Del 15M hasta hoy Al día de hoy, tras 6 años del movimiento quincemayista, el país está inserto en dos caminos: “Restauración” o “Ruptura”.

Ernesto Alba. Responsable de Acción Política y Relaciones Políticas de IU 15/05/2017

El 15-M del 2011 nos demostró que algo estaba pasando en nuestro país. La estructura social se había roto tras la crisis económica del 2008 y, desde aquel momento, ya nada iba a ser igual. El proceso de movilizaciones y concentraciones dieron paso a un proceso de repolitización en el país que activó todas las alarmas de una sociedad que económicamente, socialmente y culturalmente estaba mutando. Pero el proceso que eclosionó tenía raíces más profundas, muchos de esos activistas vivieron su proceso de politización al calor de las huelgas generales de 2010 y 2011, como Lenin nos expresaba en 1905 en el “Que Hacer”. Eso nos demuestra que, en el fondo, el "elemento espontáneo" no es sino la forma embrionaria de lo consciente.

Desde aquel momento han venido emergiendo distintas expresiones que han intentado situar las demandas del propio movimiento. Las marchas de la dignidad fueron capaces de recoger ciertas demandas de forma unitaria a través de una consigna: Pan, trabajo, techo y dignidad.

El movimiento de aquella primavera abrió un ciclo electoral donde el sello de reivindicaciones ha sido determinante para explicar la política española. En todos estos años hemos asistido no sólo a una crisis económica, también política.

Las elecciones europeas vinieron determinadas por la aparición de Podemos como nueva fuerza política que fue capaz de asumir ciertos códigos que hicieron girar toda la política española. En la lucha firme contra la expresión política del IBEX 35, quizás nuestro principal error fue confundirnos estéticamente con la institucionalidad que combatíamos.

Las elecciones municipales permitieron candidaturas de unidad popular en distintas ciudades importantes del país constituidas por organizaciones políticas, movimientos sociales, plataformas nacidas al calor del 15-M las cuales tomaron las riendas de las principales ciudades de nuestro país, viniéndose a sumar a la riada de municipios donde IU (y antes el PCE) demostraba que había otra forma de hacer las cosas.

Mientras tanto, se sigue abriendo la brecha entre la ciudadanía y las instituciones constituidas en la transición. Un proceso de falta de credibilidad de la arquitectura del 78 y sus propias instituciones.

El bipartidismo se ha ido deteriorando, hemos sido capaces de asistir a un proceso de construcción de espacios electorales unitarios que han sido capaces de interferir en el propio congreso de los diputados. La entrada de UP en el parlamento con 71 diputados ha dibujado un nuevo escenario. La crisis de gobierno suscitada en nuestro último año ha evidenciado una gran coalición en nuestro país entre PP, PSOE y Ciudadanos.

La grieta surgida en nuestro sistema político sigue abriéndose y las condiciones materiales de vida de la clase trabajadora siguen las sendas de la precariedad, la pobreza y el endeudamiento. La corrupción es la mayor expresión política de cómo se ha constituido nuestro país en los últimos treinta años, el sentido de impunidad generado es una muestra más de la crisis política.

Felipe Alcaraz siempre plantea la siguiente expresión: “¿Dónde está el 15-M?... Dónde no está”.

Al día de hoy, tras 6 años del movimiento quincemayista, el país está inserto en dos caminos: “Restauración” o “Ruptura”. Debemos seguir abriendo la grieta para romper con el 78 y poder avanzar a un proceso constituyente que nos haga dar un salto cualitativo en nuestras posiciones. Es importante seguir trabajando la unidad popular insertándonos de lleno en los conflictos que actualmente se están dando a causa de las políticas del gobierno. En este camino trazado debemos de poner todas nuestras fuerzas en la movilización social y para ello tenemos una cita que debe de ser crucial, el próximo 27 de Mayo, las marchas de la dignidad deben de ser un nuevo hito para acumular fuerzas y acabar con el régimen del 78.

Publicado en el Nº 306 de la edición impresa de Mundo Obrero mayo 2017

En esta sección

Comunicado del PSUC Viu ante los hechos ocurridos en LLiça d’AmuntUn Partido organizado para transformar la realidadToni Morillas: “Podremos ser revocados de nuestras responsabilidades”El Estado y sus resortes defensivos. Respuesta de Alberto Cubero al Presidente del Tribunal Superior de Justicia de AragónEste año solo es el principio de un futuro de lucha y de dignidad

Del autor/a

Del 15M hasta hoy