Servilismo bochornoso ante los Estados Unidos de América por parte del Gobierno de España y de la Junta de AndalucíaHuelga indefinida en la Base de Rota: soberanía y derechos laborales Cinco días antes de la huelga llegó un destacamento de militares para sustituir a los huelguistas

Damián García 29/10/2018

El pasado día 3 de octubre los trabajadores del aeropuerto de la Base de Rota iniciaron una huelga indefinida tras meses de conflicto laboral. Este conflicto colectivo se ha caracterizado por la agresión sistemática y la persecución a los trabajadores que exigen que se respeten sus derechos y pretenden alcanzar acuerdos de mejoras en sus condiciones laborales.

Los meses precedentes a la huelga se han saldado con más de 30 despidos, innumerables sanciones disciplinarias, cambios de destino injustificados como represalia a la acción sindical y la reclamación de sus derechos por parte de los trabajadores. Todo ello culminó en una convocatoria de huelga indefinida que, como era de esperar, no ha puesto punto y final a las hostilidades por parte de la empresa que gestiona los servicios aeroportuarios de la Base de Rota y sus asesores jurídicos en España.

El derecho a la huelga es una línea roja

En un país como el nuestro, con unas relaciones laborales completamente desreguladas debido a las últimas reformas laborales, la defensa del derecho a la huelga se hace fundamental en tanto que es la única herramienta que queda a los trabajadores para ejercer presión frente a la cerrazón y el despotismo de las empresas.

En el caso de la Base de Rota, el Gobierno y la Junta de Andalucía se amparan en la “importancia estratégica” del centro de trabajo para restringir de manera vergonzante los derechos de aquellos que están siendo víctimas de la persecución por parte de la empresa, que no duda en usar prácticas mafiosas para acallar las reivindicaciones de los trabajadores.

Es imprescindible poner de manifiesto y denunciar el atentado contra los derechos de los trabajadores que supone que apenas cinco días antes del inicio de la huelga indefinida llegara un destacamento de militares norteamericanos a la Base de Rota para sustituir a los trabajadores en sus funciones durante la huelga. Es una situación escandalosa que EEUU se comporte en España como una potencia colonial, no solo atentando contra nuestra soberanía con sus bases militares y sus tropas en nuestro territorio sino también violando los derechos de los trabajadores e incumpliendo la normativa laboral española con la complicidad humillante del Gobierno español que no se atreve a alzar la voz para defender los derechos fundamentales de sus compatriotas que, para colmo, decreta unos servicios mínimos que establecen una presencia casi máxima para los trabajadores, dejándolos por la vía de los hechos sin posibilidad de ejercer su derecho a la huelga efectiva.

Las actuaciones del Gobierno de España y de la Junta de Andalucía están caracterizándose por un claro ejercicio de servilismo bochornoso ante los Estados Unidos de América.

¿Coincidencia o consecuencia?

No es casual que la empresa gestora de los servicios aeroportuarios de la Base americana de Rota, Louis Berger Aircraft Services, Inc., y responsable de la persecución a los trabajadores esté dirigida en España por el ciudadano norteamericano Mario Reyes. Este oscuro personaje vinculado a distintas “empresas auxiliares” del Estado norteamericano y que ha prestado sus servicios en las embajadas en Kuwait, Colombia, Qatar y Bolivia, aparece relacionado “comercialmente” con importantes traficantes de armas internacionales tal como aparece en un informe de investigación oficial del Ejército norteamericano acerca una operación de venta de fusiles de asalto y ametralladoras a una red de tráfico internacional de armas.

Este es el tipo de personas al que se enfrentan los trabajadores españoles en clara inferioridad por la merma de su derecho a la huelga y ante el abandono manifiesto de las autoridades de nuestro país.

La posición del PCE ante la huelga

A las puertas de la celebración de la Marcha a Rota, el PCA publicó un comunicado de apoyo a los trabajadores en huelga y a sus reivindicaciones, así como de denuncia del desamparo que están sufriendo por parte del Gobierno Central y Autonómico. En este comunicado, además de hacer un llamamiento a los trabajadores de la comarca a apoyar y sumarse a las acciones que se emprendan desde el Comité de Huelga, se exige:

1.- Al Gobierno de España y al Gobierno Andaluz a que convoquen a las autoridades norteamericanas en el marco del “Convenio Bilateral España-EEUU” (convenio que está siendo incumplido de manera sistemática por los norteamericanos entre otras aspectos en el ratio de trabajadores españoles/norteamericanos de la Base) para exigirles el respeto al derecho de huelga, el cumplimiento de la normativa laboral española y el cese de la persecución y las represalias contra los trabajadores, así como a la readmisión de los despedidos.

2.- El abandono de las tropas norteamericanas de nuestro territorio y que la Base de Rota sea ocupada en su totalidad para el uso de nuestras Fuerzas Armadas manteniendo y subrogándose a los trabajadores civiles que actualmente trabajan en esta Base.

Publicado en el Nº 320 de la edición impresa de Mundo Obrero octubre 2018

En esta sección

Alcoa Avilés: el rugir de la clase. Táctica y EstrategiaUn fraude socialHuelga indefinida en la Base de Rota: soberanía y derechos laboralesEL PCE reclama la intervención de los poderes públicos y la movilización popular para frenar la desindustrializaciónALCOA y las prioridades de la izquierda

Del autor/a

Huelga indefinida en la Base de Rota: soberanía y derechos laborales