Precarizar las condiciones laborales para engordar los beneficios de las empresasRecortes en OPEL, recortes para el conjunto de la Clase Obrera El conflicto de Opel se ha saldado con una pérdida de derechos laborales para la plantilla amortiguada por la negociación sindical.

Partido Comunista de Aragón 31/01/2018

Finalmente el conflicto de Opel se ha saldado con una pérdida de derechos laborales para la plantilla amortiguada por la negociación sindical; una negociación marcada por el chantaje de la empresa que ha imprimido una presión en la negociación que ha sido repetida tanto por el Gobierno de España, como por el Gobierno de Aragón, asumiendo el ultimátum y haciendo suyas las amenazas de un posible cierre de la planta. Ante esta situación lo máximo que se ha logrado en la mesa de negociación ha sido contener la pérdida de derechos, la amenaza y el chantaje ha surtido efecto responsabilizando a la plantilla del futuro de la planta y sus inversiones.

Este ataque a los derechos de las y los trabajadores supondrá un antes y un después para el conjunto de la clase trabajadora aragonesa, por el volumen de puestos directos e indirectos de la planta de Figueruelas, pero también por la referencia que es un fábrica como esta a la hora de negociar convenios. Un ataque que se produce simultáneo a otros ataques como en Megasider, o el alcantarillado de Zaragoza, todos con un denominador común: precarizar las condiciones laborales para engordar los beneficios de las empresas. Estos ataques se producen cuando cumplimos diez años de crisis económica, una crisis de la que llevan 4 años anunciándonos que estamos saliendo, pero que sigue precarizando las condiciones laborales. Una crisis que arrebató a millones de personas el derecho al trabajo, para asumir más tarde a una parte de ellas con peores condiciones laborales, pero ahora precarizan también a aquellas que no perdieron su empleo y mantenían las mejores condiciones laborales. Una estrategia donde el capital se recompone tirando a la baja las condiciones de vida de la clase trabajadora de manera directa.

Esta realidad nos adentra en un escenario donde la pretensión empresarial en toda negociación tenga como base la pérdida de derechos, con un mundo sindical sin músculo de conflicto y con unas administraciones públicas débil con el poderoso, pero implacable con el trabajador y con la trabajadora. Nos encontramos ante una ofensiva de recomposición del Régimen del 78 que trata de normalizar y constitucionalizar la pérdida de derechos de la mayoría social, también en lo laboral.

Ante esta situación el PCE Aragón defiende la posibilidad de otro modelo de sociedad donde los derechos sociales sean efectivos, sin estar condicionada a la lógica del mercado. Un modelo donde el 10% del país no posea más del 50% de la riqueza. Pero para ello esta nueva fase nos demuestra que la simple negociación es insuficiente y que solo desde la presión y el conflicto avanzaremos hacia ella. Por ello el PCE Aragón llama al conjunto de la clase trabajadora de Aragón a organizarse y defender sus derechos, solo desde la lucha será posible.

En esta sección

Ernesto Alba asegura que las movilizaciones del 22 de febrero en defensa de las pensiones serán un éxitoLas kellys, mujeres obreras se organizan contra la explotación y el maltrato laboralPepi García Lupiañez: "La visualización no es suficiente, hay que dar otro paso: la lucha directa contra la explotación"Unai Sordo: "Hay que revertir las reformas laborales y aumentar la presencia de CCOO en los centros de trabajo”Recortes en OPEL, recortes para el conjunto de la Clase Obrera

Del autor/a

La UJCE y el PCE de Aragón ante la manifestación por la supresión del ICARecortes en OPEL, recortes para el conjunto de la Clase ObreraComunicado ante las últimas noticias en OPEL FigueruelasEl PCE Aragón contra los nuevos recortes en sanidad ruralEl PCE en apoyo a las movilizaciones de la plantilla de Telefónica Servicios Audiovisuales (TSA)