El conflicto de los bomberosHéroes, pero también trabajadores y trabajadoras con derechos La política de recorte y de no inversión pone en peligro las vidas y la salud de las bomberas y bomberos ante la falta de medios, adoptando riesgos que podrían evitarse.

Damián García 27/11/2018

La lucha de los bomberos de los distintos servicios públicos (SPEIS, forestales …) se manifiesta en las calles de Madrid ante la mirada incrédula de los viandantes. Sin duda no existe un oficio más respetado y con mejor imagen entre los ciudadanos, un oficio teñido de compromiso y en muchas ocasiones de heroicidad. Tras esta imagen cierta que se proyecta, lamentablemente se oculta una lucha constante en defensa de sus derechos y condiciones de trabajo: salud laboral, enfermedades profesionales, privatización de servicios, incumplimiento de convenios, problemas salariales, plantillas y medios insuficientes y un largo etcétera de reivindicaciones del colectivo.

Lo que para el resto de la clase trabajadora es algo normal en nuestros centros de trabajo, la lucha por el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), por evaluaciones de riesgos adecuadas y acordes a la realidad del trabajo que desarrollamos y tener todos los medios necesarios para poder desarrollar nuestro trabajo en condiciones óptimas de seguridad y garantías para nuestra salud, en el caso del colectivo de bomberos de nuestro país se está convirtiendo en un escollo en el que tienen que enfrentarse a unas competencias diseminadas entre las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos y a las intenciones de colectivos y Administraciones por convertirlos en una “excepción” en el cumplimiento de la LPRL.

Estos atajos para convertir el trabajo de las bomberas y bomberos de nuestro país en una excepción dentro de la LPRL ocultan tras de sí el incumplimiento generalizado por parte de la patronal (en su mayoría Administraciones Públicas) de esta norma legal que protege la salud de los trabajadores y el temor por parte de dichas Administraciones a las responsabilidades penales que pueden derivarse de su falta de actuación en materia de prevención de riesgos laborales.

Los recortes matan

“La situación del colectivo de bomberos en cuanto a prevención de riesgos laborales es tercermundista”, así lo expresaba José María Monzón, portavoz de la Coordinadora Estatal de Bomberos de CCOO, en una entrevista dada a la publicación especializada PorExperiencia. Contraviniendo la LPRL (31/1995), la Directiva Comunitaria 89/391 y diversas sentencias del Alto Tribunal Europeo que indican que la Directiva de Prevención de Riesgos Laborales es de total aplicación al colectivo de bomberos, las Administraciones han emprendido un camino en el que en lugar de invertir en prevención de riesgos y en cumplir las normativas, pretenden crear una ley específica que saque a bomberas y bomberos del marco de la LPRL y así dar cobertura legal a los recortes que han venido realizando a lo largo de años en un servicio esencial para la población.

Esta política de recorte y de no inversión no solo ocasiona la desprotección de los ciudadanos que reciben un servicio en condiciones deficientes y de baja calidad, sino que además pone en peligro las vidas y la salud de las bomberas y bomberos ante la falta de medios y pretender suplir esta carencia en situaciones de emergencia adoptando riesgos que podrían evitarse mediante la dotación presupuestaria y de medios adecuada por parte de la patronal.

Las bomberas y bomberos son la máxima expresión del servicio público

El apoyo a las reivindicaciones de las bomberas y bomberos de nuestro país se basa en su carácter de trabajadoras y trabajadores en lucha por sus derechos y también por representar una de las imágenes más claras de lo que es un servicio público en el sentido más amplio. No sólo nos estamos refiriendo a los trabajadores de los SPEIS de los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas, hay que hacer mención expresa a los bomberos Forestales, aeroportuarios, industriales, … Es imprescindible recorrer el camino de la unidad y de apoyo mutuo en las diferentes luchas que mantiene abiertas este colectivo profesional en sus diferentes modalidades.

------

Las movilizaciones

Desde el PCE mostramos nuestro total apoyo a las justas reivindicaciones de los bomberos y bomberas de nuestro país en tanto que:

• Apoyamos la exigencia de una Ley Marco Estatal consensuada que dé certidumbre al colectivo de bomberas y bomberos.

• Implantación y cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, así como de todas las medidas adicionales destinadas a la protección de los trabajadores expuestos a químicos, tóxicos y cancerígenos.

• Regulación de las condiciones laborales y profesionales de los diferentes cuerpos de bomberas y bomberos Forestales.

• Actuación del Gobierno Central para paralizar el proceso de privatización o subcontratación de los Servicios de Bomberos de las Administraciones Públicas, así como la reversión de los servicios ya privatizados.

• Este servicio debe ser prestado en condiciones óptimas de calidad y derechos laborales y, a la luz de su naturaleza, debe ser prestado por funcionarios/as de carrera.

Publicado en el Nº 321 de la edición impresa de Mundo Obrero noviembre 2018

En esta sección

AlcoaUnidad sindical en la huelga del Metal en Bizkaia en defensa de su convenioIVECO, un nuevo “caso” de la alianza criminal entre patriarcado y capitalEn defensa del olivar tradicionalLa pesca, la industria local y la soberanía alimentaria frente al monocultivo del turismo

Del autor/a

La pesca, la industria local y la soberanía alimentaria frente al monocultivo del turismoEn 'DIA' no sobra nadieLa victoria de los trabajadores de Coca Cola es el triunfo de toda la Clase ObreraAlcoa: nuevo chantaje de las multinacionales al Estado y a la clase trabajadoraHéroes, pero también trabajadores y trabajadoras con derechos