El Estado y sus resortes defensivos. Respuesta de Alberto Cubero al Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón Los ataques políticos y personales son continuos y con un claro objetivo: intentar paralizar políticas opuestas a los intereses de la clase dominante.

Raúl Álvarez de Haro. Secretario de Agitación y Propaganda del PCE Aragón 20/07/2017

Muchas veces, y a la primera de cambio, se oye la expresión "es injusto", "no hay derecho", "no existe la justicia". Aseveraciones totalmente falsas, faltas de rigor político-ideológico y/o con una clara intención. La justicia y las y los jueces tienen ideología y pertenecen a una clase. Nos recordaba Vladimir en su obra "El Estado y la Revolución" que el Estado es producto y manifestación del carácter irreconciliable de las contradicciones de clase, que se crea con unos objetivos concretos (la dominación y explotación de una clase sobre otra), y que a través de su aparato de poder (funcionariado, parlamentos, justicia, policía, cárceles y ejército) domina y salvaguarda intereses (económicos) de la clase dominante. Ese aparato de poder, esas herramientas, resortes defensivos de esa clase, saltan automáticamente cuando se sienten atacados.

Desde que militantes del Partido Comunista de España llegaran a las instituciones (burguesas) y accedieran al Gobierno (que no al poder político), a través de las candidaturas de unidad popular/confluencia, de los ayuntamientos llamados "del cambio", los ataques políticos y personales son continuos y con un claro objetivo: intentar paralizar políticas opuestas a los intereses de la clase dominante, silenciar cualquier voz discordante que se salga del “discurso oficial” o plante cara a los intereses de esos privilegiados priorizando el interés colectivo (y de clase).

Y eso lo podemos comprobar en la persona de Alberto Cubero en el Ayuntamiento de Zaragoza. Cómo, desde la práctica totalidad de la oposición institucional, es insultado, menospreciado día a día (incluso intentaron ofenderle recordándole qué es y de dónde viene –un orgulloso lavandero-) y continuamente son bloqueadas las políticas que intenta implantar como Gobierno. Donde no llega la oposición institucional llega la empresarial, llegando la CEOE a demandar a través de la (su) justicia, o directamente a través de los máximos representantes de esa justicia (burguesa) en forma de confrontación a través de los medios de comunicación (burgueses), como el último y reciente en la voz y persona del Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón en respuesta a un publicación realizada por Alberto días atrás.

A continuación la respuesta de Alberto Cubero en forma de carta al Presidente del TSJA

A/A

Ilmo. Sr. Manuel Bellido Aspas

Presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón

He leído su comunicado sobre mis declaraciones respecto a la posición parcial de la justicia en el Caso del 010; entenderá que lo respeto y entiendo sus posiciones dada la posición que usted ocupa en el TSJA, pero no las comparto porque en lugar de tratar de rebatir mis opiniones se limita a situarlas fuera de la “lealtad institucional”, “las reglas de juego”, “el estado de derecho” y “los pilares básicos”. Palabras manidas que siempre hemos oído para justificar la realidad existente, por muy injusta y asfixiante que fuese.

Habla usted del “correcto funcionamiento de una sociedad democrática sana”, lo que es una evidencia más de su alejado estado de la realidad social. Esta sociedad está enferma socialmente: desahucios, paro, exilio económico, pobreza energética, miseria… Las situaciones de injusticia social se multiplican, y muchas surgen o se confirman tras una resolución judicial. ¿Cuántos desahucios, despidos, embargos a gente humilde se han provocado tras resoluciones judiciales? ¿Qué papel ha jugado la justicia en defensa de los derechos más básicos de la mayoría social trabajadora? Sus sentencias han caído frías y contundentes mayoritariamente del otro lado mientras hemos visto corruptos y ladrones de guante blanco que han quedado impunes.

El día que la justicia decretó las primeras “cautelarísimas” al Proceso del 010, la ciudadana Cristina de Borbón quedó absuelta; varias semanas después, cuando se confirmaron esas cautelarísimas, Blesa y Rato, máximos exponentes de esta crisis-estafa, se libraron de la prisión. Macabras casualidades que nos llevan a pensar que la justicia no es igual para todas. Pero si verbalizamos esos pensamientos, según usted “degradamos la vida pública”. La vida pública la degrada la permisividad ante esta desigualdad de trato. Le aseguro que no solo yo dudo de la imparcialidad de la justicia, y quien alberga esas dudas no lo hace por mis declaraciones.

Llegados a este punto, es necesario recordar que el origen del proceso de rescate del 010 fue que 14 trabajadoras no cobraban sus nóminas aunque el ayuntamiento pagaba en tiempo y forma a su empresa Pyrenalia; la preocupación de este Gobierno por esta situación llevó al rescate del servicio. En este proceso la justicia ha intervenido varias veces con cautelares y cautelarísimas, pero en ninguna de sus intervenciones ha hecho por asegurar que estas trabajadoras cobren por su trabajo. En nuestra última comunicación con ustedes, y tras tantas cautelares y cautelarísimas, les dijimos de manera clara y sincera que si no compartían esta última solución propuesta por el Gobierno de Zaragoza, nos dijeran de qué manera podemos hacer para que estas 14 trabajadoras cobren; su contestación: el silencio. Y por su silencio las 14 trabajadoras siguen sin cobrar sus nóminas. ¿Sabe usted lo que es vivir con 900 euros y llevar 3 meses sin cobrar aunque todos los días cumplas con tu trabajo? ¿Dónde está la justicia?, se preguntan las 14 trabajadoras del 010 y mucha gente más, entre las que me encuentro. ¿Por qué un concejal no puede poner voz a lo que se preguntan 14 trabajadoras? ¿Por qué poner voz a esta realidad es deslealtad a una “democracia social y de derecho”? ¿Qué “democracia social y de derecho” permite la situación de las 14 trabajadoras del 010?

Todo ello me confirma que la justicia es parcial y, como la serpiente, solo muerde a quien lleva los pies descalzos; entiendo que no lo comparta; solo le pido que lo respete igual que yo respeto sus críticas hacia mí, aunque tampoco las comparta. Nadie es incriticable, ni usted, ni yo, ni el ciudadano Felipe de Borbón. Porque de lo contrario estamos hablando de otra cosa que nada tiene que ver con una democracia social y derecho.

Me exige usted “estar a la altura de mis importantes responsabilidades”; respeto su opinión, espero que usted también respete cuando otros le exijamos lo mismo. Por eso concluyo volviendo a reclamarles que estén a la altura y permitan que estas 14 trabajadoras cobren sus nóminas en tiempo y forma. Demuestre que la justicia también defiende a estas 14 trabajadoras; deje de bloquear las soluciones propuestas por el Gobierno de Zaragoza o plantee usted cualquier otra que permita algo tan justo como que estas 14 trabajadoras cobren por trabajar. De lo contrario, continuaré creyendo y diciendo que es vergonzoso que en el caso del 010 la justicia está del lado de la CEOE. De lo contrario, seguiré pensando que en realidad los dos estamos a la altura, pero manejamos distintos altímetros.

Zaragoza 19 de Julio de 2017

En esta sección

EUPV denuncia el ataque verbal a una trabajadora ante la sede de la formación en la calle BorrullEl PCE llama a las fuerzas progresistas y de izquierdas a buscar una salida a la actual situación en beneficio de la clase trabajadora y de las capas popularesEL PCE denuncia el recorte de libertades y la política represiva del Gobierno del PPEl Partit Comunista condena las agresiones ultras del 9-O y propone una mesa de fuerzas políticas y sociales contra el odio y el fascismoPropuesta de CCOO para un diálogo urgente sobre Catalunya

Del autor/a

El Estado y sus resortes defensivos. Respuesta de Alberto Cubero al Presidente del Tribunal Superior de Justicia de AragónAlberto Cubero: “La remunicipalización de servicios públicos, es la nacionalización de sectores estratégicos de la economía a nivel municipal”Desde las trincheras de Ucrania. Crónica de una guerra civil, global e informativaInauguración placa en el busto de Simón Bolívar del Parque Grande de ZaragozaDaniel Palomo Espallargas: "Arrebatarle ese segundo diputado en la provincia de Teruel al Partido Popular es emocionante e ilusionante”