El jefe del estado considera esa represión policial como legítima o inevitableComunicado de la Junta Estatal Republicana (JER) rechazando el discurso del jefe del estado sobre el conflicto en Cataluña El jefe del Estado decidió ayer dinamitar el propio papel que la Constitución española le tiene asignado.

Junta Estatal Republicana 04/10/2017

La Junta Estatal Republicana (JER), ante las declaraciones del jefe del estado en el día de ayer sobre el conflicto entre el gobierno estatal y el gobierno catalán, quiere realizar las siguientes manifestaciones:

1.- En medio de la crisis de estado español más grave de los últimos tiempos, el jefe del Estado decidió ayer dinamitar el propio papel que la Constitución española le tiene asignado, es decir, un papel no político sino de árbitro, un papel supuestamente moderador y armonizador ante los conflictos que pudieran darse en la vida política española.

Un jefe de Estado al que nadie ha votado opinó ayer políticamente de parte ante el sin duda más grave conflicto tras el 23-F, que se ha producido en la vida política española desde la dictadura franquista, y lo hizo con gran desacierto y tomando parte lamentablemente por el gobierno del Partido Popular, el gobierno más corrupto de Europa, acusando a la Generalitat de deslealtad y de situarse al margen de la democracia.

2.- Lamentamos profundamente que el jefe del estado no condenara o al menos lamentara la brutal represión sufrida por la clase trabajadora catalana, por los ciudadanos en general por parte de las llamadas fuerzas de orden público, Guardia Civil y Policía Nacional, cuando hacían cola pacíficamnete en los colegios para disponerse a participar en el referéndum. Esa represión, desmedida, injustificada, brutal, y que llevó a más de 800 ciudadanos al hospital, no mereció una sola frase en boca del monarca.

Hemos de deducir por tanto, que el jefe del estado considera esa represión policial como legítima o inevitable, y que por tanto, la comparte. Desde la Junta Estatal Republicana (JER) sí rechazamos esa represión y la consideramos desmedida, arbitraria, gratuita e inútil, pues en último término ni siquiera logró su objetivo de sacar las urnas y cerrar los colegios. Esa represión, a juicio de la JER significa un antes y un después, y prefigura la España autoritaria que viene de las manos del gobierno de Mariano Rajoy. Solo la III República podrá evitarlo.

Mariano Rajoy fue en primer término el responsable del giro independentista de CiU, cuando recurrió al Tribunal Constitucional un estatut que había sido votado por el parlamento español, por el parlamento catalán y ratificado por el pueblo de Cataluña en referéndum. El PP se rio de todo ese proceso acordado entre administración estatal y autonómica e impidió el desarrollo de un estatut que hubiera podido evitar el choque de trenes que se ha producido ahora, de muy difícil salida.

3.-- Rechazamos desde la JER que el jefe del estado no citara ni una sola vez en su discurso la palabra diálogo o negociación para resolver el conflicto político que vive hoy Cataluña, al posible diálogo que podría evitar el agravamiento de la situación, y buscar una salida entre ambos gobiernos para sustentar acuerdos que puedan hacer posible la convivencia de Cataluña dentro de España.

4.- Consideramos que la renuncia a una salida dialogada al conflicto de Cataluña por parte del jefe del Estado y del presidente del gobierno, es un grave error político que aviva el independentismo y que agravará la crisis política del régimen del 78. Superado por los acontecimientos que solo un proceso constituyente puede dar a la ciudadanía las libertades que demanda.

5.- El discurso de Felipe VI alienta la mano dura del gobierno para la aplicación del artículo 155 de la Constitución e incluso la entrada del ejército en territorio catalán, que solamente agravará las cosas. Del mismo modo que la represión policial solo ha servido para enconar las cosas y echar más gasolina al fuego del conflicto, con el discurso de ayer, Felipe VI prendió la mecha de esa gasolina al situarse claramente de parte de Rajoy, y situando la resolución del conflicto en términos de orden público y de dominación de un territorio y un pueblo por la fuerza bruta. La JER advierte que ninguna solución policial o militar resolverá el conflicto catalán, antes lo agravará, y que la suspensión de la autonomía catalana o la detención de su gobierno, también agravaría más todavía las cosas.

6.- Por todo esto, la JER considera que desde ayer el rey, un rey impuesto por la dictadura franquista, a quién nadie ha votado, renuncia a ser el jefe del Estado 'de todos los españoles' rechazando serlo de la mayor parte de los catalanes (el 80% según las encuestas respalda el referéndum).

La Junta Estatal Republicana, hace una apelación al diálogo entre Cataluña y España, a una negociación inmediata entre gobierno estatal y autonómico, y la apertura de una mesa de acuerdo político que de verdad retome las relaciones entre ambas y esté dispuesta a no levantarse hasta que se lleguen a los acuerdos de competencias, autogobierno, o nuevo estatut si hicieren falta, para seguir conviviendo como fraternalmente como pueblos y juntos en el futuro. La salida es un acuerdo entre los distintos territorios del estado, y ese acuerdo debe a nuestro juicio, producirse en el futuro en el marco de una República.

Si esa mesa y esas conversaciones no se producen de inmediato, tanto la declaración unilateral de independencia como la aplicación del artículo 155 de la Constitución agudizarán el choque de trenes, tal vez de forma imprevisible e irreversible. Y desde luego tendrán que ser otros gobiernos nacional y regional más responsables los que solventen lo que los actuales no pueden resolver. Otros gobiernos, otros hombres, y otro jefe del Estado.

7.- La JER vuelve a reafirmar su convencimiento de que bajo la monarquía, la convivencia entre Cataluña y España ya no es posible. El encaje entre Cataluña y España será posible con una República Federal y Solidaria que es hoy mucho más posible que ayer, y una auténtica garantía de la convivencia entre los pueblos.

Afirmamos que Se pueden tener posturas contrarias a la independencia de Cataluña pero sí ser favorables al derecho del pueblo catalán de optar libremente y con garantías democráticas, por su autodeterminación o independencia.

8.- Exigimos a los parlamentarios de izquierdas que inicien tanto en el Congreso de los Diputados como en el Senado, un debate sobre la República que lleve a un proceso constituyente que abra el camino a la III República Federal que reclama la ciudadanía. Es intolerable que en el siglo XXI sea la herencia la que determina algo tan importante como la jefatura de un estado. Más aún, cuando ante los problemas gravísimos frente a los que nos encontramos el jefe del Estado ha decidido actuar de forma tan imprudente, irresponsable e incapaz, siendo el mismo parte del problema y no de la solución.

Hoy más que nunca, REPÚBLICA FEDERAL.

4 de octubre de 2017
Junta Estatal Republicana (JER)

En esta sección

IU reclama que Zoido explique en el Congreso la reclusión de cerca de 500 personas migrantes en la cárcel sin inaugurar de Málaga II y pide por escrito distintas explicaciones al GobiernoIzquierda Unida, “satisfecha” por los “notables avances en la investigación de los ‘Papeles de Bárcenas’”Confluencias y ciudades del cambio, en el ecuador de una legislaturaIU denuncia ante la Comisión Europea la intervención de Montoro en las cuentas del Ayuntamiento de MadridDefensa trata de corregir sus mentiras a IU y ahora sí reconoce que la Asociación de Militares Española disfruta de dependencias gratis en un cuartel

Del autor/a

Comunicado de la Junta Estatal Republicana (JER) rechazando el discurso del jefe del estado sobre el conflicto en CataluñaDeclaración final del V Encuentro RepublicanoLa Junta Estatal Republicana (JER) realizará un llamamiento a la Ruptura Democrática y al impulso de un nuevo Proceso constituyente Convocado el V Encuentro Estatal Republicano8 puntos par empezar a construir República