Responsable de Plurinacionalidad y Modelo Federal de IUNuria Lozano: “Sólo mediante el diálogo y mecanismos democráticos, como un referéndum pactado, podremos superar el conflicto” “Ante un planteamiento de contrarreforma constitucional para dejar intacto el diseño del Estado en el eje nacional, nos reafirmamos más todavía en la validez de la propuesta federal”

Ginés Fernández González. Director de Mundo obrero 27/10/2017

Nos encontramos en una semana crítica en la que tras la declaración del President de la Generalitat Carles Puigdemont en el Parlamento y tras la comparecencia de Rajoy camino de aplicar el artículo 155 de la C.E, en la que en estas fechas hemos conocido la respuesta del President que se da dos meses para hablar sobre el problema y buscar una salida.

Mundo Obrero: ¿En el marco de la propuesta de IU y EUiA de construcción de un Estado federal y republicano, cómo se afronta esta situación?
Nuria Lozano:
Hay que tener en cuenta que, posteriormente a este primer intercambio oficial a que hacías referencia, ha habido una segunda respuesta en la que el President de la Generalitat reconoce que no se ha votado en el Parlament una declaración de independencia, algo a añadir a la apelación al diálogo de su comunicación anterior. Y pese a ello se materializa la decisión del Gobierno de ir hacia la activación del art. 155 de la CE en un Consejo de Ministros que tendrá lugar el sábado 21. Por tanto, ya no nos encontramos ante la aplicación del art. 155 CE como una mera posibilidad, sino como una medida en marcha.

Lo sucedido en los últimos meses y especialmente en las últimas semanas expresa la pérdida de legitimidad de un régimen agotado que no responde a las necesidades de la mayoría de la población, incapaz de garantizar sus derechos de ciudadanía y libertades (sociales, laborales, educativos, energéticos, habitacionales, etc.…), como consecuencia de la ofensiva neoliberal de los últimos años. Pero no sólo desde una perspectiva social, sino también en clave nacional, tachando de ilegítimas las aspiraciones del 80% de la ciudadanía de Catalunya de decidir libremente su status, algo que no debería ignorarse.

El bloqueo político actual necesita instrumentos políticos para hallar una solución, que no puede venir del recurso a la represión y el autoritarismo. La actitud del Gobierno de España es antidemocrática, irresponsable y reaccionaria. La vulneración de los derechos fundamentales cometida por el mismo es gravísima y afecta al conjunto de los ciudadanos del Estado y no sólo a una parte de la población catalana. Sólo mediante el diálogo y el recurso a mecanismos democráticos, como un referéndum pactado que permita a la sociedad catalana pronunciarse sobre su futuro, podremos superar el conflicto actual.

M.O.: ¿Cuál es la propuesta que hace IU e EUiA para la salida al actual problema entre el gobierno de España y el de Cataluña?
N.L.:
En situación de polarización extrema, en la que parece que se produce por parte del bloque reaccionario un blindaje del régimen del 78, con un planteamiento de contrarreforma constitucional para dejar intacto el diseño del Estado en el eje nacional, nos reafirmamos más todavía en la validez de la propuesta federal que se está realizando, tanto desde EUiA como desde IU.

Con las compañeras de EUiA, con quienes estamos trabajando de forma coordinada en las posibles soluciones de este conflicto político, compartimos apuesta por un proceso constituyente para ganar un modelo social, democrático y nacional al servicio de las clases populares, favorable a la mayoría social trabajadora.
Una República Federal de los Pueblos de España, resultado de un pacto federal sobre la base del protagonismo de la voluntad popular expresada mediante referéndum, sin el que no sería posible ese proceso constituyente.

Desde IU consideramos que la convocatoria de un referéndum efectivo, que facilite la participación masiva de la sociedad catalana con posible expresión de las diferentes opciones y que implique un debate serio y profundo sobre el modelo de Estado, es la mejor solución para el ejercicio del derecho a decidir y nos comprometemos a trabajar para hacerlo posible.

M.O.: ¿Como persona nacida en Cataluña, nos puedes decir cómo vive este problema la sociedad catalana?
N.L.:
La sociedad catalana está expuesta en estos momentos a una situación de incertidumbre máxima, especialmente desde el mes de agosto, con una lógica preocupación por la necesaria solución del conflicto.

La principal causa es la sensación de bloqueo permanente, que no permite avanzar en esa línea. El mes de septiembre el Parlament de Catalunya aprobó las Leyes de Referéndum y Transitoriedad, se convocó el 1 de octubre y se produjo una aceleración de escenarios.

Por una parte, el 1 de octubre no era una herramienta útil como solución a ese bloqueo, por carecer de garantías políticas suficientes y la falta de apelación a una parte importante de la sociedad catalana, sin perder de vista la falta de contenidos sociales y de regeneración democrática de la hoja de ruta del Govern de la Generalitat.

Por otra parte, la represión y el autoritarismo del Gobierno del PP, la gravísima vulneración de derechos fundamentales tanto los días previos al 1 de octubre (suspensión de actos públicos en todo el Estado, cierre de páginas web, registros en medios de comunicación, etc.…) como el uso desproporcionado de la violencia contra población civil pacífica durante la misma jornada del 1-O, pese a no contar con el apoyo del Congreso, frente a una movilización pacífica en exigencia del derecho a decidir y como protesta por las acciones irresponsables del Gobierno, ha provocado una movilización sin precedentes los días siguientes, no sólo de rechazo de la acción represora del Gobierno, sino también de reivindicación de las libertades.

Los días siguientes, con la incertidumbre de no saber si habría o no DUI, el traslado de la sede de empresas para condicionar la situación política, la posible aplicación de un art.: el 155 CE que nadie sabe exactamente qué alcance puede tener dada la falta de precedentes, los posibles escenarios electorales, todo ello nos remite a una situación con escenarios cambiantes cada día.

M.O.: ¿Cómo afecta la constitución de una República Catalana a la construcción de una República Federal en España?
N.L.:
Siendo una fuerza federalista reconocemos el derecho de autodeterminación de los pueblos, también del pueblo catalán. El hecho de pertenecer a una Nación, nacionalidad o región no implica, de facto, la existencia de límites a la voluntad federalista y al contenido de esa voluntad.

Por todo ello, el modelo de Estado que propugnamos se debe fundamentar con un pacto entre las distintas unidades federadas como expresión de la soberanía de los distintos pueblos, como sujetos políticos reconocidos plenamente. Así pues, el Estado Federal debe garantizar la soberanía política de las distintas unidades federadas para decidir su futuro, al tiempo que garantiza también la concreción del resto de soberanías: energética, alimentaria, urbanística, educacional, sanitaria, etc…

En este marco, la constitución de una República Catalana, en ejercicio del derecho a decidir del pueblo catalán, no impide que la misma defina su status político como República federada con el resto de pueblos del Estado español, haciendo posible con ello, desde una relación fraternal, luchar conjuntamente por un modelo de Estado republicano, federal, plurinacional, pluricultural y plurilingüe, social y democráticamente avanzado, coordinando los procesos constituyentes y las luchas unitarias de las clases trabajadoras y populares del conjunto del Estado para tener más fuerza frente a la oligarquía que pretende perpetuar el actual statu quo.

M.O.: ¿Cómo cree que será la reacción del pueblo catalán ante la aplicación de artículo 155 de la C.E.?
N.L.:
Es difícil aventurarlo. En cualquier caso, sí parece haber una certeza, en Catalunya costó mucho esfuerzo y mucho sufrimiento recuperar las instituciones de autogobierno, por tanto, para nosotras, la suspensión de la autonomía es un gravísimo atentado a nuestras libertades, así como una medida profundamente antidemocrática, que va a generar una repulsa muy mayoritaria entre la población catalana.

Dado el grado de apoyo de la población al ejercicio del derecho a decidir (80%) y de movilización social existente en estos momentos, todo parece indicar que se producirá por parte de la sociedad catalana una respuesta democrática, pacífica y movilizadora, de una magnitud proporcionada a la gravedad de las medidas que se adopten.

M.O.: Al final el PDCAT y ERC parece que no han seguido la hoja de ruta pactada con las CUP ¿Cómo crees que afectará esto a la gobernabilidad de la Generalitat? ¿Son posibles unas elecciones convocadas por Puigdemont?
N.L.:
La CUP ha expresado en público que no compartía la prudencia adoptada por el Govern de la Generalitat los últimos días respecto a la Declaración de Independencia, y que en su opinión la declaración tenía que haberse hecho en el Pleno del Parlament. Probablemente hubiera tenido un impacto sobre la gobernabilidad en Catalunya, pero no llegaremos a saber hasta qué punto.

El anuncio de la aplicación del art. 155 CE cambia ese escenario. Todo parece indicar que nos vamos a un escenario electoral, aunque es más aventurado determinar quién va a dictar el decreto de convocatoria, si el President de la Generalitat antes de la activación del 155, o el Gobierno del Estado una vez intervenida la autonomía. En este último caso, la incógnita sería el plazo en que se convoquen, si se impone la tesis de C’s y PSOE y se va a un proceso rápido o, por el contrario, si como hoy se afirmaba desde fuentes de Moncloa, dependiendo de la situación se pueda alargar hasta 6 meses.

La intervención de la autonomía de forma indefinida, con una dirección política impuesta desde el Gobierno del Estado y que, por tanto, no contaría con la confianza del Parlamento Autonómico, es una anomalía democrática absoluta que creo sería necesario finalizar a la mayor brevedad posible.

Publicado en el Nº 310 de la edición impresa de Mundo Obrero octubre 2017

En esta sección

Izquierda Unida, “satisfecha” por los “notables avances en la investigación de los ‘Papeles de Bárcenas’”Confluencias y ciudades del cambio, en el ecuador de una legislaturaIU denuncia ante la Comisión Europea la intervención de Montoro en las cuentas del Ayuntamiento de MadridDefensa trata de corregir sus mentiras a IU y ahora sí reconoce que la Asociación de Militares Española disfruta de dependencias gratis en un cuartelErnesto Alba: "No podemos mantener un modelo organizativo como si no hubiera pasado nada en los últimos diez años"

Del autor/a

Un Partido para hacer frente al neoliberalismoLibertad, derechos sociales y democracia. No a la represiónNuria Lozano: “Sólo mediante el diálogo y mecanismos democráticos, como un referéndum pactado, podremos superar el conflicto”Por la República Federal Democrática y SolidariaMundo Obrero, un periódico de su tiempo