Tras las elecciones al Parlamento AndaluzReflexión serena, máxima unidad y tolerancia cero frente al fascismo El PCE lanza un proceso de reflexión tras el resultado de las Elecciones andaluzas que culminará con la aprobación por parte del Comité Central de un plan de acción para el próximo semestre.

Mundo Obrero Redacción 21/12/2018

La dirección central del Partido Comunista de España (PCE) está realizando un proceso de valoración de la coyuntura política inaugurada tras las elecciones andaluza, que concluirá en la reunión del Comité Central del 12 de enero, si bien el Partido hizo públicas unas primeras reacciones durante la misma noche electoral.
El comunicado realizó un llamado a “la unidad de las fuerzas demócratas” y a mantener una actitud de “tolerancia cero ante el fascismo sin complejos”, que en palabras de Enrique Santiago está representado por “Ortega Smith diciendo en La Sexta que nos fusilaron por amor, pero también por Pablo Casado pidiendo ilegalizarnos y Rivera diciendo que en las dictaduras hay cierto orden”.

El mismo señaló que “Adelante Andalucía no ha obtenido el resultado que buscábamos”, al haber obtenido 17 escaños, por debajo de los 20 que sumaban IU y PODEMOS en la anterior legislatura, perdiendo más de 300 mil votos que según los primeros análisis fueron en su mayor parte a la abstención. Si bien cabe señalar que de esos 17, hay 5 que corresponden a IU, siendo 4 de ellos militantes del PCE, Antonio Maíllo por Sevilla, Guzmán Ahumada por Málaga, Ana Naranjo por Córdoba y Jesús “Chus” Fernández por Granada.

En ese primer análisis, el PCE se hizo eco además de la “caída histórica” del PSOE de Susana Díaz, responsable de la convocatoria anticipada de elecciones, fruto de cálculos tacticistas demostradamente erróneos. Para el PCE, la pérdida de más 400 mil votos y de 14 escaños por parte del PSOE que hace más que posible la llegada de un tripartito de derechas a San Telmo y que en parte ha provocado la fuerte entrada del partido de extrema-derecha y franquista VOX es fruto de “sus mentiras y servilismo a los de siempre, banqueros y ricos, que ha desencantado a miles de sus votantes, cayendo muchos de ellos en la propaganda para acabar apoyando a estos nuevos fascistas”.

En este sentido, el comunicado señalaba la responsabilidad de los medios de comunicación ante esta situación: “les han dado cancha a los fascistas. Hay que recordar que no es demócrata quien no es antifascista”, con especial referencia a la televisión La Sexta.

Además el Partido lanzó un primer llamamiento a la unidad del conjunto de las fuerzas políticas, sociales y sindicales demócratas ante el auge de la extrema derecha, entendiendo que el resultado de las elecciones andaluzas “debe servir de alerta” para el ciclo que proseguirá con las elecciones municipales, europeas y también autonómicas en todas las comunidades autónomas, salvo en las nacionalidades históricas.

Posteriormente el Secretariado Central, cuya convocatoria fue ampliada a cuadros con tareas en las áreas de análisis y estudio, de comunicación y con responsabilidades en Izquierda Unida entre ellos su coordinador general, Alberto Garzón, realizó una primera valoración. También participó, Ernesto Alba, secretario general del PCA y coordinador de la campaña de Adelante Andalucía, que trasladó la primera valoración de las Elecciones realizadas por la comisión política de nuestra organización andaluza el mismo 3 de diciembre.

Primeras conclusiones del debate del secretariado del PCE

El debate de la dirección del PCE sobre la coyuntura surgida del 2D que comenzó con la reunión del Secretariado central ampliado, continuará con la reunión del 3 de enero que servirá para preparar las propuestas que someterá a debate y votación en la reunión del Comité Central del día 12 de enero.

De forma preliminar, según ha podido conocer Mundo Obrero, la posición de futuro del PCE pivotará sobre tres ejes ante el ascenso del fascismo representado por VOX y la radicalización de estas posiciones en el PP y Ciudadanos: defender unas instituciones soberanas capaces de poner en marcha políticas en favor de la clase trabajadora y de la mayoría de la sociedad, defender las libertades públicas y la democracia, defender un modelo de estado plurinacional y republicano.

En este sentido, la reflexión del secretariado del PCE considera que la única forma de parar el auge de la extrema derecha y la complicidad y permisividad de los partidos de derecha con la anterior, es poner fin a las políticas neoliberales que tanto daño y empobrecimiento ha causado a la clase trabajadora y a todo el pueblo en general, así como acabar con la renuncia al ejercicio de su soberanía política por parte de las instituciones.

Además el plan de acción para el segundo semestre del curso y que tendrá como uno de sus hitos principales, si no el máximo, el de las elecciones municipales, europeas y autonómicas en todas las comunidades que no son nacionalidad histórica, y que toman aún más importancia a la vista del resultado de las elecciones andaluzas.

En este sentido, el Secretariado situó la importancia del calendario de movilizaciones que ya ha sido acordado por diversos espacios unitarios y que se desplegará en la antesala del 26M, aún con posibilidad de convertirse en un “superdomingo electoral” si el PSOE decidiera anticipar las elecciones generales y hacerlas coincidir, algo imprevisible dada la volatilidad y oportunismo permanente del gobierno del Pedro Sánchez.

Por un lado, el espacio que convocó la manifestación del 27O, ya bautizado como “Caminando” ha lanzado una convocatoria para la realización de acciones reivindicativas el próximo 23 de febrero, en las que están llamados a participar todos los sectores en lucha y especialmente el movimiento feminista que estará ya inmerso en la preparación de la jornada de huelga general del 8 de marzo, movilización que puede ser todo un contragolpe al ascenso fascista y machista si logra repetir el éxito de la experiencia de 2018.

Posteriormente el 6 de abril, Caminando convoca a una gran manifestación en Madrid que tendrá entre sus motivaciones la lucha por la recuperación de derechos y la distribución de riquezas, de forma general la defensa de que no hay democracia política sin democracia social y económica.

Por otro lado, afrontaremos el 14 de abril, en el que está prevista la convocatoria de manifestaciones por la III República en todas las capitales de provincia tras el llamamiento realizado por el Encuentro Estatal por la República del pasado noviembre. El 1 de mayo, que salvo imprevistos será el último acto de movilización popular antes del 26M, será el día en el que el movimiento sindical y de clase tomará la palabra ante la compleja situación política.

Buena campaña, resultado decepcionante, escenario preocupante

Según los primeros análisis, Adelante Andalucía logró aumentar su apoyo durante la campaña. A falta de conocer la encuesta post-electoral del CIS que permitirá conocer con mayor exactitud qué movimientos hubo el 2D. “Podría haber sido peor sin la campaña electoral que hemos hecho. Partíamos de un nivel de voto más bajo, por debajo del 15%, la campaña ha conseguido movilizar a parte de nuestro electorado”, comenta Jaime Aja, responsable de Análisis y Debates del PCE.

Antes de conocer los resultados, Mundo Obrero habló con Pedro Ortega, responsable de Comunicación del PCA y codirector de la comunicación de Adelante Andalucía junto con su par de Podemos, Esperanza Fernández. Nos confirma lo que ha podido ver, o mejor dicho no ver todo el mundo. “No hemos tenido ningún agujero, ninguna situación de crisis a lo largo de la campaña, cuando era muy fácil liarla estando bajo el foco y con un equipo formado por dos organizaciones. Le ha pasado a todo el mundo menos a nosotros”.

En cada nivel y faceta del trabajo, la responsabilidad fue compartida entre IU y PODEMOS, con gran protagonismo de cuadros del PCA y de Anticapitalista, respectivamente. Así lo explicó para MO Esperanza Fernández, veterana militante del movimiento estudiantil sevillano, y co-coordinadora de la comunicación de la campaña: “esto no es solo cosa de la campaña, los equipos llevamos muchos meses de trabajo conjunto, poco a poco, incluso antes de la campaña de Unidos Podemos con el trabajo en el Parlamento. Ha permitido tener un equipo consolidado, recogiendo las experiencias previas de todos en una síntesis superadora”.

Y así fue: una campaña ascendente, con actos rebosantes y un buen posicionamiento en redes y en medios de comunicación, pero que no evitó que 300 mil personas que en 2015 votaron a Podemos o a IU se quedarán en su mayoría en casa.

Será ya en 2019 cuando se conozca el desenlace de la aventura por ahora suicida de Susana Díaz. El contador de los dos meses para elegir Presidente o Presidenta de Andalucía se pondrá en marcha a partir de la constitución del Parlamento andaluz que tendrá lugar el día 27 de diciembre, abriendo la XI Legislatura.

Publicado en el Nº 322 de la edición impresa de Mundo Obrero dic 2018 - ene 2019

En esta sección

Plantar cara a una Europa que estallaReflexión serena, máxima unidad y tolerancia cero frente al fascismoLa Constitución de 1978, en perspectiva históricaHacia el proceso constituyente feministaCargados de razones

Del autor/a

Entrevista a Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual de Cuba y diputada cubanaEl juez Marchena será el encargado de decidir si el Supremo admite a trámite la #QuerellaBorbónReflexión serena, máxima unidad y tolerancia cero frente al fascismoReferéndum en las calles y universidades: ¿República o Monarquía?Venezuela: intervención a la carta o experimento fallido del imperio