IU espera que la investigación de la Comisión Europea sirva para acabar con la manipulación del Gobierno en RTVE

Grupo de Izquierda Unitaria Europea / Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL) 02/04/2018

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, se ha mostrado esperanzada en que la investigación que hará la Comisión Europea sobre los casos de manipulación informativa en RTVE pueda poner fin a estas prácticas impulsadas por el Gobierno del Partido Popular. La comisión de Peticiones (PETI) aceptó como admisible esta mañana la denuncia presentada por el Consejo de Informativos, justo un día después de que se publicara otro informe con 50 nuevos casos de manipulaciones en los espacios informativos de la televisión pública.

“Esperamos que la Comisión Europea haga su trabajo, estudie con detenimiento la denuncia presentada en PETI y que esto sirva para poner fin a las malas prácticas que el Gobierno del PP ha impuesto a los trabajadores de RTVE”, ha dicho Albiol, quien ha reiterado “todo el apoyo de nuestra organización a las y los profesionales de la televisión pública”.

El trámite de la petición no ha sido fácil y “de hecho, ha estado a punto de cerrarse bajo la premisa de que Europa no tiene competencias sobre este tema”. Finalmente, “hemos presionado ya que se están vulnerando derechos fundamentales, como el derecho a la información de todas y todos”. Tras su admisión, se ha pedido un informe tanto a la Comisión Europea como a la comisión de Libertades Civiles, Justicia e Interior de la Eurocámara.

La portavoz de IU ha destacado “la urgencia” de que se estudie lo que está pasando en RTVE y confían en que “esta presión desde Bruselas sirva también para que el Gobierno deje de bloquear los cambios en RTVE ya aprobados por el Congreso de los Diputados”.

Junto con esta petición, también se ha admitido la presentada por el colectivo No Callarem por los ataques que está sufriendo la libertad de expresión en el Estado español. “Es una gran noticia que, después de lo que vimos con la sentencia al rapero Valtonyc, la orden de secuestro del libro Fariña y la censura de una obra de arte en ARCO, la Comisión Europea haya dado luz verde también a investigar las consecuencias nefastas de las leyes mordaza”, ha dicho Albiol. No Callarem es un colectivo que une a distintos organismos, grupos y asociaciones culturales y políticas para luchar contra la censura y presentó su denuncia ante la comisión de Peticiones a raíz de las numerosas causas judiciales abiertas en los últimos meses contra raperos, tuiteros, cómicos y artistas.

Que todos estos casos estén llegando a Bruselas “no es una coincidencia”. “La democracia en el Estado español se está viendo amenazada por las acciones de una nueva inquisición que, amparándose en el Código Penal, persigue, amedrenta y amenaza a cualquier voz disidente”.

IU pide sanciones contra el Estado español por la condena al rapero Valtonyc

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, considera que tras la sentencia contra el rapero Valtonyc la Unión Europea debería actuar contra el Estado español, “como ya ha hecho con otros Estados miembros”, por vulneración de derechos fundamentales. La eurodiputada advierte de que “Bruselas no puede sancionar a unos países por sus legislaciones regresivas y luego escudarse en su supuesta falta de competencias para hacer la vista gorda con otros Estados miembros”, por lo que no tiene dudas de que “se debe accionar el artículo 7 del Tratado de la UE“, que tiene por objeto garantizar que los socios europeos cumplen con los valores de la Unión.

“La libertad de expresión, es un derecho fundamental y sentencia a sentencia, la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo, amparados en el Código Penal y las leyes mordaza del Partido Popular, llevan varios años aplicando correctivos a toda voz que se salga del pensamiento generalizado de amor a la patria y a la bandera que ellos pretenden mantener”, ha dicho Albiol.

Para la eurodiputada de IU, “el simple hecho de que se condene a un rapero a tres años y medio de prisión por las letras de sus canciones” debería hacer saltar una alarma en Bruselas. Pero “tanto como que se condene a tuiteros, o se juzgue a artistas, activistas o cómicos”. Todo ello, señala, “forma parte del sistema que la nueva inquisición ha puesto en marcha para neutralizar cualquier expresión de disidencia” y así tratar de mantener “intactos los pilares del régimen” del 78.

Albiol ha explicado que la activación del artículo 7 del Tratado de la UE “puede conllevar la retirada del voto al Estado español en el Consejo europeo”, es decir “no participar en la toma de decisiones de la UE hasta que se comporte y respete los supuestos valores europeos”. Y eso “incluye la Carta de Derechos Fundamentales” en lo que se refiere, por ejemplo, “a los artículos 10 sobre libertad de pensamiento, 11 sobre libertad de expresión, 13 sobre libertad de las artes y las ciencias, o incluso al 49, que habla de la proporcionalidad de las penas”. La portavoz de IU en Europa ha enviado un email al director de la Agencia Europea de Derechos Fundamentales, Michael O’Flaherty, con la sentencia contra el rapero.

Publicado en el Nº 315 de la edición impresa de Mundo Obrero marzo abril 2018

En esta sección

Con Siria y su pueblo, contra las mentiras de destrucción masiva y los bombardeos estadounidensesEnrique Santiago: “Están provocando que el proceso de paz entre en un callejón sin salida”Encuentro en la ciudad de Lisboa con el Partido Comunista PortuguésImplementación del Acuerdo de La Habana en peligroUna inquieta y temerosa Italia

Del autor/a

IU espera que la investigación de la Comisión Europea sirva para acabar con la manipulación del Gobierno en RTVEMarina Albiol insiste en la necesidad de organizar una misión de investigación del PE sobre el proyecto de Gas Natural en DoñanaMarina Albiol: “Lo que le preocupa a la UE de los migrantes esclavizados en Libia es cómo deportarlos lo antes posible”Paloma López reclama que Marruecos permita a Cruz Roja visitar a los presos de Gdeim Izik y el reagrupamiento de los saharauis detenidosIU pregunta a la UE si está financiando el muro que Turquía ha comenzado a construir en la frontera con Irán