócteles molotov con los guardias dentro, y que lo más probable es que es gente entrenada para eso. Denuncia que el alcalde de Chacao, en Caracas, se pasea con los encapuchados celebrando estas acciones. “Igual que lo celebre la oposición, que en ningún momento se ha desmarcado de esta violencia sino que la apoyan y la aúpan. Se habla de que por cada muerto y por cada policía hay un precio en dólares. ¿Cómo puedes celebrar que llevan ya 36 muertos? Estoy segura de que en vuestro país no se puede hacer esto”.

La solución, apuntan todos, es el diálogo, trazar vías pacíficamente. El problema es que la oposición no quieren la vía del diálogo. Se levantaron de la mesa y no han vuelto a pesar de que hasta el papa les pide que lo hagan.

En esta sección

IU reclama que Zoido explique en el Congreso la reclusión de cerca de 500 personas migrantes en la cárcel sin inaugurar de Málaga II y pide por escrito distintas explicaciones al GobiernoIzquierda Unida, “satisfecha” por los “notables avances en la investigación de los ‘Papeles de Bárcenas’”Confluencias y ciudades del cambio, en el ecuador de una legislaturaIU denuncia ante la Comisión Europea la intervención de Montoro en las cuentas del Ayuntamiento de MadridDefensa trata de corregir sus mentiras a IU y ahora sí reconoce que la Asociación de Militares Española disfruta de dependencias gratis en un cuartel

Del autor/a

El fascismo siempre trata de reemplazar el conflicto de clases por el de raza o naciónGregor Gysi: “La izquierda en Europa debe ser más fuerte. Para ello, debe superar su fragmentación y unirse de forma más estrecha”Eduard Navarro: “Debemos enlazar la salida al conflicto nacional de Catalunya con una propuesta republicana y federal”Ha muerto Eva Domínguez, fotógrafa de Mundo ObreroEl fascismo siempre trata de reemplazar el conflicto de clases por otro tipo de dilemas, como la raza y la nación