Por una red estatal de senderos de la memoria democrática

Luis Naranjo 02/11/2018

La Proposición de Ley integral de reconocimiento y reparación a las víctimas del franquismo y la Transición, presentada por el Grupo Parlamentario de Unidos Podemos define los Senderos de Memoria Democrática del Estado español como “el conjunto formado por dos o más Lugares de Memoria Democrática que se encuentren cercanos entre sí, conteniendo el espacio que los une elementos interpretativos significativos en términos de represión y violencia ejercida por el régimen franquista, así como de participación, defensa y lucha a favor de la democracia frente a la intolerancia y la dictadura en el marco temporal de la Segunda República española, la Guerra Civil y la Dictadura franquista”.

Al igual que la ley andaluza de Memoria, el texto fija con precisión el sentido de la puesta en valor de rutas de la memoria: Recuperar para la ciudadanía de modo permanente espacios cargados de significado antifascista, mostrando la violencia sobre las víctimas pero, sobre todo, la capacidad de lucha y resistencia del pueblo organizado como lección y legado para las generaciones actuales y futuras. El territorio como anclaje y catalizador de actos y hechos de resistencia antifascista, ésta es la memoria revolucionaria que nos interesa.

Con este objetivo se celebró el pasado sábado 28 de septiembre, en el marco de la fiesta del PCE, una mesa redonda que contó con la presencia de representantes de la Asociación Jarama, la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales, el y el Foro por la Memoria de Córdoba. Se presentaron ante más de cien personas los rasgos y las iniciativas de puesta en valor de tres senderos que pueden representar para el conjunto del Estado la voluntad de lucha sostenida a lo largo de la guerra y durante la dictadura. La batalla del Jarama, en los días centrales de febrero del 37, mostró ante el mundo la voluntad de hierro de una República que no se rinde, apoyada por el mayor movimiento solidario popular que se haya dado nunca en un conflicto armado: las Brigadas Internacionales. Si desde el punto de vista táctico la batalla acabó en tablas a pesar de la superioridad armamentística del enemigo, fue una victoria estratégica al evitar el corte de la carretera Madrid-Valencia perseguido por las tropas rebeldes, lo que hubiera supuesto el aislamiento de la capital del Estado de la zona levantina, vital para el mantenimiento del esfuerzo de guerra.

Coincidiendo con los inicios de la batalla del Jarama, del 7 al 12 de febrero se produce la huida masiva de la población malagueña junto con miles de refugiados de las provincias limítrofes hacia Almería. En estos días tiene lugar la mayor matanza de civiles de toda la guerra de España por parte de la aviación y la armada franquista e italiana. Este éxodo fue en sí mismo un gesto de lucidez y de resistencia. Para recordarlo, junto con la memoria de los crímenes de guerra y contra la humanidad perpetrados por el fascismo se ha articulado un potente y hermoso recorrido memorialista que sigue los pasos de los inermes hombres y mujeres ametrallados y bombardeados. En un paso más para consolidar y poner en valor este Sendero de la Memoria se presentó en el acto el Club Senderista que, cada vez con más fuerza, se encarga de difundir y organizar las sucesivas etapas que avanzan por la carretera de la muerte desde Málaga hasta Almería. Por último, desde el Foro por la Memoria de Córdoba se dio información sobre el Lugar y Sendero de la Memoria que concluye en el barranco donde la guardia civil dio muerte al Estado Mayor de la Tercera Agrupación Guerrillera de Sierra Morena y narra en diferentes paneles y atriles la relación de la guerrilla antifranquista con los habitantes y el territorio serrano.

Lo más importante de la jornada memorialista ocurrió tras finalizar las intervenciones. Los representantes de las diferentes asociaciones participantes, junto con miembros del Partido encargados de organizar el acto y responsables en diferentes órganos de la lucha memorialista acordaron la creación de una coordinadora estatal de Senderos de Memoria Democrática, con el objetivo de crear una red que conecte, difunda y refuerce la información y las iniciativas de los diferentes senderos, incluyendo la potenciación de actos reivindicativos pero también las visitas y el turismo cultural desde una perspectiva crítica y concienciadora.

Consolidar y avanzar en esta propuesta hasta convertirla en una realidad que integre los muchos recorridos memorialistas existentes pero apenas conocidos (campos de concentración, batallas, lucha guerrillera, fosas, penales…) es una tarea difícil pero necesaria en la que los hombres y mujeres del Partido debemos implicarnos como una forma eficaz de ejercer el derecho a la Verdad, dirigido a la mayoría de la población.

Publicado en el Nº 320 de la edición impresa de Mundo Obrero octubre 2018

En esta sección

Angelines Díaz: "A los del Tribunal Supremo se les ha visto el plumero"Por una red estatal de senderos de la memoria democráticaXXXII Marcha a Rota: Ayer y hoy, OTAN NO, Bases fueraConvocada huelga feminista para el 8 de marzo de 2019El procurador de IU-Equo lleva a las Cortes de Castilla y León las reivindicaciones de Parados en Movimiento

Del autor/a

Por una red estatal de senderos de la memoria democráticaEl Barranco de la HuesaUna Ley de Memoria para la ruptura democrática9 lecturas republicanasEl crimen de la carretera de Málaga a Almería