Movimiento por la paz: una necesidad para la humanidadEl PCE traslada la propuesta de organizar un amplio y plural movimiento por la paz Willy Meyer: "las políticas de seguridad no pueden servir para generar hambre y desigualdades, elementos de generan inestabilidad e inseguridad".

Mikel Hernández 29/09/2018

En el espacio internacionalista de la Fiesta PCE 2018 se dieron cita en la tarde del sábado 29 de septiembre el eurodiputado Javier Couso, la analista especializada en geopolítica Nazanín Armanian y el eurodiputado de IU en el GUE entre 2004 y 2014 Willy Meyer, para hablar de la necesidad de constitución de un potente movimiento por la paz. Mesa moderada por la Responsable de paz y solidaridad del PCE Remedios García.

En su introducción Remedios García animó a todos lo movimientos y personas a asumir la causa de la defensa de la paz, especialmente se dirigió al movimiento feminista y recordando que históricamente las mujeres siempre han estado en la vanguardia de la lucha por la paz, instó a que la defensa de esta causa sea incorporada a la agenda feminista.

Javier Couso hizo un recorrido veloz, pero preciso y exhaustivo sobre la historia de la OTAN desde su creación, de sus objetivos, de la inclusión de la U.E a esa estrategia belicista subordinada a la política exterior USA, de su papel en la estrategia norteamericana de cercar a Rusia, de la propuesta de creación en Europa de un Schengen militar, del despliegue de fuerzas y acuartelamientos con participación española en las fronteras de Rusia (en Letonia, en Lituania), del incremento del presupuesto militar europeo, de la inclusión de la UE en la OTAN como base de la defensa de la UE. Couso reivindicó la necesidad de un movimiento contra la guerra, resumida en el eslogan ya clásico de "Guerra a la guerra para construir la paz".

La analista Nazanin Armanian por su parte centró su aportación en la necesidad de un movimiento por la paz que trate de frenar las ambiciones imperialistas en Oriente Medio, zona rica en reservas de gas y petróleo, riqueza que explica que las guerras imperialistas hayan arrasado, en las últimas 3 décadas, a 7 países sólo en Oriente Próximo, que han destruido la vida de 100 millones (Irak, Afganistán, etc.), y planean balcanizar nuevos países para reconfigurar el mapa de la región a medida de sus intereses estratégicos.

Armanian explicó que no todas las guerras proceden del imperialismo norteamericano, que también las potencias regionales realizan sus juegos estratégicos y que no siempre el enfoque colonialista de la izquierda europea es correcto, que también hay un protagonismo de las potencias locales en esas guerras regionales, aunque aseveró que la estrategia de ocupación directa de los países estratégicos y no sólo de derrocar a sus gobiernos y reemplazarlos por otros sumisos, es una práctica emprendida por USA después de la caída de la URSS.

Willy Meyer fue el encargado de trasladar al auditorio una propuesta política como Partido para lanzar la idea de organizar y levantar un movimiento por la paz. Recordó históricamente el surgimiento de los partidos comunistas como organizaciones que surgen al calor de su lucha contra la guerra imperialista mundial de 1914-1918. Habló de pasar de emitir comunicados de condena a organizar con otras fuerzas y personas, en una alianza interclasista y plural en lo ideológico, un amplio movimiento por la paz y contra la guerra, con el objetivo de impulsar un debate de Estado sobre qué tipo de política de seguridad y defensa necesitamos y en su caso un nuevo referéndum que apueste por una nueva política de seguridad, la salida de la OTAN y la marcha de todas las bases extranjeras, que desde luego no pueden se políticas de seguridad que creen hambre, desigualdad, que lejos de generar seguridad generan lo contrario, inseguridad.

En esta sección

Las Brigadas Internacionales, un día de octubreRTVE y servicio públicoLa verdad de la guerra8 novelas sobre la TransiciónBertolucci, unas notas en el acordeón

Del autor/a

La información es un derecho, no una mercancíaEl impacto de los tratados de libre comercio en nuestras vidas cotidianasUn impulso movilizadorUna Unión Europea irreformable, hecha a la medida del gran capital Ahed Tamimi, ejemplo de resistencia, orgullo y dignidad