RedRoj@

Comunicación e incomunicación

Rafael Plá López 06/06/2017

En un fin de semana de intensa movilización "presencial" (Fiesta Republicana en Alzira, Manifestación en València por una financiación justa, Marcha de Puçol a Sagunt en homenaje a republicanos fusilados, Manifestación del 1 de mayo), cuando pude ponerme ante el ordenador para revisar el correo me encontré con el aviso para enviar a los pocos días mi artículo en esta internáutica sección. Y al escoger el tema no he podido por menos que acordarme de mi conversación en Sagunt con parte de la historia del movimiento obrero, el camarada Joaquín Navarro.

Coincidí con él en la necesidad de utilizar las nuevas tecnologías, como Internet, para desarrollar la comunicación entre las personas y no para levantar barreras entre ellas. Y he recordado también lo que escribiera en su día Carlos Castilla del Pino sobre la incomunicación, explicando cómo el capitalismo fomenta la incomunicación entre las personas, buscando disminuir los lazos afectivos entre ellas, utilizando a tal efecto la represión sexual, rehuyendo el contacto físico y dificultando la confianza recíproca, evitando así que el pueblo trabajador forme una piña para levantarse contra su dominio.

Sabemos que Internet es un poderoso instrumento de comunicación que permite salvar distancias lejanas para intercambiar ideas y coordinar la lucha sin fronteras. Pero el capitalismo, que no pierde la ocasión para corromper todo lo que toca, fomenta que la comunicación lejana se haga a costa de la cercana, sustituyendo el calor de la charla con quien tienes al lado por el intercambio frío de mensajes remotos.

Estamos, ciertamente, en un proceso de aprendizaje, en el que hemos de descubrir y asimilar cómo usar Internet no como un sustituto de la camaradería, sino como un instrumento para ampliarla: la derrota del régimen no se producirá en el ciberespacio, sino en la calle y en las urnas, pero el ciberespacio, Internet y las redes sociales posibilitan conectar las acciones locales superando su aislamiento, como yo intento hacer subiendo fotos y vídeos a https://twitter.com/plalopez

Por ese camino podemos conseguir que Internet sea un instrumento de comunicación y no de incomunicación.

Publicado en el Nº 307 de la edición impresa de Mundo Obrero junio 2017

En esta sección

En la muerte del filósofo, profesor, maestro y polímata Antoni DomènechHamburgo, septiembre de 1867. Primera edición de El Capital de Karl Marx (1818-1883), la obra de una vidaY con él llegó el escándalo. Marx y El Capital 150 años despuésMonográfico Nuestra Bandera: Octubre, 100 años después. De la Revolución al debate del comunismo hoyMaestro de la caricatura, del humor satírico y del compromiso con los “agachados” de la tierra

Del autor/a

Tres posiciones sobre la educaciónCiberguerrasAportaciones para un partido de claseComunicación e incomunicaciónPrivacidad sí, privatización no