XXXII Marcha a Rota: Ayer y hoy, OTAN NO, Bases fuera

Rocío Sáez Guerrero. Redacción Cádiz 30/10/2018

El 7 de octubre se celebró la tradicional Marcha a Rota, una movilización que con más de 30 años a sus espaldas sigue mostrando el rechazo a la base naval norteamericana asentada en la localidad gaditana y a la OTAN en su conjunto. La Marcha anual está organizada por la Plataforma Andaluza contra las Bases Militares y la Guerra, en la que participa activamente el Partido Comunista de Andalucía, junto a otros agentes sociales como la Asociación Pro Derechos Humanos o Ecologistas en Acción.

La movilización salió de la localidad de El Puerto de Santa María, y finalizó en la puerta de la Base. Para el cortejo del PCA y la UJCE, en el que estuvo presente su Secretario General, Ernesto Alba, y la Secretaria Provincial, Natalia Robles, acudieron no sólo camaradas de los núcleos de Cádiz sino también del resto de provincias andaluzas.

El lema de esta edición fue ‘Andalucía tierra de paz y de acogida’, el cual recoge perfectamente el sentimiento que nos guía para participar cada año en una cita que busca la reconversión de la base militar en una base para la paz, para el voluntariado, para la ayuda humanitaria y no para contribuir desde nuestra tierra a las misiones de guerra del Imperialismo. Guerras que socaban la soberanía de los pueblos, crean destrucción y provocan dolor, pero que además, ponen a Andalucía, y en concreto a la provincia de Cádiz, en la diana ante posibles ataques.

En este sentido, desde el PCA consideramos que el mensaje de paz que se pretende transmitir desde la Marcha está ahora más vigente que nunca, con la deriva de un gobierno norteamericano aún más agresivo y poco respetuoso con las minorías y con la presencia de conflictos en la provincia como el del propio aeropuerto de la Base militar, en el que se vuelve a demostrar la prepotencia norteamericana y el ninguneo a los derechos laborales de la legislación española.

----

Manifiesto de la XXXII Marcha a Rota

“Venimos a levantar estas alambradas y a derribar estos muros del horror; venimos a proponer un futuro donde toda la inversión económica y humana que sostiene este monumento a la muerte se ponga al servicio del desarrollo y de la paz.

Ha sido un año duro en el que las guerras como la de Siria, Yemen, Sudán del Sur y República Centroafricana, han causado miles de víctimas, y la huida de sus hogares de millones de familias. Las grandes potencias económicas con su ambición y los grandes beneficios del negocio de las armas generan un desesperado y masivo movimiento de población que huye de los conflictos y cruza el Mediterráneo buscando refugio. […]

Por eso hemos vuelto hoy a las puertas de esta base militar de Rota para reclamar el derecho de las andaluzas y los andaluces a vivir en paz, a construir una Andalucía que sea tierra de acogida de las personas que hoy necesitan de nuestra solidaridad, una Andalucía sin alambradas, sin racismo y sin bases militares; una Andalucía con empleo de calidad, con una industria que construya futuro y una clase trabajadora que no se vea forzada a mitigar su justa hambre de pan, techo y dignidad a base de masacrar a otros pueblos hermanos.”

Publicado en el Nº 320 de la edición impresa de Mundo Obrero octubre 2018

En esta sección

Angelines Díaz: "A los del Tribunal Supremo se les ha visto el plumero"Por una red estatal de senderos de la memoria democráticaXXXII Marcha a Rota: Ayer y hoy, OTAN NO, Bases fueraConvocada huelga feminista para el 8 de marzo de 2019El procurador de IU-Equo lleva a las Cortes de Castilla y León las reivindicaciones de Parados en Movimiento

Del autor/a

XXXII Marcha a Rota: Ayer y hoy, OTAN NO, Bases fuera