Vuelve Agitación, la revista de la Juventud Comunista

Unión de Juventudes Comunistas de España 10/05/2018

Antes de finalizar la primavera de 2018 la UJCE pretende sacar el primer número de su revista. El proyecto lleva aparcado desde hace unos cuantos años, pero no por falta de ganas si no por haber priorizado el trabajo en los frentes externos, en las movilizaciones, en el movimiento estudiantil, obrero, feminista… dado lo agitados que han sido los últimos años en esta materia.

La revista contará con diversas secciones. El editorial, donde se enfocará un tema de relevancia social o de actualidad mediática. La entrevista donde entrevistaremos a cuadros del PCE que hayan pasado previamente por la UJCE. El reportaje, donde se intentará con un formato periodístico retrasmitir las grandes movilizaciones de nuestro país. Una sección de cultura donde analizaremos los objetos culturales que consumen las jóvenes, desde los más clásicos como el cine o la literatura hasta cuestiones más atrevidas como las series y los videojuegos. Además de contar con secciones concretas para dos de los principales ámbitos donde se desarrolla la vida de las jóvenes en el trabajo y en el centro de estudios. Otra sección de infografía donde a través de gráficos e imágenes demostraremos con datos las grandes problemáticas de la juventud. Y por último retomar la “contraportada contra el olvido”, donde recordaremos a nuestras referentes en un pequeño espacio para la memoria.

Como novedad y con el objetivo de que la revista llegue a todos los puntos del Estado, ésta se imprimirá en bilingüe en aquellos lugares del Estado donde coexisten varias lenguas. El objetivo que nos marcamos es que en cualquier sede del PCE del territorio se pueda conseguir una “Agitación”.

Pero el número en papel no vendrá solo. Ya se están terminando las gestiones para que se pueda abrir el sitio web de la revista que acompañará al papel. La web tendrá mucha más agilidad ya que se publicarán contenidos de manera periódica además de tener otro carácter.

Por el propio formato va a ser algo más ágil que la revista en papel. La idea es realizar análisis culturales, reunir opiniones sobre diferentes temas, experiencias personales en la lucha y otras cuestiones que puedan concienciar. Se entiende esta herramienta como algo paralelo a la acción directa de propaganda, la revista no será el lugar de campañas propias, o comunicados, o crónicas; para eso estará la web oficial. Es una herramienta para generar opinión y debates en aquellos espacios ideológicos-culturales donde no tenemos intervención.

La web también estará dividida en diferentes secciones, algunas fijas y otras que se podrían incluir si se ve la necesidad: estudiantes, movimiento obrero, feminismo, vecinal, cultura y ocio, opinión, videos, radio. En las secciones audiovisuales se intentará incluir programas de radio locales propios de la organización, así como videos y material visual que se realice desde todas las estructuras de la Juventud Comunista. Todo esto por supuesto con un planteamiento gráfico atractivo. Se articulará el correo donde todos los militantes puedan verter sus aportaciones de cualquier carácter, de manera directa sin necesidad de pasar por el colectivo o los comités intermedios. La actualización será periódica, 3 o 4 veces a la semana.

Retomar este proyecto va de la mano de ciertas reflexiones ideológicas que han tenido lugar en el seno de la organización. A continuación, y como adelanto se expone casi íntegramente el artículo que abrirá la revista, escrito por el Secretario General de la UJCE, Xavier García, y el Director de la Revista Agitación, Víctor Benedico.

Extracto del artículo de
presentación de la revista Agitación a cargo de Xavier García y Víctor Benedico


“En los últimos años hemos visto el resurgir de la expresión más clara y política de la lucha de clases: huelgas generales, grandes movilizaciones obreras y cientos de personas unidas parando desahucios. Pero este avance en la movilización y organización popular no ha ido de la mano de un reforzamiento en lo ideológico. De hecho, se puede analizar con la penetración del discurso posmoderno en muchos movimientos sociales o cómo rehúyen del conflicto las principales centrales sindicales, que nuestra visión del mundo no ha avanzado. La derrota de nuestra cosmovisión viene de la mano de la desaparición de la conciencia de clase, que es su rasgo más trágico. La clase social no solo era una “identidad”, tan de moda en el presente, ni siquiera esa era la arista más fuerte de la concepción científica, humanista y en definitiva marxista del mundo. La clase social era y es una forma de explicar la realidad que te rodea y que sigue siendo plenamente válida.

Tras las movilizaciones del periodo 2010-2014, y aunque como comunistas una de nuestras prioridades sigue siendo reabrir el conflicto social, es hora de invertir esfuerzos y recursos organizativos en la batalla ideológica. Entendemos que, en momentos de reflujo, cuando la movilización desciende, es cuando debemos hacer especial hincapié en el análisis reflexivo de la realidad que nos rodea, de cara a sentar las bases para su transformación.

Las y los comunistas todavía padecemos las consecuencias de la contrarrevolución que afectó a los países socialistas del este de Europa hace ya casi 30 años y por eso resulta esencial armarnos del mejor modo para el combate ideológico. Porque tenemos claro que tan importante es estar en las luchas que son las que generan la conciencia desde lo concreto y lo material, como dotar a los sectores más avanzados de estas luchas, a los trabajadores y trabajadoras que van adquiriendo conciencia, de una visión diferente del mundo. Dotar de herramientas que transformen las luchas concretas en una lucha global en contra del sistema capitalista.

Pero, ¿cómo hacerlo? Hay otra característica que usualmente la izquierda ha cometido para proteger su ideología, o sus rasgos ideológicos. La marginalización, que al fin y al cabo no es sólo a lo que te empuja el sistema sino casi un mecanismo de defensa, cristalizada en espacios sociales cómodos, muchas veces alejados de la clase trabajadora real de nuestro país. Esto suele venir acompañado de una superioridad moral: “yo tengo la razón y tú no”, “yo he leído sobre esto y tú no”, o el peor “yo tengo una formación académica y tú no” (también hay clasismo dentro de la izquierda) que generaba ubicar al enemigo ideológico no entre la clase dominante sino en los sectores de las clases populares desclasados. El enemigo no eran los medios de comunicación, la religión o la escuela, esta última incluso muchas veces vista como la salvadora, sino que el enemigo en contra del cual se cohesionaba la izquierda era el pueblo ignorante.

Llega el momento, después de la ofensiva en la calle, de la ofensiva en lo ideológico, de abandonar estos postulados, de mostrar a nuestros hermanos y hermanas de clase cuál es nuestra interpretación del mundo, sin miedos, temores ni clandestinidades autoimpuestas. Consumimos los mismos artefactos culturales que nuestra clase, porque no nos aislamos de ella; nuestro papel pasa por desenmascarar los intereses de clase que se encuentran detrás de estos y potenciar nuestros propios productos culturales con vocación hegemónica y no únicamente como meros elementos de cohesión y folclore interno. Esta última es la principal contradicción en la que nos movemos y debemos ser conscientes: potenciar nuestras propias propuestas culturales a la vez que no nos situamos al margen de la cultura de masas.”

Publicado en el Nº 316 de la edición impresa de Mundo Obrero mayo 2018

En esta sección

La Juventud Comunista condena las declaraciones del fundador de la empresa Glovo que pretende normalizar la precariedad laboralEl movimiento estudiantil feminista continúa en la calle y en las aulasHacia el XIV Congreso de la UJCEVuelve Agitación, la revista de la Juventud ComunistaLas brigadas de la UJCE de solidaridad internacionalista

Del autor/a

La Juventud Comunista condena las declaraciones del fundador de la empresa Glovo que pretende normalizar la precariedad laboralEl movimiento estudiantil feminista continúa en la calle y en las aulasHacia el XIV Congreso de la UJCELas casas de apuestas inundan los barrios obrerosVuelve Agitación, la revista de la Juventud Comunista