Película: ´Todos lo saben', de Asghar FarhadiTodos lo saben Mucho más grande que otras más famosas y más premiadas

Jack el Decorador 17/12/2018

Título: Todos lo saben
Director: Asghar Farhadi
Duración: 132 min.
Nacionalidad: España
Ficha artística: Penélope Cruz, Javier Bardem, Ricardo Darín, Eduard Fernández, Inma Cuesta.

Todas las familias tienen secretos y en todas partes cuecen habas. Esos dos mantras, repetidos hasta la extenuación en los bares y otros liceos de la sabiduría popular del país, constituyen el punto de partida de Todos lo saben, la última película del celebradísimo director iraní Asghar Farhadi, que viaja a España, a la España profunda y desesperanzada, para diseccionar con bisturí afilado las miserias de una familia normal; una familia como cualquier otra, como la suya o la mía, y, por lo tanto, repleta de secretos y claroscuros.

El punto de partida es tan sencillo como eficaz: una boda familiar que convoca reencuentros, sonrisas y alegrías más o menos fingidas. Sonrisas aderezadas con algunas copas de más, con bailes y parranda y con flirteos nuevos y antiguos.

Todo parece irrevocablemente encaminado hacia el final feliz y resacoso de las bodas que salen bien. Sin embargo (para eso está el cine, la narrativa…), la cosa se trunca por un suceso inesperado y trágico: el secuestro de la joven de la familia.

A partir de ahí se abre el melón de las heridas familiares. Explotan las desconfianzas, regresan los monstruos del pasado, las mentiras que sostienen cualquier entramado social (y el de la familia como expresión máxima) y sin las cuales todo se derrumba, todo se muestra con la desnudez de la verdad, que en muchas ocasiones se ha ignorado deliberadamente. Todos lo saben pero todos fingen no saberlo.

Farhadi mantiene el pulso dramático casi toda la película. Un arranque potente que presenta un racimo de personajes bien diferenciados. Después, el giro ya expuesto que detona la película y la entrega a las fauces de un guión bastante medido y equilibrado que desbroza las subtramas con acierto, descansando el peso dramático sobre personajes bien armados y con fondo.

El pero como casi siempre llega en el meollo de la historia. El ritmo, hasta entonces impecablemente trenzado, desciende vertiginosamente al adentrarse en el terreno folletinesco que supone la subtrama que protagonizan Javier Bardem, Penélope Cruz y Ricardo Darín. Quizá al director y guionista le entusiasme esta subtrama, pero no tiene mayor interés, para qué engañarnos. Más bien es un pestiño, un folletín decimonónico que gira en torno al desvelamiento de un secreto previsible y poco relevante, por ser generoso.

A pesar del bache (no precisamente menor), la película remonta y acaba con un final demoledor, brutal, en el que nada cambia pero nada sigue igual.

El diálogo entre Elvira Mínguez y Eduard Fernández, inteligentemente silenciado por el director, pone el broche a un retrato valiente y sincero sobre la familia y los precarios hilos que la sostienen. La sangre, parece querer decirnos Farhadi, es un vínculo débil y nimio comparado con las mentiras aprehendidas por la convivencia, la connivencia y la conveniencia, que parecen la misma palabra pero no lo son.

En resumen, Todos lo saben es una historia recomendable, bien rodada y eficaz, con grandes aciertos y algún que otro error de bulto. El director combina una puesta en escena sobria y concisa sobre un guión irregular pero valiente; todo ello marinado con una fotografía naturalista y un reparto de lujo en el que destacan, por nombre, los oscarizados Bardem y Penélope Cruz, además del todoterreno Ricardo Darín.

Al margen de nombres y etiquetas, entre todos ellos emergen las figuras de dos actores de esos que suelen acompañar a los grandes figurones pero que les arrasan con su sombra prolongada y aplastante. Hablo de Eduard Fernández y de una inconmensurable Elvira Mínguez que, cuando aparece en pantalla, eclipsa al resto y se come el plano sin concesiones. No se la pierdan. Es una gigante de la escena. Mucho más grande que otras más famosas y más premiadas… y eso todos lo saben, aunque nadie lo diga nunca.

Publicado en el Nº 320 de la edición impresa de Mundo Obrero octubre 2018

En esta sección

"Fake news" y pensamiento únicoFacu Díaz: “Me asalta la duda de si contribuimos a resaltar la crítica o a frivolizar cosas que son serias y graves”Karl Liebknecht y Rosa Luxemburg: la revolución espartaquistaNuestros canales de televisiónOperación genovés

Del autor/a

Todos lo saben