¿Es que hay alguna resistencia que venza al invasor si está dividida?El primer paso para la independencia de Palestina

Ramón Pedregal Casanova. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. 23/06/2017

“Acompañados del ruido de sus pisadas y del metálico sonido de los grilletes, los reclusos iban por pasillos, escaleras y otra vez pasillos hacia el patio de la cárcel. ...

Bajaron el último tramo de las escaleras, cruzaron el último pasillo y salieron al patio adoquinado. Lucía el sol, el día era tibio, casi caluroso. … calentaba el sol. En medio del patio zureaban unas palomas. Soplaba el viento, un auténtico viento de primavera. Dzerzhinski sudaba a mares, pero no se daba cuenta. Al tiempo que el sonido de los grilletes y el ruido que producían al pisar cientos de botas, oía el jadeante susurro de Antón, sus entrecortadas palabras, rebosantes de gozo:

-¡Jacek, mira los castaños! ¿Ves los castaños? ¡Hierba! ¡Mira, crece entre los adoquines! ¡Mira a la izquierda, mira qué hierba tan verde! ¿Estás cansado Jacek? ¿Te fatigas? ¡Mira qué paloma tan gorda! ¿Cómo puede volar con tanto peso?

Róssol parecía haberse quitado unos años de encima. … Dzerzhinski se ahogaba, y un velo le nublaba los ojos. No oía nada que no fueran los tumultuosos latidos de su corazón y las palabras que Antón le susurraba al oído.”


Del relato: Dzerzhinski y Rossol. Autor: Yuri Guerman. Libro: Relatos de la Revolución Rusa. Edición de homenaje a los 100 años de la Revolución. Editorial Hiru. www.editorialhiru.com

El ejemplo de los prisioneros palestinos y las palestinas prisioneras ilustra la historia de la Resistencia a la ocupación neocolonial de los sionistas. Palestina prisionera se ha hecho responsable de continuar la lucha contra la ocupación, ha demostrado la fuerza de la unidad frente al ocupante.

¿Es que hay alguna resistencia que venza al invasor si está dividida? La división está haciendo sufrir al pueblo palestino, luego, habrá que preguntarse qué busca cada una de las partes, qué proponen quienes intentan la unidad, cuál es la Resistencia que muestra el futuro soberano.

Pero volvamos a apuntar a quienes avanzan sobre el territorio palestino porque las fuerzas autóctonas están divididas: ¿hasta cuándo? Es preciso señalar a quienes han quitado los derechos más elementales reconocidos en la Ley Internacional: ninguno de los regímenes occidentales ha dicho una sola palabra; un ejemplo ha sido el incumplimiento de Israel del derecho de los prisioneros y prisioneras a tener dos visitas mensuales, pero también la falta de voluntad de quienes tienen obligación en el Consejo de Seguridad de hacer cumplir al ente israelí el Derecho Internacional, y no sólo al Consejo de Seguridad, sino al resto de organismos dedicados a la Justicia Universal, Convenciones, Tribunales, UE, así como todos aquellos que han ido restando el dinero al fondo de la Cruz Roja Internacional, dinero con el que ésta, en sustitución de las obligaciones del Estado israelí sionista, financiaba una de las dos visitas mensuales de los familiares a los prisioneros y prisioneras de Palestina. Así es como unos y otros, sin unidad de Palestina, fueron dejando a Palestina prisionera sin esa mínima asistencia. La cadena terminaba en la Cruz Roja Internacional, pero cada eslabón era un gobierno que, firmante de los Derechos Humanos, debía aportar para la defensa de los mismos en el mundo. Los carceleros israelíes y los gobiernos que planifican quedarse con el mundo habían avanzado en su propósito neocolonial. … Pero se encontraron con la unidad de la Resistencia en las cárceles, y si la lucha fue larga, 40 días de hambre, la rendición del sionismo demostró que se le puede vencer con la unidad.

El 16 de abril se conmemoró el Día de los Prisioneros y Prisioneras. Desde 1967 los sionistas han encarcelado a 850.000, más de 10.000 niños y niñas, y miles de mujeres. Lo primero que tendrían que hacer los gobiernos que dicen defender los Derechos Humanos, todos esos occidentales que comercian con el ente ocupante, sería exigir la libertad de quienes se ven en prisión por defender los Derechos que ellos mismos suscriben.

Tienen tarea, cumplan con sus obligaciones, empiecen por no establecer contacto con quienes realizan crímenes de guerra como por ejemplo la creación de asentamientos, quienes practican el apartheid, quienes practican la limpieza étnica, quienes roban las riquezas del país ocupado, quienes encarcelan a cualquiera por resistirles y aquellos y aquellas que no tienen acusación, quienes asesinan diariamente a palestinos y palestinas en las calles y en los campos, quienes dejan sin agua, sin electricidad, sin alimentos ni medicinas a millones de personas, quienes torturan sistemáticamente a quien capturan, el 100% son torturados y torturadas, … tienen tarea.

Las cuatro Convenciones de Ginebra prohíben cualquier forma de “coerción mental o física” y afirman que los prisioneros de guerra enfermos, heridos y civiles deben ser tratados humanamente. Las cuatro Convenciones tienen el Artículo Común Tres, que solicita que todos los no combatientes sean tratados humanamente siempre. Las violaciones son incumplimientos graves de Ginebra y otras leyes internacionales constituyendo Crímenes de Guerra y de Lesa Humanidad.

En ese orden de cosas se ha callado en todos los medios de los regímenes capitalistas una información de importancia: El 21 de enero de 2016 se daba a conocer la petición de 71 médicos británicos a la Asociación Médica Mundial de expulsión de los médicos practicantes y colaboradores de torturas en las prisiones de Israel, con lo que deberían quedar excluidos de la participación en conferencias, encuentros, congresos en el mundo, y publicaciones de carácter sanitario. También denunciaron que en las prisiones israelíes esos mismos médicos llevan a cabo experimentos ilegales con los prisioneros además de robar órganos de los que mueren, violando así el Derecho Humanitario.

Mientras haya Prisioneros y Prisioneras de Palestina no podrán decir que se avanza en la creación del Estado Palestino. Tienen tarea. ¿Qué han hecho desde 1948? ¿Qué han hecho desde 1967? ¿Qué han hecho desde 1992?

Abu Mazen también tiene una tarea, negarle a Trump su exigencia de no dar dinero a las familias de los mártires y prisioneros y prisioneras, de no emplear dinero en una industria independiente y que signifique soberanía para Palestina, no colaborar en la persecución de la Resistencia, no aislar al pueblo palestino de Gaza, no aceptar nuevos asentamientos, no dejar en la ambigüedad la situación de Jerusalén, … La libertad de los Prisioneros y las Prisioneras es el primer paso de la independencia.

En esta sección

Abierta cuenta de donaciones tras el huracán Irma: solidaridad con Cuba, el país más solidario del mundoDe la intervención del canciller venezolano, Jorge Arreaza, en el 36° Período del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, SuizaUn grito contra el genocidio en BirmaniaSobre la Liberación de Deir ez ZorAl pueblo venezolano

Del autor/a

El Observatorio de la mentira contra Cuba. La clase es la claseBolívar, contra los criados, mal criados, del monstruo imperial. Nos queda la palabra.La mentira, la ilegalidad y la violencia son la base del robo neocolonial en PalestinaNosotros o ellos. El imperio, Che Guevara, Cuba Revolucionaria y Venezuela.30 de Julio: la Constituyente tiene los 3 principios del pueblo venezolano