Apoyo a los procesos populares de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Uruguay…Gijón acogió las Jornadas de América Latina y el Caribe donde se denunciaron los ataques a los procesos emancipadores y la grosera manipulación mediática La primera jornada contó con la presencia de Mónica Sánchez, del Consulado de Venezuela en Vigo, y de Javier Couso, eurodiputado de IU y vicepresidente de la Comisión de Exteriores del Europarlamento.

Néstor Mera Suárez 15/05/2017

América Latina está situada en estos momento en una encrucijada, con ataques capitalistas que están suponiendo un claro riesgo para los procesos emancipadores de la zona y que han venido acompañados de una grosera manipulación mediática por parte de las grandes corporaciones mediáticas occidentales. Esta constante desinformación que sufrimos ha impulsado a la Asociación Lázaro Cárdenas, con la colaboración del Grupo Municipal de IU Xixón, a organizar unas Jornadas para tratar de acercar al público gijonés una visión alternativa y diferente sobre la actualidad de latinoamericana. En la primera jornada contaron con la presencia de Mónica Sánchez, del Consulado de Venezuela en Vigo, y de Javier Couso, eurodiputado de IU y vicepresidente de la Comisión de Exteriores del Europarlamento.

José Manuel García Villar, presidente de la Asociación Lázaro Cárdenas, se encargó de inaugurar las jornadas haciendo un alegato por la solidaridad internacional “inequívocamente de izquierda y antiimperialista”, y para resaltar “la segunda y auténtica independencia que supusieron los procesos populares de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Uruguay… que supuso el control de sus propios recursos y la aparición de los pobres como sujeto político. Son ejemplo para otros pueblos”. Concluyó lanzando una advertencia contra los medios de comunicación “no creamos a nuestros enemigos de clase que son los intoxicadores profesionales”.

Mónica Sánchez comenzó recalcando que “trabajamos por un país democrático, por una sociedad libre” y pasó a tratar dos aspectos vitales hoy en Venezuela, como son la manipulación mediática y el proceso constituyente. El proceso de guerra entre el Estado Bolivariano y la oposición comenzó en 2014, con la ajustada victoria de Nicolás Maduro, pero que “en 2017 han entrado en una nueva fase, con hechos de terrorismo, con el apoyo institucional de EEUU y la OEA, buscando la intervención”.

Venía la diplomática con un amplio repertorio de fotos y publicaciones en medios que demostraron “la tergiversación de la información en la redes sociales” como una de las características fundamentales de la oposición, y entre otros hechos reseñables que muestran la injerencia estadounidense con el caso de “Marco Rubio, senador de EEUU, que publicó un twit anunciando que Leopoldo López había fallecido por mano de los militares venezolanos”. El bulo “terminó desmontado”.

Sobre el proceso anunciado el Primero de Mayo por el Presidente Maduro y la Asamblea Nacional Constituyente, Sánchez refirió lo que recogen los artículos 347, 348 y 349 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que dicen “que el Pueblo es el depositario del poder constituyente, que la iniciativa la puede convocar el Presidente para llamar a un diálogo superior, y que en ese diálogo superior está el Poder Popular, que elegirá el camino que quiere Venezuela”.

El europarlamentario Javier Couso comenzó lamentando que tengamos “uno de los peores periodismos del planeta, culpa de que hay una concentración de medios en manos de los poderosos, los banqueros, las grandes empresarios y que solo cuentan lo que les interesa”. Considera que no debe ser un anatema pensar en algún tipo de regulación en los medios porque “no se puede permitir que determinados medios vendan mentiras”, e ilustró la situación actual con dos casos, el de Siria, donde “solo tenemos la información que sale de los grupos terroristas de Al Qaeda, los mismos que asesinaron a 190 personas en Atocha” y el de Venezuela, caso en el que “estamos absolutamente desinformados de lo que pasa”

El eurodiputado de IU empleó un parte de su intervención en situar el marco internacional y “el fin de la segunda globalización”. Al disolverse la URSS, “el proyecto que triunfa es el de la globalización, con el mito de que ‘no hay alternativa’ y obliga a los países a despojarse de su soberanía para dársela a EEUU, protector de la oligarquía multinacional”. No hay buenas palabras para la Unión Europea nacida tras Maastricht en que “cristaliza la forma de hacer una Europa subalterna; la supremacía de EEUU exige imponer riendas a la UE, hoy irrelevante en la escena internacional” y criticó otro cómplice habitual de EEUU, la OEA, “los que expulsaron a Cuba pero aceptaron al Chile de Pinochet”.

“Hay una contraofensiva neoliberal en América Latina”, prosiguió Couso. “EEUU trata de recuperar su patio trasero, perdió algo de ello por dedicar el principio del siglo a rediseñar Oriente Medio con la idea de controlar recursos energéticos”. Todo esto se enmarcaría en “la reorganización del espacio geopolítico tras el surgimiento de los BRICS. Asegurar las fuentes energéticas y dificultar el acceso de las mismas a China”.

La figura de Hugo Chávez fue determinante. En el Caracazo, Carlos Andrés Pérez (amigo de Polanco, PRISA), condenó de hambre al pueblo venezolano y para la represión envío al ejercito, lo que “contrasta con el actual gobierno, que no quiere que la policía vaya armada”. La prensa nos los retrató como golpistas, “cuando era un movimiento revolucionario”

“Cuando triunfa el machaque es sistemático” continúa, con casos como el apoyo al golpe de 2002. “Estamos desinformados, descontextualizados y buscando ridiculizar. Chávez es una figura para empaparse, fue una gesta desde el principio. Es un comunicador, habla a su pueblo y el pueblo lo entiende. Antes de Chávez el petróleo se lo llevaban de Venezuela gratis; se pasa a controlar el petróleo y dedicarlo a programas sociales. Convirtió las Fuerzas Armadas en un proyecto de soberanía”.

Couso concluyó reflexionando sobre la nueva forma de intervenir, “empleando la coartada de los derechos humanos por encima del Principio de No Intervención. Han financiando a la oposición violenta, no es una oposición democrática. Venezuela está sufriendo lo que sufrió el Chile de Allende, una guerra económica”.

En esta sección

Hacia un segundo Foro de fuerzas de izquierdas, verdes y progresistas europeasAlbiol denuncia el “agravio comparativo” impuesto por el Gobierno del PP en la próxima visita de Mahmoud AbbasVenezuela ante la guerra económica de la burguesía, del imperio y su guerra mediáticaLa diplomacia económica y los derechos humanosEl PCE rechaza las sanciones impuestas a Venezuela y exige a la UE el cese de sus actuaciones injerencistas y belicistas

Del autor/a

Gijón acogió las Jornadas de América Latina y el Caribe donde se denunciaron los ataques a los procesos emancipadores y la grosera manipulación mediática Absueltos “Los 9 del Jovellanos”Churruca: “Todo este proceso de Los Nueve del Teatro Jovellanos es un montaje policial”Un año en la parálisis y la improvisación