Plantando cara al imperialismo

Gema Delgado 01/11/2017

No se puede homenajear el Che, en el 50 aniversario de su asesinato, sin saber dónde estaría luchando hoy, dijo José Luis Centella en la presentación del acto central de la mañana del domingo en la Fiesta del PCE: “Hoy el Ché estaría dando la batalla en Venezuela contra el imperialismo”. Y por ahí iba el título del evento: “Plantando cara al imperialismo con el Che, Chávez y Fidel. Acto de solidaridad con la Revolución Bolivariana de Venezuela”. Aunque fue el mismo Secretario General el que matizó el título para subrayar que más que un acto de solidaridad, era un acto de compromiso. Dijo que la Fiesta del PCE es un espacio de libertad y de lucha por la democracia y que hoy esa lucha se está haciendo en América Latina, en Venezuela, Cuba, Bolivia, Ecuador… que ejercen la democracia real y participativa.

Contó que el PCE en esta Fiesta quería rendir homenaje a los dirigentes de la primera independencia de América Latina, a Bolívar y a Martí, que plantaron cara al imperialismo español, y también a los libertadores del Siglo XXI que han luchado por la segunda independencia de América Latina, como son Fidel, Raúl, Chávez y Maduro.

Era la mañana del 1-O, la jornada del referéndum convocado por el Presidente de la Generalitat, cuando el día amaneció con la violenta represión policial. En ese contexto Sol Sánchez, como otras voces que subieron al escenario central, no quiso dejar de comparar la Revolución Democrática del gobierno de Maduro, devolviendo la capacidad legislativa al pueblo en forma de Asamblea Constituyente, con los valores de la democracia de baja intensidad que hay en España y que hoy representa Rajoy. Y encima le llaman dictador a Maduro, insistió Sánchez. Añadió que hoy lo que Maduro está haciendo ante el ataque imperialista es no rendirse, y que eso no se lo perdonan. Y la forma de no rendirse es devolver el poder originario al pueblo “en un proceso constituyente que espero tener en estas tierras más temprano que tarde”.

Desde el Movimiento de Solidaridad con América Latina, Catherine Hernández criticó que el gobierno español formara parte del bloque antibolivariano, para el que cualquier cosa que suene a revolución bolivariana es una amenaza. “Es ese cerco mediático y político el que nos impide mostrar que en Venezuela hay un pueblo que propugna un modelo diferente”.

“En estos tiempos líquidos en los que algunos se ponen de perfil, nosotros reafirmamos nuestro compromiso con el pueblo venezolano”, arengó el eurodiputado de IU Javier Couso. Hizo una defensa de la Cuba y la Venezuela que rompieron el yugo del imperialismo. De una Venezuela que, con Chávez a la cabeza, “enterró una Constitución al servicio de la minoría para devolverle al pueblo la soberanía y un futuro de esperanza”, dijo, y de una Cuba que ha sido el faro de luz y esperanza desde hace 58 años y que por ello ha sufrido intentos de invasión, guerras químicas y terrorismo, y que sigue padeciendo el bloqueo económico. Dos pueblos que van venciendo porque no se rinden.

Enrique Santiago, miembro de la dirección del PCE, comenzó recordando que “cuando cayó la URSS nos dejaron claro que lo único que quedaba era el capitalismo, pero en América Latina se inició otro proceso revolucionario. La revolución cubana fue guía del cambio de otros procesos”. Habló de Cuba, de la visón política y militar de Fidel y de Raúl, y también de la trascendencia de un pueblo, pequeño pero con coherencia, que reparte solidaridad, una solidaridad que ha dado mejores resultados que las invasiones.

Hoy los ojos del Imperialismo están puestos en América Latina y en Venezuela, un país éste que siempre estuvo bajo el control de las empresas de los hidrocarburos hasta que Chávez lo liberó y puso los recursos para la construcción del socialismo alternativo. Y sin Venezuela no habría habido CELAC, UNASUR, ALBA, ni procesos de cambio en otros países como Bolivia y Ecuador, ni consolidación en Nicaragua y El Salvador.

Enrique, asesor jurídico del las FARC en el proceso de paz en Colombia, también recordó que Chávez y su “todo para la paz, nada para la guerra”, fue el mayor impulsor del proceso de paz para acabar con una guerra de más de cincuenta años.
Maite Mola, vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea, comparó la situación en América Latina respecto al devenir de Europa, con una Alemania en la que “la derecha más repugnante” acababa de lograr un 13% de los votos. Añadió que aquí las derechas nos utilizan para ocultar las miserias de paro, precariedad y cómo está afectando a los jóvenes y a las mujeres. “No hay ninguna salida en Europa”. En este homenaje al Ché, a Fidel y a Hugo Chávez, dijo que hoy tenemos a Maduro, a Evo... y mañana tendremos a otros. También que “la palabra enseña pero el ejemplo guía”.

Edelys Santana, primera secretaria de la Embajada de Cuba en España habló de las buenas relaciones entre Cuba y Venezuela. Dijo que Venezuela realizó un cambio geopolítico en el continente y en favor de las ideas progresistas que desde entonces se ha convertido en el mayor desafío para el Imperialismo, como todos los proyectos que suponen alternativas a la hegemonía imperial. El imperialismo y las derechas intentan destruir y desarticular todos los logros. También recordó las palabras de Fidel cuando dijo que si queremos salvar a América Latina, si queremos salvar a la revolución cubana, a la revolución venezolana, tenemos que respaldarnos unos a otros sólidamente.

“Hoy la única salida de los revolucionarios es echar rodilla en tierra con la revolución bolivariana, y ese sería el mejor homenaje a Bolívar, a Martí, al Ché, a Chávez y a Fidel. Sería la consagración definitiva del sueño de integración latinoamericana y de las ideas de emancipación”, concluyó la portavoz cubana.

Cuando el embajador de Venezuela en España, Mario Isea, tomó la palabra recordó que hoy Venezuela es el referente de la revolución en el mundo y que es en Venezuela donde se juega el futuro de la lucha antiimperialista de Europa. Explicó cómo la revolución bolivariana fue atacada desde el principio, que si no había crisis pues desestabilizaban y la creaban y que todos los días nos mienten sobre nuestra propia realidad. También habló de los 115 muertos por “violencia fascista subvencionada por la CIA en Venezuela”, de la destrucción de centros de salud, de clínicas pediátricas, de instalaciones eléctricas, de camiones con alimentos...Dijo que ejecutan el embargo económico y financiero... y que sólo les falta legalizarlo: “nos bloquean el acceso para poder comprar alimentos y medicinas para decir que matamos de hambre a nuestro pueblo”.

“Pero nuestro pueblo ha rechazado el intento de convocar una guerra civil”, más de 8 millones de venezolanos votaron en el proceso constitucional. “Estamos jugando al contragolpe y ahora pasamos a la ofensiva. Y expuso el trabajo que se está realizando en la Asamblea Constituyente y que incluyen leyes fiscales de abastecimiento, protección a las inversiones extranjeras y creación de un régimen especial tributario, entre otras cosas.

La embajadora de Venezuela ante la Unión Europea, Claudia Salerno Caldera, voló a Madrid para intervenir en este acto en el que recordó la implicación de Estados Unidos en el ataque al gobierno democrático de Venezuela. Denunció que el Departamento de Estado financió la guerra callejera y que la potencia norteamericana está pasando a una fase militar.

Publicado en el Nº 310 de la edición impresa de Mundo Obrero octubre 2017

En esta sección

`Los medios esconden los intereses mezquinos de Europa en Guatemala, mientras atacan a países autónomos como Cuba y Venezuela´Jira Bulahi Bad: “Naciones Unidas sigue siendo quien administra el territorio. Quien impide la independencia del Sahara es Francia"Manu Pineda, elegido responsable de Relaciones Internacionales del PCESiete años de guerra terrorista no han conseguido fragmentar Siria en pequeños estadosLa clase trabajadora ha tomado las calles de Irán asfixiada por la política económica neoliberal

Del autor/a

Las kellys, mujeres obreras se organizan contra la explotación y el maltrato laboralPepi García Lupiañez: "La visualización no es suficiente, hay que dar otro paso: la lucha directa contra la explotación"Carlos Sánchez Mato: “Hemos demostrado que otra política económica es posible”Unai Sordo: "Hay que revertir las reformas laborales y aumentar la presencia de CCOO en los centros de trabajo”Los abogados de Atocha son el ejemplo y futuro de nuestra militancia