Siete años de guerra terrorista no han conseguido fragmentar Siria en pequeños estados La victoria del pueblo y el Estado sirio supondrá la primera derrota del imperialismo desde la guerra de Vietnam.

Manuel García Morales 30/01/2018

El sábado 30 de octubre, a las 12 de la mañana, en la carpa Alejandra Soler de la Fiesta del PCE, se celebró el debate sobre la situación de guerra en Siria que llevaba por título: “Con Siria, por la paz y contra el imperialismo”. El acto fue presentado por Miguel Ángel Bustamante, dirigente del Partido Comunista de Andalucía y diputado por Sevilla de “Unidos Podemos”, quién agradeció al PCE la oportunidad de debatir sobre la agresión imperialista que está sufriendo Siria. Antes de abrir la exposición y debate de las ponencias, dio la palabra al embajador de Siria en Madrid, Milad Atieh, quien en una breve alocución felicitó a la organización por el nombre del debate, que era muy explícito y destacó que su país lleva sufriendo 7 años de guerra terrorista, pero que ésta está llegando a su conclusión con la victoria del pueblo sirio. La conspiración imperialista ha fracasado, así como el intento de dividir a Siria en pequeños estados. Añadió que los sucesos recientes en Deir ez-Zor, donde el pasado 5 de septiembre el ejército sirio rompió el cerco de la ciudad que DAESH mantenía durante más de 3 años, abre paso a una fase de finalización de la guerra. Consideró que la victoria del pueblo y del Estado sirio ha sido posible gracias al apoyo de países amigos, movimientos civiles de solidaridad y el apoyo de los pueblos a la paz, y que lo que ahora se inicia es una gran tarea de reconstrucción de las estructuras civiles y de infraestructura en Siria. Acabó dando las gracias en nombre de su gobierno a la solidaridad que la gente del Partido Comunista ha prestado a su país.

Después de agradecer la presencia del embajador, Miguel Ángel Bustamante dio paso al coloquio, manifestando previamente que la guerra es consustancial al sistema capitalista y a sus crisis, que el libro de Lenin que acaba de cumplir 101 años, el imperialismo fase superior del capitalismo, estaba de tremenda actualidad en un momento donde el imperialismo de EEUU intenta recolonizar el mundo para defender los intereses de las multinacionales y el capital financiero. La idea de que un presidente como Trump, podría modificar la política exterior de EEUU se ha visto desautorizada por la realidad; es el complejo económico-militar de EEUU, son sus intereses imperialistas lo que determinan finalmente la política que el gobierno va a seguir sea quien sea el Presidente. En este contexto la lucha del pueblo sirio y su defensa frente a la agresión terrorista ha supuesto la primera derrota del imperialismo después de la desaparición de la Unión Soviética y tenemos que compartirla porque solo el debilitamiento o derrota del imperialismo puede abrir el camino de una sociedad socialista en el mundo. Apoyamos la política del PCE de solidaridad con la resistencia del pueblo sirio y su determinación de defender su soberanía y sus conquistas sociales.

A continuación presentó a los ponentes: en primer lugar, Javier Couso, eurodiputado de Izquierda Unida, Rosa Regás, escritora y finalmente Pablo Sapag profesor de la Complutense.

Javier Couso, prefirió hablar más de una visión global del conflicto que de los detalles de éste, y se centró en cómo ha sido atacado el movimiento pacifista, que fue gigantesco en 2003, para desestructurarlo y romperlo. La base de este ataque es la filosofía de la “intervención humanitaria”. Las agresiones a la soberanía de un país, ya no van a ser condenadas por el movimiento pacifista sino exigida por este. Aparece un nuevo lenguaje televisivo que justifica las intervenciones imperialistas: Seguridad humanitaria, gobernanza global, obligación de proteger, derecho de injerencia por intereses humanitarios… Se ocultan datos que explican los conflictos, como por ejemplo los datos filtrados por WikiLeaks, de los planes de intervención en Siria, ya en 2006; los intereses enfrentados de Turquía con Siria por la construcción del oleoducto; o el papel jugado por EEUU en la gestación y aparición de DAESH. Y al mismo tiempo se crean las condiciones para que el país que va a ser víctima de la agresión imperialista aparezca como amenaza y como agresor, con campañas de demonización y deshumanización, no sólo desde los masivos medios de comunicación al servicio del imperialismo sino también a través de ONGs, como en el caso de Siria ha sido el “Observatorio sirio de DDHH”. También hay dos varas de medir las intervenciones militares dependiendo de a quién beneficia; en los bombardeos rusos sobre Alepo, se criticó la barbarie de la destrucción y la muerte de civiles. Mientras tanto, los bombardeos de EEUU o de otros países imperialistas aliados sobre Mosul o Raqqa o no son mencionados o se les da una dimensión de “ataque limpio”. Los esfuerzos realizados por europarlamentarios para promover el diálogo político en Siria y en los que han jugado un papel importante el grupo de Izquierda Unida, han sido demonizados, no solo por representantes de los partidos pro-imperialistas, sino también por sectores “amigos” que proviniendo de la izquierda y el antiimperialismo, defiende las tesis de las “intervenciones humanitarias imperialistas” para proteger a los pueblos de sus tiranos; pero desde Izquierda Unida van a seguir defendiendo la paz y la soberanía de los pueblos, y el movimiento pacifista para serlo tiene que ser consecuentemente antiimperialista.

Rosa Regás, después de manifestar su honor por estar al lado de los pueblos invadidos, puso el acento de su intervención en la manipulación de la opinión pública, en la enorme fuerza que tienen a su disposición los manipuladores, y la culpa general, por pereza, por falta de interés, en escuchar otras voces, en acceder a otras fuentes. Ella vivió durante un tiempo prolongado en Siria a principios de los 90; conoció un país laico, bastante tranquilo, donde sabía que había conflictos y presos políticos por los que se interesó y a los que les permitieron visitar; también visitó a los comerciantes de jabón de Alepo, (el que usaba su abuela porque era el mejor para la piel) muy preocupados por la competencia del jabón Lux y también comió la sopa de pescado de Lakatia, tremendamente parecida al suquet catalán. Nunca dejó de visitar Siria en años posteriores. Conoció los comienzos de gente que empezaron a hablar de la lucha por la libertad y visitó campos de entrenamientos de mercenarios en Líbano para iniciar esa lucha. Considera que las primaveras árabes fueron la excusa para iniciar guerras, apoyadas por Arabia Saudí y fomentar el negocio de las ventas de armas. La opinión pública está sometida a una manipulación brutal, y el ejemplo más claro es la agresión contra Venezuela y el presidente Maduro; es necesario rebelarse contra este estado de cosas, atreverse a hablar contra la opinión dominante y empezar a luchar contra las agresiones del imperialismo.

Pablo Sapag, comienza diciendo que la solidaridad ha sido de gran ayuda al pueblo sirio para poder luchar contra la agresión sufrida por Siria de mano de potencias internacionales y regionales. Querían destruir el alma siria, que es su carácter multinacional y multiétnico, ese carácter profundamente democrático que no existe en las potencias agresoras. Siria ha conseguido salvar su alma y no han podido doblegar el carácter antiimperialista del pueblo sirio que en menos de un año ha conseguido la liberación de Alepo, de Palmira, de Homs, de Qalamun y finalmente de Deir ez-Zor. Para ello, ha habido esfuerzos militares pero también políticos. En 2012 dieron cabida en el gobierno a partidos de la posición y se creó el ministerio de Reconciliación en manos de esa oposición; desde allí se llegaba a acuerdos con grupos armados para que abandonaran la guerra reincorporándose a la vida civil, al propio ejército sirio, e incluso facilitando su reincorporación con armas ligeras en otros frentes de lucha, para evitar la guerra en ciudades densamente pobladas. Ahora se está saliendo de la pesadilla, la gente del exilio está volviendo a Siria, se acaba de celebrar la Feria Internacional de Damasco, evento económico suspendido desde 2011. Siria ha salido adelante por su defensa de la multiconfesionalidad, por su defensa de la unidad, por la defensa de los derechos de la mujer, por la defensa de su modelo social. Nos toca el papel desde España, de luchar contra las sanciones económicas impuestas por EEUU y la UE contra Siria y exigir el restablecimiento de relaciones de España con Siria. El PCE no se equivocó cuando desde un primer momento apoyó al estado sirio y al pueblo sirio, y debe de ser también partícipe de la mayor derrota del imperialismo de EEUU desde la guerra de Vietnam.

En el turno de debate, Rosa Regás denunció el abandono de los refugiados de Siria por parte de la Unión Europea. Desde el público, Manu Pineda responsable de la Comisión de Oriente Medio del PCE, defendió la necesidad de impulsar un Movimiento Mundial por la Paz aprovechando para ello el encuentro de fuerzas políticas ecologistas, progresistas y de izquierda de Europa, que va a celebrarse los días 10 y 11 de Noviembre en Marsella.

Susana Oviedo informó de un acto de Solidaridad con Siria a celebrar el día 6 de Octubre en el CAUM de Madrid, donde intervendría el embajador de Siria y el Ex-coordinador de IU Cayo Lara.

Otras preguntas de asistentes en el acto estuvieron relacionadas con el desarrollo del wahabismo en mezquitas europeas financiadas por Arabia Saudí y la alianza de los kurdos sirios con EEUU. Con respecto a los kurdos de Siria, Pablo Sapag manifestó que éstos no tienen un territorio continuo en el norte de Siria, que el origen de sus asentamientos está en su exilio del Kurdistán turco, que en Siria siempre han podido utilizar su idioma sin problema y que un paso importante para ellos fue el reconocimiento de ciudadanía siria que les hizo el gobierno en julio de 2012. Los kurdos están jugando bien sus cartas y seguramente llegarán a acuerdos con el gobierno de Siria.

La última palabra fue la de Javier Couso que denunció la ocupación del Kurdistán de Iraq por el estado sionista de Israel y el papel tan negativo que juegan no solo el wahabismo sino también los Hermanos Musulmanes.

Todas las intervenciones fueron muy aplaudidas y el conjunto el acto fue bastante emotivo.

Publicado en el Nº 310 de la edición impresa de Mundo Obrero octubre 2017

En esta sección

`Los medios esconden los intereses mezquinos de Europa en Guatemala, mientras atacan a países autónomos como Cuba y Venezuela´Jira Bulahi Bad: “Naciones Unidas sigue siendo quien administra el territorio. Quien impide la independencia del Sahara es Francia"Manu Pineda, elegido responsable de Relaciones Internacionales del PCESiete años de guerra terrorista no han conseguido fragmentar Siria en pequeños estadosLa clase trabajadora ha tomado las calles de Irán asfixiada por la política económica neoliberal

Del autor/a

Manu Pineda, elegido responsable de Relaciones Internacionales del PCESiete años de guerra terrorista no han conseguido fragmentar Siria en pequeños estadosBatalla política internacional para influir en el destino de SiriaEl pueblo palestino lucha por la vida, por la democracia, por la libertad5ª Crónica. Campamentos de Trípoli. Pedida de mano