IU acusa a la CE de “ocultar” acuerdos informales con terceros países para acelerar deportaciones

Grupo de Izquierda Unitaria Europea / Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL) 03/05/2017

La portavoz de IU en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha cargado duramente contra el comisario de Migraciones e Interior, Dimitris Avramopoulos, por “ocultar conscientemente” los acuerdos que está contrayendo la Comisión Europea de forma informal con terceros países para acelerar las deportaciones de personas migrantes y refugiadas. Además, califica de “increíble” que el propio departamento del comisario griego asegure no tener cifras oficiales sobre lo que denomina como programa de ‘retornos voluntarios’, instando a la eurodiputada a consultar los datos recopilados por Eurostat.

Albiol remitió una pregunta parlamentaria a Avramopoulos el pasado mes de febrero sobre este tipo de acuerdos informales y las devoluciones voluntarias después de que un representante de la Dirección General de Migración y Asuntos de Interior asegurara en una reunión de la comisión de Libertades, Justicia e Interior, que la UE, en el contexto de su política de acelerar las deportaciones, estaba negociando con varios países una serie de acuerdos no escritos. Y entre esos países se encontraba Mali.

El representante de la propia oficina de Avramopoulos “nos confirmó la existencia de acuerdos no escritos con diferentes países para acelerar las deportaciones y, de esta forma, vaciarlas de cualquier tipo de garantía legal. De ahí nuestra pregunta”, explica la eurodiputada.

Avramopoulos asegura en su respuesta que no hay ningún tipo de acuerdo por escrito con Mali, lo que en opinión de Albiol, no quiere decir que no se esté aplicando un “acuerdo informal”. “Dicho acuerdo no existe por las masivas protestas que provocaron en Mali los acuerdos migratorios con la UE a finales del año pasado”, pero “sabemos que esta forma de trabajar, la de los acuerdos verbales, es cada vez más frecuente” en los acuerdos bilaterales entre la UE y los países de origen o tránsito de quienes tratan de llegar a Europa, y “resulta completamente inaceptable”, añade Albiol.

La eurodiputada acusa a Avramopoulos de “pretender ocultar” a la ciudadanía europea la “verdadera cara” de la política migratoria de la UE, “que se aleja cada vez más de cualquier tipo de escrutinio democrático que permita constatar las constantes violaciones de derechos humanos”. Esto ocurre “no sólo a través de la externalización de fronteras, sino también a través de acuerdos opacos que no son ni ratificados por ninguna institución democrática”.

“Lo que la UE llama ‘retornos voluntarios’ son, en realidad, una muestra de su falta de respeto a la legislación internacional y su constante vulneración de los derechos de las personas que huyen de la guerra, la explotación, y el hambre que la propia UE engendra”, dice Albiol, que recuerda cómo “la política migratoria europea se basa en realizar deportaciones rápidas y sin garantías”, utilizando “la fuerza cuando sea necesario” tal y como reconocen los propios reglamentos europeos.

“Se han denunciado numerosas violaciones de derechos fundamentales durante las deportaciones, personas deportadas sin haber podido ejercer su derecho al recurso o incluso personas deportadas a países con los que no tienen vinculación. El interés de la Comisión por los derechos de las y los migrantes y demandantes de asilo es nulo”, sentencia.

Paloma López exige “compromiso” a la UE ante las violaciones de los derechos humanos en el Sáhara Occidental

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López ha criticado duramente a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, por estar respondiendo a sus preguntas parlamentarias sobre casos muy graves de violación de los derechos humanos en el Sáhara Occidental por parte del Reino de Marruecos con las mismas respuestas genéricas.

Estas respuestas, no sólo admiten una “falta total de información” sobre los casos denunciados, sino que además muestran “una connivencia preocupante” con las autoridades marroquíes, al apelar a un supuesto “diálogo político” que, en su opinión, “ha fracasado por completo” y debería “dar paso a las sanciones”.

Las quejas de Paloma López se producen a raíz de la respuesta de Mogherini, exactamente la misma, a tres preguntas parlamentarias en las que la eurodiputada y vicepresidenta del Intergrupo sobre el Sáhara Occidental de la Eurocámara pedía información sobre el estado de los activistas saharauis detenidos Ali Saadoni, Nouradin Elargoubi y Khaliehna Elfak. Denunciaba el encarcelamiento de tres menores saharauis; y se interesaba por la condena a los periodistas saharauis Said Amidan y Brahim Laajil.

Para la eurodiputada, “esta suerte de corta y pega” sólo puede “denotar desinterés, desinformación, o ambas cosas”, lo cual, “es muy preocupante tratándose de la jefa de la diplomacia europea”.

“Las respuestas hablan por sí solas. Son respuestas genéricas a detenciones arbitrarias de menores, periodistas, activistas saharauis de derechos humanos que han sido ampliamente documentadas por las ONG y recogidas en medios internacionales”, ha denunciado Paloma López que se pregunta “cómo puede pretender Mogherini una “asociación privilegiada” con Marruecos, e ignorar al mismo tiempo estas graves violaciones de los derechos humanos”. “No entendemos cómo se puede estar tolerando este grado de impunidad en las mismas puertas de la UE”, ha añadido.

Pero es que además, Federica Mogherini, cuando habla de que mantiene contactos con el Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH) marroquí, “debería ser consciente que en la casi totalidad de los casos, no podría considerarlo como interlocutor válido”, ya que los hechos se producen en los Territorios Ocupados del Sáhara Occidental, donde el Reino de Marruecos no tiene ningún tipo de jurisdicción de acuerdo con el derecho internacional.

“Marruecos carece de autoridad de ningún tipo sobre los Territorios Ocupados del Sáhara Occidental, tal y como ha reafirmado el Tribunal de Justicia de la Unión Europea en su sentencia del 21 de diciembre de 2016. Por lo tanto, el CNDH, un organismo oficial del Reino de Marruecos, no puede ser un interlocutor legítimo, y aún menos exclusivo, de la Unión Europea (UE) para las violaciones de derechos humanos en el Sáhara Occidental”, ha advertido.

Publicado en el Nº 306 de la edición impresa de Mundo Obrero mayo 2017

En esta sección

Hacia un segundo Foro de fuerzas de izquierdas, verdes y progresistas europeasAlbiol denuncia el “agravio comparativo” impuesto por el Gobierno del PP en la próxima visita de Mahmoud AbbasVenezuela ante la guerra económica de la burguesía, del imperio y su guerra mediáticaLa diplomacia económica y los derechos humanosEl PCE rechaza las sanciones impuestas a Venezuela y exige a la UE el cese de sus actuaciones injerencistas y belicistas

Del autor/a

IU pregunta a la UE si está financiando el muro que Turquía ha comenzado a construir en la frontera con IránIU presiona para que el Parlamento Europeo trate el robo de bebés como “una trama” que contaba con la connivencia de las autoridadesAlbiol da la bienvenida al PSOE a la oposición al CETA, pero recuerda que para pararlo deben votar en contraIU reclama sanciones para el Estado por la mujer nigeriana deportada pese a ser víctima de trataIU acusa a la CE de “ocultar” acuerdos informales con terceros países para acelerar deportaciones