Mariano Rajoy y Nicolás Maduro: comparaciones impublicables

Cubainformacion.tv 09/10/2017

Basado en un texto de teleSUR.- Con una brutal represión, la policía española trataba de impedir en Catalunya, este pasado 1 de octubre, un referéndum de autodeterminación. El presidente Mariano Rajoy había ordenado el envío de un barco completo con 12 mil agentes.

El resultado: cerca de 900 personas heridas, varias de ellas graves. Las imágenes de los golpes a personas ancianas daban la vuelta al mundo, provocando el rechazo –incluso- de los medios corporativos internacionales.

No así de los españoles, donde en tertulias y editoriales se justificaba o minimizaba la represión. Uno de los argumentos era comparar los “heridos” de Catalunya con los “muertos” en los incidentes de Venezuela ocurridos meses atrás.

Un ejercicio de cinismo. Porque en Catalunya, la policía española arremetió contra quienes, en actitud ejemplarmente pacífica, solo querían votar. En Venezuela, por el contrario, fueron los grupos de choque de la derecha opositora quienes atacaron de manera directa a la policía, empleando todo tipo de armas incendiarias y de fuego.

La inmensa mayoría de muertes en aquel país fueron provocadas, de manera directa, por la violencia opositora. Mientras, varios agentes que actuaron, en respuesta, con violencia ilegítima y desproporcionada, hoy se encuentran presos a la espera de juicio.

Los grupos opositores venezolanos llegaron a quemar vivas a más de 20 personas por ser o parecer “chavistas”. Pero la prensa española daba la vuelta a los hechos y los calificaba como “represión”.

La pregunta es evidente: ¿dónde escondían los cócteles molotov, las pistolas, los morteros las personas que pretendían votar en Catalunya?

Estos medios españoles, en julio pasado, aplaudían y dedicaban portadas a un referéndum ilegal organizado por la oposición de Venezuela. Pero allí, lejos de ser impedido manu militari, el Gobierno de Nicolás Maduro daba orden de permitirlo. Incluso de protegerlo mediante la fuerza pública, para evitar cualquier conato de violencia.

Añadamos hoy a la violencia policial en Catalunya, la detención, en los días previos, de 14 cargos públicos, el allanamiento de varias imprentas, el cierre de una decena de páginas web, la prohibición de varias conferencias y mítines...

Ahora, señores del diario “El País”, de “The New York Times”, de la BBC: ¿quién es el dictador, Nicolás Maduro o Mariano Rajoy?

Texto original
Las contradicciones de Mariano Rajoy sobre la democracia


teleSUR.- Las maneras de Mariano Rajoy de evitar el referendo independentista de Cataluña han dejado en evidencia al Gobierno “democrático” de España.

Para el líder del Partido Popular (PP), la consulta prevista por los independentista catalanes a celebrarse este 1 de octubre es ilegal y en su afán de detener la iniciativa ha recurrido a acciones que en otras ocasiones ha cuestionado.

En julio, Rajoy fue cuestionado por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, por haber expresado su respaldo al plebiscito ilegal organizado por la derecha en el país suramericano.

Ahora, el jefe de Gobierno español se niega a la consulta catalana y afirma que de ninguna manera se realizará y ha enviado a miles de funcionarios policiales para que accionen contra catalanes que ejerzan su derecho al voto.

“Para Mariano Rajoy, es legal una consulta interna paralela a la Constitución (venezolana), pero no es legal el referendo que pide el pueblo de Cataluña para decidir su estatus ante el Estado Español“, aseveró Maduro al respecto.

“¿Y sobre qué patrón o sobre qué referencia sacas tú, Mariano Rajoy, (que) el intento del pueblo de Cataluña para hacer una jornada democrática para un referendo consultivo es ilegal?”, se preguntó el mandatario venezolano.

Cabe resaltar que aunque la consulta de la oposición venezolana no está contemplada como mecanismo legal en esa nación, continuaron con su organización que se realizó en medio de la organización de las elecciones Constituyentes y de una ola de violencia desatada por la dirigencia de la autodenominada Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Más de 1.900 “puntos” fueron instalados en Venezuela sin que las autoridades del país lo impidieran.

“Tenemos el deber de denunciar con claridad a los responsables y a los cómplices de estos atropellos a la libertad, porque si no, solo podemos esperar más arbitrariedad y más injusticia”, dijo el jefe de Gobierno español sobre los supuestos atropellos cometidos en Venezuela. Sin embargo, sobre la consulta independentista catalana, Rajoy impulsó una medida que notificó en persona a los 947 alcaldes de Cataluña, a 75 altos cargos de la Generalitat, a los jefes de los medios públicos y de la policía local (los Mossos d’Esquadra), y a directores de escuelas de la responsabilidad penal en que incurrirían si participaran de algún modo en la preparación del referendo.

“No se puede permitir que unas personas decidan unilateralmente pasar por encima de la Ley y hacer lo que estimen oportuno y conveniente. Eso no es posible porque eso sería entrar en la ley de la selva, cada uno quisiera hacer lo que quisiera… Si un Gobierno incumple la Ley si unos diputados incumplen la ley, pues todo el mundo estaría legitimado para eso”, dijo Mariano Rajoy respecto al referendo Catalán.

En esta sección

“Venezuela habla al mundo”. Resumen del encuentro entre el Presidente Nicolás Maduro y la prensa internacionalEl triunfo electoral bolivariano descubre al enemigo del pueblo una vez másInforme de Cuba de 2017 sobre el bloqueo impuesto por EEUUMariano Rajoy y Nicolás Maduro: comparaciones impublicablesComunicado del Partido de la Izquierda Europea (PIE) ante el asesinato de 9 campesinos en Colombia

Del autor/a

Fraude en Venezuela: ¿en las elecciones... o en los titulares?Mariano Rajoy y Nicolás Maduro: comparaciones impublicablesCubainformación recibió Premio Mundo Obrero de Comunicación: `Es el reconocimiento a una creación colectiva´Abierta cuenta de donaciones tras el huracán Irma: solidaridad con Cuba, el país más solidario del mundo¿Se puede tapar un desfile de miles de personas en Cuba con un infeliz y una bandera?