Argentina. Cuando el hoy parece ayerMacri, Benetton y la desaparición de Santiago Maldonado

Jorge Grela 02/11/2017

El caso Santiago Maldonado acorrala al gobierno del neoliberal Mauricio Macri. Desde la época de la dictadura militar no se había producido un caso tan claro de terrorismo de Estado. El joven Santiago, un artesano y activista social, participó el pasado 1 de agosto de una movilización en favor de la lucha que sostienen los mapuches contra la multinacional Benetton. En ese marco fue detenido por la Gendarmería Nacional, que responde directamente al gobierno central a través del Ministerio de Seguridad. Desde entonces se desconoce su paradero.

Digamos que la multinacional de origen italiano, "simpática" y colorida empresa se hizo con tierras que ancestralmente pertenecían al pueblo originario, y para esto contó con la valiosa colaboración del Estado argentino en sus diversas vertientes provincial y nacional. Y la implicación gubernamental fue necesaria, con la complicidad de ministros, gobernadores, jueces y fiscales, ya que la Constitución Argentina en su artículo 75 inciso 17, reconoce los pueblos originarios, "la personería jurídica de sus comunidades, y la posesión y propiedad comunitaria de las tierras que tradicionalmente ocupan, (....), ninguna de ellas será enajenable, transmisible ni susceptible de gravámenes ni embargos". (Ver www.casarosada.gob.ar).

En defensa de sus derechos, y de la propia Constitución Argentina, el pueblo mapuche se moviliza y logra la solidaridad de muchos jóvenes y sectores sociales argentinos. La desaparición de Maldonado se produce para introducir el miedo en quienes apoyan las luchas, con la idea de aislar todas y cada una de ellas y así poder ahogarlas con impunidad.

El efecto causado es distinto al planteado por el gobierno. La respuesta masiva y continua hace que la pregunta "¿Dónde está Santiago Maldonado?" sea diaria y con acciones tales como las manifestaciones multitudinarias de principios de setiembre, que en la Ciudad de Buenos Aires reunió más de 250.000 personas, o los estudiantes de un instituto que lleva por nombre "Gendarmería Nacional", le hayan cambiado el nombre por el de "Santiago Maldonado".

Todo ello, sumado a que las respuestas por parte del Ejecutivo han sido de aumentar la provocación violenta y cutre, han hecho que haya una presentación judicial de la entidad decana en materia de derechos humanos en Argentina, la LADH. En la denuncia penal presentada quedan involucrados el presidente Mauricio Macri, la Ministra de Seguridad Patricia Bullrich, su Jefe de Gabinete Pablo Noceti, entre otros altos funcionarios, así como varios mandos de la fuerza militar responsable de la desaparición forzada de Santiago Maldonado.

Cabe destacar que Pablo Noceti, es un abogado que cuestiona la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad. Amigo y defensor de torturadores y genocidas, su presencia es toda una declaración de principios del presidente Macri. (ver articulo "Un amigo de los represores" en diario Página12 del 25 de enero de 2016).

Con una economía en retroceso, con parámetros de desocupación que hace años que no se veían, el desmantelamiento de avances científicos, culturales, sociales, la regresión que vive este país, sólo es comparable a las épocas de más auge de los defensores del capitalismo en su vertiente neoliberal. Y para su aplicación, necesitan del sometimiento popular. El caso Santiago Maldonado, así como el de la dirigente social Milagro Sala apuntan a ello.

La respuesta del pueblo argentino deja margen para la esperanza. Y desde este lado del océano también resuena la pregunta: "¿Macri, Bullrich, dónde tienen a Santiago Maldonado?".

Publicado en el Nº 309 de la edición impresa de Mundo Obrero septiembre 2017

En esta sección

Hacia un segundo Foro de fuerzas de izquierdas, verdes y progresistas europeasAlbiol denuncia el “agravio comparativo” impuesto por el Gobierno del PP en la próxima visita de Mahmoud AbbasVenezuela ante la guerra económica de la burguesía, del imperio y su guerra mediáticaLa diplomacia económica y los derechos humanosEl PCE rechaza las sanciones impuestas a Venezuela y exige a la UE el cese de sus actuaciones injerencistas y belicistas

Del autor/a

Sobre figuras y figurinesMacri, Benetton y la desaparición de Santiago MaldonadoPARAGUAY: piden al Parlasur pronunciarse por el caso CuruguatyAumentan las movilizaciones pidiendo adelanto de elecciones presidenciales en BrasilSe profundiza la arremetida yanqui contra el proceso bolivariano