Desde España se consiguió, por primera vez en la historia, detener a un dictador en otro país: PinochetLa Jurisdicción Internacional frente a un Poder Judicial cómplice de la dictadura

Gema Delgado 30/09/2018

“La Jurisdicción Universal es una poderosa arma en manos de los poderes populares, de los pueblos. Y gracias a esa Jurisdicción se pudo detener a Pinochet en Londres hace justo 20 años” contó Enrique Santiago en un coloquio de la Fiesta que llevó por título La lucha internacional por los Derechos Humanos.

En aquella intervención trabajó muy poca gente, entre ellos los abogados Enrique Santiago, Virginia Díaz y Joan Garcés. “Fuimos pocos pero dimos un aldabonazo que hubiera sido imposible sin los compañeros que trabajaban en Argentina y Chile”, recuerda Virginia Díaz, del Foro de Abogados de Izquierda Unida. Luego se lograron los juicios contra los militares de las dictaduras chilena y argentina y no sólo contra la cúpula sino contra la cadena de mando responsable de secuestros, torturas y desapariciones. Igualmente se consiguió juzgar y condenar en España al ex militar argentino Adolfo Scilingo, por un delito de lesa humanidad, a 640 años de prisión.

“Fue nuestra gran aportación. España fuimos la vanguardia hace años, pero a partir de ahí se modificó la ley y se cercenaron las posibilidades de actuar contra otros crímenes en Centroamérica. Hemos retrocedido al siglo XIX y nos han cerrado hasta la posibilidad de juzgar los crímenes del franquismo en nuestro país”, lamentó Virginia Díaz.

El abogado y responsable de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de Chile, Eduardo Contreras hizo hincapié en que con la detención de Pinochet se consiguió que por primera vez en la historia un dictador fuera encarcelado en otro país. También recordó que hoy en Chile hay más de 1.500 expedientes contra militares, más de 450 presos y más de 100 condenados que nunca saldrán de la cárcel. Lamentó que con la llegada de Sebastián Piñera a la presidencia empezaran los decretos de absoluciones.

La responsable de Memoria de Izquierda Unida, Esther López Barceló, habló de la exhumación de los restos del dictador en Cuelgamuros pero fundamentalmente de la Proposición de Ley Integral de Memoria Democrática y de Reconocimiento y Reparación a las Víctimas del Franquismo y la Transición, que ha trabajado Izquierda Unida. Una ley que se debatirá en el Congreso de los Diputados y que está en manos del gobierno del PSOE.

Esther denunció que en este país vivimos en un régimen que niega 40 años de crímenes del franquismo, con lo que sigue negando a las víctimas. “No puede ser que cuando la jueza argentina María Servini que instruye la querella argentina contra los crímenes del franquismo pide la declaración de Martín Villa, el gobierno se lo impida.

Enrique Santiago también criticó la imposibilidad de perseguir los crímenes del franquismo y acusó al poder judicial de ser cómplices de la dictadura. “De los tres poderes del Estado, el Judicial es el que menos se renovó y el que nunca se depuró”.

En esta sección

Las Brigadas Internacionales, un día de octubreRTVE y servicio públicoLa verdad de la guerra8 novelas sobre la TransiciónBertolucci, unas notas en el acordeón

Del autor/a

La cara cruel y sangrienta de la TransiciónErnesto Alba: “Adelante Andalucía será lo que el pueblo andaluz quiera que sea”Geopolítica en Oriente PróximoDe una trifulca en un bar a un acto de terrorismo: el caso Alsasua40 años de impunidad, ya basta