El PCE participa en el Movimiento de Apoyo a Siria contra la guerra imperialista que destruye el país

Gema Delgado 06/06/2017

El 29 y 30 abril se celebró en Madrid la Conferencia “Paz y Solidaridad para Siria” organizada por el Movimiento de Apoyo a Siria, formado por un centenar de movimientos, organizaciones y partidos, entre ellos el PCE. Una conferencia en la que durante dos días fueron sucediéndose intervenciones como las de la escritora y exdirectora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regás, los eurodiputados de IU Javier Couso y Paloma López, el diputado de IU Miguel Ángel Bustamante, la senadora de IU Vanesa Angustias, los abogados Enrique Santiago, Purificación de la Blanca, y otros conocedores de la realidad internacional y Siria, como Eduardo Luque, Willy Meyer y Manu Pineda, José Antonio Barroso y representantes de Unadikum, entre otros.

En este acto de solidaridad internacional tampoco faltó la representación diplomática. Además del embajador de Siria, Milad Atieh, hablaron diplomáticos de Irán, Rusia y de la República Bolivariana de Venezuela. Fue éste último, Mario Isea, quien sintetizó la presencia de todos como “un acto de solidaridad contra un enemigo común: el imperialismo y sus aliados”, un enemigo que les ataca en una gran ofensiva que hoy se emplea a fondo para intentar acabar con la Revolución Bolivariana.

Se habló mucho de lo que era Siria, cuna de cultura y de civilizaciones, país multiconfesional donde existía una igualdad de género muy superior al resto de la región, y también de algunos países occidentales. Fue la Eurodiputada Paloma López quien recordó que en Siria las mujeres participan en la vida política, en el ejército y todos los ámbitos de la sociedad civil, y también que han desempeñado un importante papel en la liberación de territorios. Contó que la educación y la sanidad son gratuitas y universales, igual que son gratuitos los anticonceptivos, que la baja por maternidad es de 120 días y que el índice de alfabetización es del 95%.

Unos apuntes de la vida civil y de la igualdad de género para tener presente cómo era la vida antes de una guerra que dura ya seis años. A lo largo del primer día se habló de soberanía, imperialismo e intervenciones en Siria, que Siria era un estado laico no excluyente que buscaba la unión de las ciudad, aunque intenten confundir diciendo que se trata de un conflicto religioso y étnico. De hecho la desinformación y la manipulación informativa son las armas más eficaces para confundir a la opinión pública en la guerra.

También se aclaró que lo que está sucediendo no es el fruto de una revolución popular sino de una agresión extranjera, decidida y desarrollada por potencias imperialistas lideradas por los Estados Unidos de Norteamérica, Francia y Reino Unido para destruir la soberanía e integridad de este país, volver a convertirlo en una colonia y liquidarlo como Estado y sociedad.

Willy Meyer lamentó que nos hayan ganado la batalla con la idea del intervencionismo humanitario: “No hay imperialismo humanista, lo que hay detrás es apoderarse de los recursos naturales”, en este caso el yacimiento de gas más grande del mundo. Alertó que las intervenciones fuera del Consejo de Seguridad de la ONU nos retrotraen a antes de la II Guerra Mundial y apeló a volver a recuperar con rotundidad el NO a la guerra, en la línea de los artículos mensuales que publica en Mundo Obrero. La lucha por la paz en Siria, concluyó, es la lucha contra el Terrorismo Internacional.

Durante la conferencia también se habló del papel del movimiento de solidaridad y, sobre todo, de la solución política y de la reconciliación. De esta última hablaron Javier Couso, que ha viajado varias veces al país y conoce de primera mano los intentos de la negociación política, tema sobre el que nos escribirá en la próxima edición de MO, y Enrique Santiago, uno de los asesores de la FARC en el Proceso de Paz en Colombia que ha definido la hoja de ruta para acabar con una guerra de cinco décadas en Colombia y explicó la vía para una salida negociada política que tiene que hacerse sobre el Derecho Internacional.

La Conferencia acabó con una resolución final en la que además de condenar la guerra imperialista, subraya la necesidad de consolidar la vía de la negociación abierta para dar una oportunidad a la paz, abrir el camino que inicie la reconstrucción del país y del proceso donde sean los sirios quienes decidan su futuro. También mantienen que esa ardua, urgente y laboriosa reconstrucción del país debe ser financiada en buena parte por los países que impusieron la guerra al pueblo sirio.

Mientras ese momento llega, la resolución subscribe que es urgente ayudar a los refugiados de la guerra, para acogerlos en Europa, con programas efectivos aprobados por la Unión Europea y por los gobiernos de cada país miembro, trabajando al mismo tiempo para hacer posible su retorno a Siria en el más breve plazo.

Asimismo insta a actuar al gobierno español a impulsar el levantamiento de sanciones impuestas por la Unión Europea contra Siria, a restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países, a impulsar una vía diplomática que conduzca al final de la guerra en Siria, a no permitir que desde nuestro territorio salga ninguna agresión bélica ni terrorista contra dicho país y a proveer de ayuda humanitaria a la población civil que sufre las consecuencias de esta guerra injusta, entre otras cosas.

Publicado en el Nº 307 de la edición impresa de Mundo Obrero junio 2017

En esta sección

Abierta cuenta de donaciones tras el huracán Irma: solidaridad con Cuba, el país más solidario del mundoDe la intervención del canciller venezolano, Jorge Arreaza, en el 36° Período del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, SuizaUn grito contra el genocidio en BirmaniaSobre la Liberación de Deir ez ZorAl pueblo venezolano

Del autor/a

El fascismo siempre trata de reemplazar el conflicto de clases por otro tipo de dilemas, como la raza y la naciónToni Morillas: “Podremos ser revocados de nuestras responsabilidades”Andrés Díez: “Este año es el 40 aniversario de la Fiesta y vamos a celebrarlo”Jesús Santrich: “La obstaculización de la Corte Constitucional a la implementación de los Acuerdos de Paz podría resolverse con la acción clara y contundente del Presidente de la República”La Universidad de Verano del PIE comienza hoy analizando los efectos de la globalización y las alternativas de la izquierda