La necesidad de la organización sindical estudiantil para construir un nuevo modelo educativoDe las movilizaciones por la Universidad Pública en Castilla-La Mancha El movimiento estudiantil de Castilla-La Mancha no es arrastrado por las posiciones instrumentales del PP y rectorado... para cargar contra la Junta.

Unión de Juventudes Comunistas de España 25/01/2018

Durante las últimas semanas han destacado las luchas por la universidad pública en varias de las regiones del Estado. En concreto, en Castilla-La Mancha ha tenido especial relevancia la lucha por la financiación de la UCLM. El conflicto consiste en que por parte de la Junta de comunidades (en la que gobiernan PSOE y Podemos) se compromete la financiación de la universidad a un contrato programa, es decir, a que, si la universidad consigue una serie de objetivos, se incrementará su partida presupuestaria. El rectorado de la UCLM, por otra parte, sostiene que son necesarios 160 millones para que la universidad funcione con normalidad, ofreciendo la Junta 140 millones y el resto subordinarlo a la incertidumbre del contrato programa. Pero profundizando en la posición del rectorado, éste ha llevado una gestión centrada en amparar los recortes de Cospedal, un gasto de los remanentes de la universidad por los que no quiere rendir cuentas a las estudiantes y, fruto de esa infrafinanciación de 20 millones, amenaza con un plan de recortes que llevaría a la destrucción de becas de emergencia, becas de colaboración y becas de movilidad. En definitiva, la expulsión de cientos de estudiantes por no poder pagar la universidad.

En este contexto el movimiento estudiantil de Castilla-La Mancha no es arrastrado por las posiciones instrumentales del PP y rectorado, que usaban las necesidades de la universidad y el estudiantado para cargar contra la Junta. Tampoco asume el conformismo que predica la Junta con el aumento de la financiación de la universidad desde la época de Cospedal.

El movimiento estudiantil se moviliza en todos los campus de la región en torno a una consigna y ejes claros: ni Junta ni rectorado, estudiantes organizados. Una consigna en la que se adquiere conciencia de sus intereses y marcan como prioritaria la lucha por las estudiantes y la universidad. Combatiendo así un discurso antiideológico que pretende separar las reivindicaciones concretas de un modelo concreto de educación pública frente a un modelo de infrafinanciación que pretende poco a poco aumentar la dependencia de la universidad de las empresas privadas, profundizando en un modelo mercantilizador de la educación.

Actualmente y tras la aprobación de los presupuestos regionales en Castilla-La Mancha, las estudiantes se encuentran ante la incertidumbre de si se realizarán o no los recortes, y organizando la respuesta además de pedir las explicaciones públicas a ambas partes mientras las negociaciones entre Junta y rectorado se desarrollan a puerta cerrada.

Es por ello por lo que para la reflexión de este y otros conflictos, la construcción del sindicato estudiantil pasa por recuperar la función de lucha política del sindicato como influencia en los asuntos públicos y espacio de concienciación frente a los ritmos estudiantiles (trabajo, estudio, ocio) que no permiten la reflexión como sujeto en base a unos intereses, en torno a sus condiciones materiales.

En definitiva, nuestra respuesta ha de ser la consolidación del papel sociopolítico y económico de un nuevo sindicato estudiantil democrático capaz de proponer y aportar a un nuevo modelo educativo alejado de los pactos y métodos del régimen.

Publicado en el Nº 312-313 de la edición impresa de Mundo Obrero enero 2018

En esta sección

La Juventud Comunista condena las declaraciones del fundador de la empresa Glovo que pretende normalizar la precariedad laboralEl movimiento estudiantil feminista continúa en la calle y en las aulasHacia el XIV Congreso de la UJCEVuelve Agitación, la revista de la Juventud ComunistaLas brigadas de la UJCE de solidaridad internacionalista

Del autor/a

La Juventud Comunista condena las declaraciones del fundador de la empresa Glovo que pretende normalizar la precariedad laboralEl movimiento estudiantil feminista continúa en la calle y en las aulasHacia el XIV Congreso de la UJCELas casas de apuestas inundan los barrios obrerosVuelve Agitación, la revista de la Juventud Comunista