Panorama latinoamericanoAhogo y bloqueo financiero impuesto por la administración Trump a Venezuela El actual mandatario de Ecuador gira cada vez más rápido hacia la derecha neoliberal entregando sectores estratégicos a quienes han ya demostrado incapacidad para gestionar en favor del pueblo.

Jorge Grela 02/01/2018

VENEZUELA. Centrados en las dificultades financieras, que no económicas, por las que atraviesa el país bolivariano, los grandes medios de (des)información ocultan algunos aspectos interesantes de la realidad venezolana. Por una parte, que el ahogo y bloqueo financiero impuesto por la administración Trump ha hecho que el Gobierno de Nicolás Maduro priorice a China y Rusia como socios comerciales, renegociando su deuda y con el aliciente de iniciar conversaciones para poder pagar con petróleo los productos recibidos, es decir el antiguo trueque vista la dificultad de acceder a dólares estadounidenses que es la moneda internacional actual. Otro tema por el que han pasado de puntillas, es que la oposición venezolana, aceptando aunque sea parcialmente el juego democrático, no solo participó de las recientes elecciones a gobernadores, sino que han reconocido "de facto" los resultados asumiendo cuatro de las cinco gobernaciones en las que han ganado. Y luego de jurar su cargo, se reunieron en el Palacio de Miraflores, sede del gobierno central, con el presidente Nicolás Maduro. Sólo el gobernador electo del estado de Zulia, perteneciente al partido del ex candidato Henrique Capriles, se negó a jurar el cargo ante las autoridades correspondientes. El sector más belicista quedó en autentica minoría en el seno de la opositora Mesa de Unidad Democrática. El motivo que provoca está fisura no es que hayan entrado en razón y se convencieron con las palabras de la dirección chavista. Saben que la participación fue importante, y que es una de las herramientas con las que el gobierno bolivariano les hace frente, y para diciembre se han convocado elecciones municipales. Y no quieren volver a perder espacios.

ECUADOR. Continúa la lucha por el poder. Visto las políticas que está realizando el presidente Lenin Moreno, y considerando su continuada inasistencia a las reuniones de la dirección de Alianza País, la mayoría de la misma ha planteado su cese como máxima figura del grupo político mayoritario, así como su reemplazo por Rafael Patiño, exministro de exteriores y de Defensa de Rafael Correa. El actual mandatario gira cada vez más rápido hacia la derecha neoliberal entregando sectores estratégicos a quienes han ya demostrado su incapacidad para gestionar en favor del pueblo. Y apoyándose en personajes como el expresidente Abdala Bucaram, quien regresa a Ecuador una vez que prescribieron las causas que por peculado lo mantuvieron en un exilio dorado. Al mismo tiempo ataca brutalmente a su vicepresidente Jorge Glas, y con maquinaciones varias logra su desplazamiento y hasta la puesta en prisión. No solo logra aplausos de banqueros y multinacionales, sino que también la aprobación del Departamento de Estado de los EEUU, al ver que la intención expresa de Lenin Moreno es ahora la de separarse de la OPEP, organización que regula el precio internacional del petróleo. Estados Unidos agradece este gesto, que conlleva la posibilidad de debilitar a ciertas economías como la venezolana. La ecuación es simple si el precio del barril de crudo baja, Venezuela tendrá menores ingresos y su capacidad económica será disminuida.

OEA. La Organización de Estados Americanos, con su secretario general Luis Almagro a la cabeza, continúa ejerciendo de ariete según la conveniencia de los EEUU. No sólo ataca ferozmente al proceso bolivariano de Venezuela, se calla ante la gravedad del retroceso en materia de Derechos Humanos que se vive en Argentina, sino que ataca a Bolivia. Más concretamente se inmiscuye en los asuntos internos del país suramericano ante la posibilidad de que Evo Morales pueda optar a la reelección. De forma tal que el Ministro de Justicia boliviano, Héctor Arce, denunció formalmente al secretario general de la OEA. Y lo hizo en una reunión de los embajadores de los estados miembros en el Consejo Permanente, reunión a la que casualmente no asistió Luis Almagro. Junto a estos ataques furibundos, este verdadero lacayo imperial no ha tenido la misma fortaleza para exigir a su "patrón" que respete la decisión de la abrumadora mayoría de la Asamblea General de las Naciones Unidas y levante el bloqueo que mantiene sobre la República de Cuba (190 votos a favor y 2 en contra, EEUU e Israel).

ARGENTINA. Realizadas las elecciones legislativas que renuevan parcialmente las cámaras de Diputados y Senadores, el oficialismo neoliberal se alzó con la victoria, fundamentalmente por la no estructuración de una oposición de real cambio en el país. La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner entra al Senado con un fuerte piso electoral, pero las indecisiones ante cuestiones de fondo como la integración latinoamericana, la cantidad de ex acompañantes kirchneristas que hoy se han pasado al partido o ideas que sostienen al presidente Mauricio Macri, el dominio de los medios de comunicación y el apoyo de buena parte de la Justicia argentina, hacen peligrar los proyectos de los sectores populares argentinos. Resaltar solamente el hecho del ingreso en prisión de un ex ministro Kirchnerista y del ex vicepresidente de Cristina por acusaciones que aún no han sido investigadas, mientras que el propio Presidente Macri tiene decenas de juicios en su contra, los últimos en virtud de ser encubridor de desaparición forzada seguida de muerte en el caso del joven Santiago Maldonado. No falta mucho para las próximas presidenciales, aún hay tiempo de construir un Frente que no solo restituya lo anterior, sino que profundice en cambios políticos, económicos y sociales. Se está verificando la justeza de la apreciación de Patricio Echegaray, quien fuera máximo dirigente de los comunistas argentinos hasta su reciente fallecimiento, quien le decía a la entonces presidenta Cristina Fernández, que de no haber profundización en los cambios, habría restauración neoliberal.

Publicado en el Nº 311 de la edición impresa de Mundo Obrero noviembre 2017

En esta sección

Foro de Fuerzas Progresistas, Ecologistas y de la Izquierda de EuropaNetanyahu, el veneno de IsraelLa extrema derecha golpista amenaza BrasilIdlib: hacia la batalla final de SiriaPerfumes (fúnebres) de Arabia

Del autor/a

La disyuntiva Patria o Colonia se mantiene de rabiosa actualidadRadicalización profunda versus restauración neoliberalEl accionar del Imperio en América Latina y CaribeBrasil, intento de Golpe Judicial contra LulaDerechos humanos en disputa y represión social