La primera huelga global de trabajo productivo pero también reproductivoAvanzando hacia la huelga feminista Las acciones, que se centran en denunciar la situación de precariedad de vida y de violencias que sufrimos las mujeres, por nuestra doble explotación y la falta de compromisos y políticas para erradicar la desigualdad.

Cristina Simó Alcaraz 29/01/2018

Los días 13 y 14 de enero se celebró en Zaragoza la II Asamblea feminista, más de 400 mujeres asistieron con el objetivo de organizar una Huelga feminista para el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, que pretende dar continuidad al Paro Internacional de Mujeres del 8M de 2017, la primera huelga global de trabajo productivo pero también reproductivo que movilizó millones de mujeres de 70 países. Desde entonces, mujeres de diferentes colectivos y organizaciones de toda España hemos seguido trabajando para culminar en Zaragoza.

En la asamblea se clarificó la definición de la convocatoria del 8 de marzo, la controversia entre huelga o paro se resolvió con la definición de huelga feminista. Entendiendo que huelga en estos términos no puede ni debe cuantificarse como una huelga laboral al uso, su seguimiento no se podrá medir sólo con indicadores clásicos porque el trabajo de muchas mujeres sigue siendo no remunerado e invisible.

En la asamblea se definieron los objetivos y reivindicaciones de carácter unitario, a partir de los cuales se van a desarrollar todas las acciones, que se centran en denunciar la situación de precariedad de vida y de violencias que sufrimos las mujeres, por nuestra doble explotación y la falta de compromisos y políticas para erradicar la desigualdad existente entre hombres y mujeres. Una desigualdad inherente en el modelo de sociedad neoliberal y patriarcal.

El debate en la asamblea se realizó en cuatro comisiones, una por cada uno de los ejes a partir de los cuales se acordó desarrollar la huelga: laboral, cuidados y hogar, consumo y estudiantil.
En los debates y las conclusiones quedó claro que el objetivo principal de esta huelga es la de transmitir y visibilizar que sin las mujeres ni se produce ni se reproduce, que sin las mujeres se para el mundo. Por ello se insistió en llamar a todas las mujeres a no ocupar los cuidados, ni a consumir, ni acudir a sus centros de estudio, ni a sus puestos de trabajo.

La huelga feminista ha de servir para poner en valor la vida y plantear la corresponsabilidad como un derecho. Un derecho que debemos reivindicar la sociedad en su conjunto. Para que todas podamos tener una vida digna, sin desigualdades, ya sean por razón de sexo, clase, orientación sexual o etnia.

Por ello es tarea nuestra contribuir en la organización de piquetes informativos desde las universidades a los centros de trabajo. Es necesario que toda la sociedad conozca esta dualidad oculta para poder cambiar esta realidad injusta.

Nuestras camaradas tienen tareas fundamental para la organización del 8M porque la tarea de facilitar que las mujeres paren dependerá también de que los hombres se organicen en la atención de los cuidados.

Desde el PCE vamos a apoyar todas las acciones que se convoquen desde el movimiento feminista y vamos a contribuir en su impulso y difusión para hacer un llamamiento a todas las mujeres trabajadoras, jóvenes, mayores, lesbianas, pensionistas, trans, estudiantes, inmigrantes, a las que están en sus casas, a parar el mundo.

Publicado en el Nº 312-313 de la edición impresa de Mundo Obrero enero 2018

En esta sección

Carlos Sánchez Mato: “Hemos demostrado que otra política económica es posible”La acusación popular de IU plantea que se llame a declarar a Pedro J. Ramírez en el juicio del caso de los ‘ordenadores de Bárcenas’Unidad popular, un proceso complejo pero imprescindibleEl PCA denuncia a la Legión por sus cánticos machistas y denigrantesEl Comité Central impulsa los acuerdos del XX Congreso del PCE

Del autor/a

Avanzando hacia la huelga feministaAlejandra Kollontai y la Revolución rusaContra el feminicidio: nos queremos vivas, ni una menos#8MYoParo Campaña PCE: Día Internacional de la Mujer - 2017II Jornada de “Ciudades libres de tráfico de mujeres y menores para la explotación sexual”